Barco es encontrado con la momia de un aventurero desparecido en 2009

La historia náutica está llena de eventos misterios y en ocasiones inexplicables, especialmente en lo que respecta a la desaparición de embarcaciones y su tripulación. En Marcianos ya hemos abordado este tipo de temas, por ejemplo en la historia de los misteriosos barcos fantasmas cargados de cadáveres en Japón y su supuesta actividad paranormal o los misteriosos acontecimientos que tuvieron lugar en un faro de las Islas Flannan, solo por mencionar algunos. Hoy conoceremos brevemente una de estas interesantes y macabras historias.

barobo momia altamar (3)

Tras casi siete años en alta mar, el cadáver del hombre se había momificado de forma natural.

Todo en la localidad de Barobo, un municipio ubicado en el extremo oeste de Filipinas, pintaba para ser un día rutinario de pesca, pero el pasado 26 de febrero apareció un barco a la deriva a unos 65 kilómetros de la costa del lugar. Al abordar la embarcación abandonada para inspeccionarla, los pescadores locales quedaron helados con lo que encontraron en el interior. Inclinado sobre una mesa, dirigido a un aparato de radiocomunicación, se encontraba el cuerpo momificado de un hombre.

barobo momia altamar (1)

La embarcación fue recuperada por pescadores de la localidad.

Rápidamente llamaron a la policía y, después de ponerse en contacto con las guardias costeras de diversos países de Asia y de Europa, se constató que el cadáver momificado respondía al nombre de Manfred Fritz Bajorat, un aventurero originario de Alemania. El último contacto del hombre con el centro de comando de navegación se hizo en el 2009, en el litoral de Mallorca, en España. Desde ese último lugar donde Bajorat hizo contacto hasta las aguas donde fue encontrado su barco a la deriva hay una separación de casi 12 mil kilómetros y un lapso de casi siete años.

Un legista declaró al periódico alemán Bild, que de acuerdo con la posición del cuerpo, probablemente Bajorat estaba pidiendo ayuda vía radio después de sufrir un ataque repentino, como por ejemplo un paro cardiaco. Según la versión de este experto, los vientos secos y la atmósfera salada de altamar ayudaron en la preservación del cuerpo.

barobo momia altamar (2)

El barco donde vivió sus aventuras también se convirtió en su tumba en los últimos seis años.

La próxima vez que veas un barco danzando al ritmo de las olas, recuerda que en su interior podría estar su tripulación descansando… en paz.

Enigmas y misterios

Artículos Relacionados

  • Tibu Sanchez Mar 10, 2016

    Pobre hombre, lo bueno que ya se resolvió su caso y los familiares y amigos van a poder descansar sabiendo lo que realmente ocurrió con él.

  • WARTURTLE Mar 10, 2016

    Funeral Vikingo a la vista

  • katanicus Mar 15, 2016

    marinero que se fue a la mari mari mar :V

Formulario de comentarios

Send this to friend