El Internet comercial más rápido del mundo

Una compañía japonesa lanza una conexión de banda ancha doméstica de 2 Gbps.

Muro Internet

La operadora So-net Entertainment, que pertenece al grupo Sony, lanzó el pasado lunes en Japón un servicio llamado el “Internet residencial más rápido del mundo“, con una velocidad de 2 Gbps (gigabits por segundo).

El servicio de Internet llamado Nuro tiene como público objetivo a los usuarios domésticos y pequeñas empresas en Tokio y seis ciudades cercanas. La velocidad máxima de descarga es de 2 Gbps mientras que de subida ofrece nada menos que 1 Gbps.

Pero disfrutar de la enorme velocidad de Nuro tiene un precio, se tiene que pagar una suma de ¥ 52,500 (EE.UU. $ 524) como cuota de instalación y firmar un contrato de fidelidad durante dos años. En ese tiempo el usuario sólo pagará ¥ 4,980 (aproximadamente EE.UU. $ 50) por mes. El servicio incluye el alquiler de los equipos utilizados en la conversión de Internet de fibra óptica al de banda ancha, llamados ONU (abreviatura en inglés de Unidad de Red Optica).

La mayoría de los usuarios actuales probablemente no serán capaz de disfrutar de toda la velocidad de descarga que ofrece Nuro. Esto es porque la mayoría de los adaptadores de red utilizados en ordenadores personales no admiten esta velocidad – hasta máximo 1 Gbps.

Para efectos de comparación, basta con saber que en julio del año pasado, Google lanzó un servicio similar en los EE.UU., pero con velocidades de hasta 1 Gbps. Los planes del llamado Google Fiber van de los USD $ 70 a los USD $ 120 mensuales (que incluye Internet y televisión de alta definición).

El gobierno japonés ha ofrecido incentivos a las empresas que abastecen a Internet principalmente para instalaciones realizadas por la fibra óptica, ya que son más eficientes y ocupan menos espacio, por lo que los precios son mucho más baratos y las velocidades han aumentado mucho.

Así que si vives en Japón y deseas una conexión súper rápida es mejor correr. Pues el sitio de So-net ha advertido:  (Oferta de campaña por tempo limitado)

Creo que mis nietos, algún día, disfrutaran de estas velocidades en mis triste y demacrado país.

10 Reacciones

Hacer comentario

Send this to friend