Ingrediente en la aspirina bloquea la muerte celular en Alzheimer y Parkinson

El resultado de un reciente estudio apunta a que un compuesto de la aspirina se une a la enzima GAPDH para frenar la muerte celular acumulativa característica de una serie de enfermedades neurodegenerativas, entre las que se incluyen la enfermedad de Alzheimer y el mal de Parkinson, así como la enfermedad de Huntington.

aspirina efervescente

Esta noticia aparece unos meses después que el mismo equipo descubriera que el ingrediente de la aspirina – ácido salicílico – ataca a un gen que codifica proteína llamado HMGB1 que se ha asociado con una serie de enfermedades como el lupus, artritis, sepsis, y diferentes tipos de cáncer. En otras palabras, el analgésico más popular del mundo aparentemente también ofrece todo tipo de nuevos tratamientos que combaten los peores efectos de la inflamación y el estrés oxidativo.

Un mejor entendimiento de la forma en que el ácido salicílico y sus derivados regulan las actividades de GAPDH y HMGB1, aunado al descubrimiento de derivados naturales y sintéticos mucho más potentes del ácido salicílico, parece muy prometedor para el desarrollo de nuevos tratamientos a base de esta sustancia contra una amplia variedad de enfermedades prevalentes y devastadoras”, declaró Daniel Klessig de la Universidad Cornell, el líder de la investigación.

Se sabía que el Gliceraldehído-3-fosfato deshidrogenasa (GAPDH) es el principal responsable de la forma en que el organismos metaboliza la glucosa, pero Klessig y su equipo descubrieron que también tiene otra serie de funciones dentro de la célula. Klessig ha pasado años observando la forma en que el ácido salicílico – el ingrediente activo de la aspirina – regula el sistema inmunológico en las plantas, pero decidió llevar sus pruebas a un grupo de proteínas humanas para ver de qué forma responderían.

Los investigadores encontraron que cuando las neuronas pasan por estrés oxidativo – cuando el equilibrio entre la producción de especies reactivas del oxígeno (radicales libres) y las defensas antioxidantes se sale de control – el GAPDH se mueve dentro del núcleo para incrementar el recambio proteico, y esto eventualmente lleva a la muerte de la célula.

Pero cuando probaron los efectos del ácido salicílico en el GAPDH, notaron que ambos se mantenían juntos. Esto significa que el GAPDH quedaba imposibilitado para atravesar el núcleo de las neuronas.

Siempre se pensó que la enzima GAPDH funcionaba exclusivamente en la metabolización de la glucosa, pero ahora sabemos que participa en la señalización intracelular”, dijo Solomon Snyder, un miembro del equipo de la Universidad Johns Hopkins. “El nuevo estudio establece que el GAPDH es un objetivo para los medicamentos de salicilato como la aspirina, y por lo tanto pueden resultar relevantes en acciones terapéuticas”.

El equipo avanza con su investigación sobre el potencial del ácido salicílico como un tratamiento de amplio espectro. Dicen que un derivado del ácido salicílico que puede extraerse de una variedad de la planta del regaliz chino tanto como una versión sintética parecen unirse más estrechamente al GAPDH que la versión pura, de modo que en este aspecto se centrarán sus acciones en el futuro.

Los resultados del estudio fueron publicados en PLOS

Medicina

Artículos Relacionados

  • Marco Dic 2, 2015

    El ácido de la aspirina no es salicílico, sino acetilsalicílico.

  • fzuntsu Dic 4, 2015

    muy buen resumen

Formulario de comentarios

Send this to friend