Graham Bell vs Meucci, ¿quién inventó el teléfono?

En determinado momento Antonio Meucci acusó a Alexander Graham Bell de haber robado su invento: el teléfono. ¿Quién realmente fue el primer inventor de este dispositivo? Bell fue el primero en patentar el teléfono, y su compañía la primera en proporcionar servicios telefónicos en el mercado. Sin embargo, entre acaloradas discusiones las personas afirman que otros inventores merecen el crédito.

Alexander Graham Bell fotografia a color

Alexander Graham Bell, recreación a color.

Otro ejemplo es Elisha Gray, que estuvo a punto de patentar el teléfono antes que Graham Bell. Pero la lista no termina aquí, hay muchos otros inventores que se adjudican la invención del sistema telefónico entre los que se incluyen Innocenzo Manzetti, Edward Farrar, Johann Philipp Reis, Charles Bourseul, Amos Dolbear, Daniel Drawbaugh, Sylvanus Cushman y James McDonough.

Elisha Gray presenta su advertencia para patentar el telefono, 1876

Elisha Gray presenta su advertencia para patentar el teléfono, 1876.

 

Antonio Meucci y la “advertencia” sobre la patente del teléfono.

En diciembre de 1871 Antonio Meucci entregó una advertencia de patente para el teléfono. Las advertencias de patente (en inglés, “patent caveats”), de acuerdo con la ley, “son una descripción de la invención que se busca patentar, entregada en la oficina de patentes antes de recibir la concesión de patente como tal, misma que funciona como una barrera ante problemas en los que cualquier otra persona reclama la misma invención”. Las advertencias tenían fecha de caducidad de un año y eran renovables. En la actualidad ya no se emiten más.

Antonio Meucci

Antonio Meucci

Las advertencias de patente eran mucho más económicas que una solicitud de patente integral y requerían una descripción mucho menos detallada de la invención.

La Oficina de Patentes de los Estados Unidos tomaba nota de la materia descrita en la advertencia y la conservaba en confidencialidad. Si en el transcurso de ese año otro inventor solicitaba la aplicación de patente para una invención similar, la Oficina de Patentes notificaba al poseedor de la advertencia, que contaba con un plazo de 3 meses para hacer llegar una solicitud formal.

Antonio Meucci no renovó su patente a partir de 1874, y la patente le fue entregada a Alexander Graham Bell en marzo de 1876.

patente telefono de graham bell

Impresiones de la documentación para la patente proporcionada por Graham Bell.

Debe quedar claro que una advertencia no garantizaba la concesión de patente sobre la invención, mucho menos el alcance de la misma. A Antonio Meucci se le concedieron 14 patentes por otras invenciones, lo que inevitablemente nos lleva a preguntarnos porqué Meucci no realizó una solicitud formal de patente para su teléfono, pues se le concedieron patentes en 1872, 1873, 1875 y 1876.

 

Haciendo justicia a Meucci.

El autor Tom Farley escribió: “como Gray, Meucci aseguraba que Bell le había robado las ideas. Para ser correctos, Bell tuvo que haber falsificado cada nota y letra que escribió sobre cómo llegó a sus conclusiones. No es suficiente con robar, debes proporcionar una historia falsa sobre el camino recorrido para llegar al descubrimiento. Se debe falsificar cada fase a lo largo de la invención. Nada en los escritos de Bell, carácter y vida antes de 1876 sugiere que lo hizo, de hecho, en las más de 600 demandas que se vio involucrado, ninguna le dio el crédito por inventar el teléfono”.

Alexander Graham Bell hablando por telefono

Alexander Graham Bell poniendo a prueba “su invento”.

En 2002, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la Resolución 269, “Sense of the House Honoring the Life and Achievements of 19th Century Italian-American Inventor Antonio Meucci”. El congresista Vito Fosella, que promovió la resolución, declaró ante los medios de comunicación: “Antonio Meucci fue un visionario cuyo enorme talento lo condujo a la invención del teléfono, Meucci inició sus trabajos sobre la invención a mediados de la década de 1880, refinando y perfeccionando el teléfono durante las varias décadas que vivió en Staten Island”.

 

¿Pruebas suficientes para condenar a Bell?

Sin embargo, para muchos resulta complicado dar por sentado que esta resolución, con un título tan rebuscado, sea evidencia de que Antonio Meucci fue el primer inventor del teléfono o de que Bell robó el diseño de Meucci sin darle crédito.

¿Desde cuando los políticos se convirtieron en historiadores (sí, es verdad que algunos historiadores han sido políticos y viceversa, pero este no fue el caso)? Los problemas entre Meucci y Bell se encaminaron a un juicio, pero el juicio nunca tuvo lugar, por lo que desconocemos la resolución a la que se habría llegado.

el primer telefono de graham bell

Una replica del primer modelo de Bell.

Antonio Meucci fue un inventor consumado que merece todo el reconocimiento y respeto. Fue capaz de patentar otras invenciones. Personalmente me incluyo entre el grupo de personas que cree que diversos inventores trabajaron de forma independiente en el teléfono, y que Alexander Graham Bell, aunque no lo inventó, fue el primero en patentarlo y el más exitoso llevándolo al mercado; sin embargo, todos los puntos de vista son respetables.

 

La resolución Meucci.

El siguiente es un extracto, sin el argot legal, sobre la resolución antes mencionada (H.Res.269). Puede leerse una vez versión integral del documento en el sitio del congreso.

Emigró a Nueva York desde Cuba y trabajó en la creación de un proyecto electrónico de comunicaciones que tituló “teletrofono” que vinculaba diferentes habitaciones y pisos de su casa en Staten Island.

Pero agotó sus ahorros y no pudo comercializar su invención, “aunque demostró su invención en 1860 y publicó una descripción sobre la misma en un periódico escrito en italiano que circulaba en Nueva York”.

“Antonio Meucci jamás entendió lo suficiente el inglés para sortear la compleja comunidad de empresarios estadounidenses. Fue incapaz de reunir fondos suficientes para pagar su proceso de adjudicación de patente, por lo que optó por una advertencia, un documento renovable de un año que impedía la patente por la invención, entregada por primera vez el 28 de diciembre de 1871. Meucci supo después que el laboratorio Western Union donde era afiliado reportó la pérdida de los modelos sobre los que estaba trabajando, y Meucci, que en ese punto vivía de la asistencia pública, fue incapaz de renovar la advertencia después de 1874”.

 

El juicio que nunca fue.

“En marzo de 1876, Alexander Graham Bell, que llevaba a cabo sus experimentos en el mismo laboratorio donde habían sido almacenados los materiales de Meucci, recibió la concesión de patente y el subsecuente crédito por la invención del teléfono. El 13 de enero de 1887, el gobierno de los Estados Unidos estaba dispuesto a anular la patente de Bell debido a la acusación de fraude y malinterpretación, un caso que la Suprema Corte consideró viable y envió a juicio.

Antonio Meucci padre del telefono monumento

Antonio Meucci es hoy reconocido como “el padre del teléfono”.

Meucci murió en octubre de 1889, la patente de Bell expiraba en enero de 1893, y el caso se desestimó dado que ya no había nadie interesado en revelar al verdadero inventor del teléfono y la patente estaba a punto de expirar. Después de todo, si Meucci hubiera sido capaz de pagar la cuota de US$ 10 por mantener la advertencia después de 1874, la patente no habría sido entregada a Bell”.

Especiales
  • Tunde Teclas Jul 26, 2017

    Ahora sí se la rifó investigando el Hery… nomás le faltaron las referencias.

  • Inculto Jul 26, 2017

    Esos gringos son re-ratas, Thomas Edison tambien robó varios inevtos y los patento a su nombre

    • Inculto Jul 26, 2017

      *inventos

    • José John Jul 27, 2017

      En estos tiempos está muy de moda pegarle a Edison por su relación con Tesla, nunca nadie ha dicho que sea el gran inventor que se alega en el inconsciente colectivo, era un empresario y un inventor que tenia muchos recursos para poder experimentar. Por lo que es más famoso , por la bombilla, se dice que la inventó y de ahí se agarran para denostar; era bien conocida la bombilla en esos tiempos, lo que no se había logrado era que durara mucho prendido el filamento, Edison lo logró despues de mucho experimentar, no la inventó.
      También se tiene una visión paranormal de Tesla, si fue un genio, de los mayores de la humanidad, nuca ha estado en el olvido o eclipsado, su trabajo siempre ha sido reconocido, hemos usado el radio, los motores electricos, las bobinas y todo lo que desarolló desde sus tiempos, una unidad magnética del sistema internacional se llama Tesla (T). Pero también era un excentrico que vivió hasta la cuasilocura por su situación, de esta etapa es que se toma todo lo paranormal, ni modo, parece que la genialidad siempre viene acompañada de locura, no dejemos que su memoria siga secuestrada por charlatanes.

Formulario de comentarios