“Estrella de la muerte” es vista destruyendo un planeta

Un grupo de científicos del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian observó algo sin precedentes en la historia de esta disciplina: un planeta rocoso, como la Tierra, siendo desintegrado por una estrella enana blanca. El objeto se sitúa a unos 570 años luz de la Tierra, en la constelación Virgo.

destruccion planeta rocoso

Ilustración por Mark A. Garlick

El evento fue observado en el observatorio espacial Kepler K2, de la NASA. La misión está encargada de monitorear las sombras resultantes de las colisiones entre un cuerpo celeste y una estrella.

Según los datos arrojados por el Kepler, la luminosidad mostró un descenso regular cada 4.5 horas, situando al planeta en una órbita descrita por los aproximadamente 850 mil kilómetros de distancia de la estrella. Esto significa que la separación entre los dos cuerpos celestes es de casi dos veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

Esta es la primera vez que se tiene la oportunidad de ver a un objeto planetario transitando una estrella enana blanca. “Es algo que nadie jamás había visto antes”, declara Andrew Vanderburg, el representante del estudio, en un comunicado. “Somos testigos de la destrucción de un sistema solar”.

Vanderburg también hace observaciones adicionales con otros dos telescopios terrestres, el MMT y el Minerva. Al cruzar los datos obtenidos, el científico descubrió evidencia de material extra orbitando entre 4.5 y 5 horas.

Además, descubrió que el impacto oscureció la estrella en un 40% y que el rastro del objeto posee el mismo patrón que un cometa. Por eso, ambas particularidades sugieren la presencia de una nube de contaminación en torno al fragmento.

Según los científicos, la cantidad de polvo es tan grande que posee la masa de Ceres, Un planeta enano del tamaño aproximado del estado de Texas, en los Estados Unidos.

 

Teoría de la contaminación.

El descubrimiento viene a confirmar la teoría sobre el origen de la contaminación por metales de las enanas blancas. Por lo general, cuando una estrella alcanza el final de su vida, se hace aún más grande y roja. El núcleo caliente que resta pasa a llamarse enana blanca y está compuesto de carbono, oxigeno, hidrogeno y helio.

Sin embargo, los astrónomos descubrieron que no siempre una enana blanca se encuentra compuesta de estos elementos. De hecho, algunas de ellas muestran la presencia de metales pesados, como el hierro y el silicio.

Para los científicos esto resulta particularmente extraño, pues la gravedad en una enana blanca es tan fuerte, que casi siempre termina sumergiendo estos elementos. “Es como en la extracción del oro. El material pesado se deposita en el fondo donde no podemos verlo”, dice John Johnson, un colaborador del estudio.

Debido a este descubrimiento, los teóricos deducen que las enanas blancas pueden contaminarse, pues consumen asteroides y planetas rocosos. Pero la evidencia por ahora no es concluyente. “Por ahora tenemos una relación clara entre la contaminación de una enana blanca y la destrucción de planetas rocosos”, dice Vanderburg.

Los astrónomos aún no saben cómo surgieron estos objetos rocosos. Pero, afirman que los planetas de este tipo y bajo estas condiciones no duran mucho tiempo, debido al intenso calor presente en la enana blanca.

Astronomía

Artículos Relacionados

  • master chief Oct 26, 2015

    estos temas son por lo que vengo a esta pagina

  • Chavo Loco Oct 27, 2015

    Destrucción del planeta Veyita

    • Arekezu Oct 29, 2015

      jajajajjajajajaja no tienes madre, muy coment

Formulario de comentarios

Send this to friend