Las 10 demandas más locas

No creo que ningún trabajo pueda compararse al de una compañía de seguros, con todo  ese montón de reclamaciones, clausulas aburridas que hay que recordar y todo eso aderezado con una montaña de papeles. Sin embargo, hay veces que estas empresas se enfrentan a situaciones hilarantes, a veces las situaciones se tornan graciosas aunque no del todo para los trabajadores de seguros. La locura de estas demandas presentadas por las personas, dan a las empresas en que trabajar con el fin de llenar los vacíos legales y evitar que vivales hagan dinero extra con su propia estupidez y trucos desagradables.

10. Tropezar con un niño.

bebé corriendo

Kathleen Robertson de Austin, Texas, de hecho ganó el caso y el jurado le concedió 80,000 dólares, que por supuesto estaba conformado por sus compañeros y amigos, por tropezarse con un niño y romperse un tobillo, el niño estaba corriendo dentro de una tienda de muebles. Los dueños de la tienda quedaron desconcertados cuando escucharon el veredicto final. Eso es comprensible sobre todo porqué el niño corriendo era el hijo de Robertson. Tal vez la tienda ahora tenga que colocar un estante donde los clientes deban “encargar” a sus pequeños.

9. Robo de vecinos.

brazo roto

¿Cómo trabaja el sistema de justicia de Los Ángeles, California? No tenemos ni idea. Carl Truman, de 19 años, demando 74,000 dólares más gastos médicos cuando su vecino pasó por encima de su mano con un Honda Accord. Al parecer, Truman no se dio cuenta del auto en movimiento ni notó el movimiento de las ruedas porque estaba demasiado ocupado tratando de robar los tapones de las llantas de su vecino.

8. Incluso los ladrones reciben su recompensa.

puerta garage

Terrence Dickson, de Bristol, Pennsylvania, había robado una casa y se disponía a escapar por el garaje. Por desgracia para Dickson, el abrepuerta automático de la casa necesitaba ser reparado y por lo tanto Dickson no podía escapar según lo previsto. Peor aún fue el hecho de que no podía volver a entrar en la casa porque Dickson cerró la puerta que conecta el garaje de la casa. Es probable que los dueños de la casa se hayan ido de vacaciones por Dickson se quedó en el garaje durante ocho días, con tan solo un poco de Pepsi y un enorme saco de comida para perros. Tan pronto como salió, Dickson demandó a la compañía de seguros del dueño de la casa alegando angustia mental excesiva. Sorprendentemente, el jurado estuvo de acuerdo con Dickson y la compañía de seguros tuvo que pagar 500,000 dólares.

 

7. Se tiene lo que se merece.

beagle

El caso de este tipo en realidad ganó el 4º lugar en los Stella’s Awards. Jerry Williams, de Little Rock, Arkansas, recibió $ 14,500 dólares, más los gastos médicos luego de ser mordido en el culo por el Beagle de su vecino de al lado. A pesar de que el Beagle se encontraba encadenado en el “jardín vallado” de su propietario, Williams presentó la demanda, pero no obtuvo todo lo que deseaba por razones obvias. El jurado supo que el Beagle con anterioridad intentó morder Williams en el trasero debido a que Williams había subido encima de la valla en el patio de su vecino y en repetidas ocasiones le disparó al perro con una escopeta de perdigones.

6. Llorando por una bebida derramada.

resbalon

Amber Carson de Lancaster, Pennsylvania, recibió $ 113,500 dólares del restaurante según las órdenes del jurado debido a que Carson se resbaló sobre una bebida derramada en el piso del restaurante y se rompió el coxis. El restaurante se sorprendió por el veredicto, porque la misma señora Carson había lanzado la bebida a su novio 30 segundos antes durante una discusión. ¿Qué pasó con las personas que son responsables de sus propias acciones?

5. Pague con sus dientes.

baño mujeres

Kara Walton de Claymont, Delaware, demandó a un propietario de un club nocturno de una ciudad cercana después de que se cayó de la ventana del baño al suelo, rompiendo sus dos dientes delanteros. Me pregunto cual sería el argumento del jurado para decidir en contra del dueño del club, porque la señora Walton intentaba colarse al exterior, a través de la ventana del baño de damas para evitar pagar una cuenta de $ 3.50. El jurado dio el veredicto de que el club nocturno pagara 12,000 dólares más los gastos dentales.

4. Control de velocidad VS clientes tontos.

Winnebago

La señora Merv Grazinski de Oklahoma City, Oklahoma, adquirió una nueva casa rodante Winnebago de 32 pies. Sin embargo, en su primer viaje a casa, desde un juego de fútbol de la Universidad de Oklahoma, se dispuso a activar el control de crucero a 70 millas por hora en la autopista, dejando el asiento del conductor para ir a la parte posterior de la Winnebago y prepararse un sándwich. ¡Sorpresa!, la casa rodante se fue a la izquierda de la autopista, se estrelló y volcó. Como era de esperar, la señora Grazinski demandó a Winnebago por no darle esta útil información en el manual del propietario. Naturalmente, el jurado de Oklahoma le otorgó $ 1,750,000 dólares y una casa rodante nueva. Para evitar nuevos enfrentamientos con esos clientes locos, Winnebago cambió sus manuales.

 

3. Si caes, la ciudad paga.

casa vieja

Mientras iba de compras en Reeds Spring, Missouri, Sally Stewart, tropezó con un bache.  Ella no tomó muy bien el accidente y demandó al acogedor pueblo, que en consecuencia se declaró en quiebra, ya que no tenía dinero suficiente para pagar la demanda.

2. Nos burlamos de las compañías de seguros.

demanda balanza justicia

Un abogado de Charlotte, Carolina del Norte, compró una caja de cigarros muy caros y raros, seguidamente los aseguró contra accidentes que incluyeron el fuego. En sólo un mes, el abogado había fumado su totalidad de cigarros. Sin ni siquiera haber pagado su primer pago a la aseguradora, presentó una reclamación ante su compañía de seguros.

Pleitos de la demanda:

Su demanda afirmaba que todo el stock de cigarros se había perdido “en una serie de pequeños incendios.”, la compañía de seguros al ver la estafa se negó a pagar, por razones obvias – El hombre había consumido los cigarros de la manera normal. Ante la negativa, el abogado demandó a la compañía de seguros y sorprendentemente ganó la demanda. Mientras el juez que emitió el veredicto final estuvo de acuerdo con la compañía de seguros en que la reclamación era frívola, también dijo que el abogado sostenía una política de la empresa donde estaba justificado, los cigarros, como asegurables, lo que garantizaba que iban a estar asegurados contra incendio, sin que ello significara “fuego inaceptable”, y por lo tanto estaban obligados a pagar el reclamo. La compañía de seguros no quiso soportar un proceso de apelación largo y costoso, así que aceptó el fallo y pagó 15,000 dólares al abogado por sus cigarros raros perdidos en una “serie de pequeños incendios.”

Sin embargo, tan pronto como el abogado cobró el cheque de la reclamación, la compañía de seguros lo arrestó por 24 cargos de incendio provocado. La propia declaración del abogado del caso anterior fue utilizada en su contra. El abogado fue condenado por quemar intencionalmente su propiedad asegurada y fue sentenciado a 24 meses en la cárcel con una multa de $ 24.000 dólares.

1. Café vs McDonald

cafe mcdonals

McDonalds podría haber ya estableció un récord con todas las demandas presentadas contra ellos, pero ninguna demanda puede ser tan loca como la presentada en 1992 por una mujer que en aquel entonces tenia 79 años, Liebeck Stella. Liebeck presentó la demanda afirmando que el café de McDonald se le había derramado mientras trataba de sacar la tapa para poner la crema y el azúcar, mientras estaba sentada en el asiento del copiloto del coche de su nieto. Ella recibió quemaduras de tercer grado por encima del 6 por ciento de su cuerpo, lo que resultó en una hospitalización de 8 días y tratamientos de desbridamiento.

El café de McDonalds.

Liebeck más tarde trató de resolver su reclamo de $ 20,000 dólares, pero McDonalds se negó el caso llegó a la corte, donde se mostró que alrededor de 700 personas habían presentado demandas en contra de McDonalds por quemarse con el café. El jurado otorgó a Liebeck diez veces más de lo que pidió, $ 200,000 dólares como indemnización compensatoria, pero la cantidad se redujo a $ 160,000. El jurado también otorgó a Liebeck $ 2.7 millones en daños punitivos, una cantidad igual a dos días de venta de café de McDonals. Las dos partes resolvieron sus diferencias fuera de la corte.

Curiosidades, Especiales

Artículos Relacionados

  • melamame May 30, 2012

    A LA GAVER!!
    En una ocasion iba cruzando la calle en una ciudad fronteriza en estados unidos.
    Iba por el cruce peatonal, y un conductor que iba hablando por celular, no hizo su alto antes del cruce, dandome un golpe con su carro. La verdad no me dolio mucho, pero si me saco un pedo. El bato se detuvo y me pregunto si estaba bien, le dije que si. Y el sonrio con alivio y se fue en chinga.

    Creo que perdi mi gran oportunidad 🙁

    • PkmnTrainer May 30, 2012

      De hecho si, eso es muy común por aca en la frontera. Pero hay que saber donde y cuando: hace años cuando el pasaporte era el de librito, alguien me platicó que en una ocasión al cruzar la garita el guardia lo mandó a revisión secundaria, ya ahí estacionado esperando la inspección de repente un auto golpeó levemente a una señora que iba caminando, la cual al sentir el impacto se dejó caer “retorciendoze” de dolor según ella, en eso se le acerca una guardia de migración (al parecer para auxiliarla), y con la doña en el suelo le arrebata de la mano el pasaporte y que se lo parte en dos, y le dijo algo así como “ESTO ES PARA QUE NO LO VUELVAS A HACER!!!!!!!!!”. :S

  • Lector May 30, 2012

    A que los gringos y sus demandas raras, solo en EUA se ve eso 🙂

  • alberto ramirez May 30, 2012

    una vez corrí con un carrito de supermercado hacia una pared del edificio me estrelle, no había ninguna advertencia de que los carritos no podían travesar las paredes, quiero mis $200,000 ahora.

  • Daniel Pacheco May 30, 2012

    JAjajajajajaja, la 2 es una mamada

  • martin May 30, 2012

    En la de Mcdonalds no *, las quemaduras de tercer grado son las que queman hasta abajo del tejido subcutaneo y llegan a musculo, se ven negras porque se carboniza la herida, y no duelen porque se queman los nervios. Digo, yo se que la comida rapida no es nada nutritiva, pero no sabia que era radioactiva.

  • nervebatle May 30, 2012

    yeeeeeeeeiiii que cagado

  • manano May 30, 2012

    Y falta agregar la de la mama de Paulette, por mas de 500 millones de pesos por perder su estilo de vida por culpa del poder judicial del Edo. Mexico

  • Ricardo Salinas Pliego May 31, 2012

    Si así fuera la justicia en México Carlos Slim ya se hubiera dado un tiro

    • Skull11 Jun 14, 2012

      Y muchísimos otros

  • jiddu Abr 23, 2013

    Si así fuera en México el instituto mexicano del seguro social, simplemente no existiría…

  • Namien May 1, 2014

    La del café está justificada, porque la temperatura a la que se preparaba esa bebida era tan alta que resultaba un peligro a la salud. Y de hecho, sí llegó a ser quemadura de tercer grado, fue por eso que se estableció la demanda y se exigió que se bajara la temperatura del café vendido por la franquicia.

    Es cosa de ver las fotos del caso.

  • Audrey May 7, 2015

    Falto la viejita que demandó al fabricante porque en el instructivo de su microondas no decía que no debía utilizarse para secar a las mascotas, entonces ella metió a su perro después de bañarlo…

  • Javier Ene 27, 2016

    Me hizo reir la del abogado que se quiso pasar de listo con lo de los cigarritos ¡Y qué le aplican una probada de sus propias triquiñuelas! Si así les hicieran en este país a todos los leguleyos… desaparece el oficio.

Formulario de comentarios

Send this to friend