El observador – Creepypasta

La cosa más aterradora que he experimentado me sucedió hace un par de meses. Estaba despierto hasta muy noche navegando en Facebook cuando recibí una extraña solicitud de amistad de una cuenta desconocida. No conocía en absoluto a la persona pero acepté la invitación cortésmente, ya que casi siempre acepto cualquier solicitud que se me atraviesa. El nombre en el perfil era Izan Galder pero tenía mis dudas sobre si era su nombre real.

el observador creepypasta

En fin, al día siguiente olvidé todo sobre aquella extraña petición. Pero cuando entré a Facebook otra vez esa noche tenía un mensaje de Izan. En la pantalla podía leerse: “Oye Gade. ¿Tuviste un buen día?

Dado que ni siquiera lo conocía, el mensaje me pareció un poco extraño pero imaginé que solo trataba de ser amigable. Así que respondí con un “Sí, tuve un excelente día”. Y después de eso agregué “odio tener que preguntarlo pero, ¿te conozco de algún lado?”.

Paso un momento y recibí una respuesta “Te vi hoy, en el parque. Te gusta mucho ese lugar, ¿verdad? Vas allí cada Lunes, Miércoles y Viernes…

¿Cómo pudo saber eso? Empecé a sentirme un poco aterrado, en retrospectiva debí mandar al diablo el sitio, pero como soy un idiota me quedé allí esperando a ver si recibía otros mensajes.

Por supuesto, un nuevo mensaje saltó en la pantalla. “No me ignores Gadel Anoar Zafra”. En este punto ya estaba completamente aterrorizado, difícilmente alguien conocía mi primer nombre, incluso mis mejores amigos, y siempre me han dicho Gade desde que tengo memoria. No uso mi primer nombre completo ni mi segundo nombre en el perfil de Facebook por lo que era imposible que lo supiera por este medio. Después de algunos segundos recibí otro mensaje “Puedo verte, Gade. Sé que me estás ignorando”.

En esos momentos estaba consumido en el miedo, intentando razonar toda la situación. Honestamente estaba muy asustado como para mover algún músculo hasta que dos mensajes nuevos aparecieron. “Estás en casa solo, Gade, todo está solo” seguido de mi maldita dirección completa. La peor parte es que tenía razón, papá y mamá habían salido aquella noche, dejándome solo en casa.

Finalmente tomé el valor para escribir “¿Cómo sabes eso?” La respuesta que recibí me derrumbó.

“Viéndote por la ventana Gade”

“¡Viéndote por la ventana Gade!”

“¡VIÉNDOTE POR LA VENTANA GADE!”

Los mensajes parecían cada vez más frenéticos. Y como si esto no fuera suficiente pude escuchar unos golpecitos en la ventana de mi dormitorio, y pude ver una figura oscura situada justo al borde de mi visión periférica. El último mensaje que recibí antes de salir corriendo de allí decía: “¡MÍRAME!”.

Llamé a la policía y estaban aquí pasados seis minutos. Sin embargo, para esos momentos, quien sea que haya estado allí ya había sacado una distancia considerable de ventaja. Nunca atraparon al perpetrador y no investigamos mucho después del episodio.

Antes de que el perfil fuera dado de baja eché un buen vistazo y encontré un montón de fotos muy personales tomadas sin mi conocimiento, entre ellas una foto mía mientras dormía en mi habitación. Desde entonces duermo con las persianas bien cerradas.

Creepypasta

Artículos Relacionados

  • taty Jul 2, 2015

    Muy buena la historia , saludos .

  • loco Jul 2, 2015

    La falto sangre…

  • Drun Jul 2, 2015

    Lo bueno q su baño no tenia ventana, si no, hasta le dice que comió en el día. jajajajaja

  • Alex Jul 2, 2015

    a mí no me gusto :/ muy simple…

    • Erika Jul 2, 2015

      Opino igual que tu, cada vez son mas cortas y parecidas, ahora todos los espectros usan FB

  • Izan Galder Jul 2, 2015

    te estoy viendo!
    te estoy viendo!
    te estoy viendo!
    te estoy viendo!
    te estoy viendo!
    te estoy viendo!

  • yanimeacuerdo Jul 2, 2015

    de hueva le doy un 4 solo perdida de tiempo chafa la historia, esto solo espantaria a un niño rata si acaso

    • Niño Rata Ago 25, 2016

      A mi no me asustó.

  • israel Jul 3, 2015

    seguro?. voltea hacia atras de ti mismo, TE ESTOY VIENDO!.

Formulario de comentarios

Send this to friend