9 raros comportamientos humanos explicados por la ciencia

Todos somos extraños en diferente medida, es imposible de negar. Incluso podemos mantenernos dentro de cierto “estándar de normalidad”, pero todo mundo hace algunas cosas extrañas de vez en cuando. El motivo de esto es muy sencillo: somos seres humanos, y los humanos son raros. ¿Quieres unos ejemplos? Las personas tienen crisis de risa en momentos terriblemente inapropiados. La gente tiene ganas de morder y apretar cosas lindas. Las personas tienen fascinación por los psicópatas (tanto, que series como Dexter y películas como Hannibal nos embrutecen). Pero todos esos comportamientos que nos resultan extraños tienen una explicación científica.

nina llorando

 

1 – Evitar cambiar el rollo de papel higiénico cuando se termina.

Yo sé que alguna vez utilizaste el último tramo de papel y no cambiaste el rollo – incluso a sabiendas de que eso tomaría, como mucho, 30 segundos de tu precioso tiempo. La razón de que esto suceda es que cambiar el rollo de papel higiénico no supone ninguna recompensa inmediata, según los investigadores Edward Deci y Richard Ryan, de la Universidad Rochester, en Nueva York.

papel higienico

Según la investigación de estos sujetos, para que las personas se sientan motivadas a hacer algo, la tarea tiene que satisfacer tres necesidades psicológicas: competencia, autonomía y correlación. La tarea debe ser lo suficientemente desafiante como para que nos sintamos muy competentes cuando logremos finalizarla, debe proporcionarnos una sensación de que tenemos control sobre la situación y que estamos mejorando nuestra relación con las personas de nuestro entorno. Excluyendo esa última parte – e incluso así, dependiendo de qué tan exigentes sean las personas con las que vives –, cambiar el rollo de papel no supone absolutamente nada de eso… pero vale la pena luchar contra esta tendencia y cambiarlo por el simple hecho de ser una persona agradable.

 

2 – Las ganas de morder cosas lindas.

Si los bebés entendieran todo lo que hablan los adultos, su primera reacción sería aislarse completamente en un lugar seguro para mantenerse lejos de las amenazas de “me dan ganas morder esos cachetes tan lindos”, o “voy a apachurrar tanto a esa hermosura que le van a quedar moretones”. Lo mismo aplica para los bebés de cualquier otra especie. La ciencia sostiene dos hipótesis para esta reacción tan extraña.

bebe

La primera de ellas dice que las redes de sensación de placer se cruzan en nuestro cerebro. Cuando vemos una cosa linda, el cerebro libera un descarga de dopamina similar a cuando degustamos algo terriblemente delicioso. Por eso, cuando vemos a un bebé, nuestra cabeza hace un mini corto circuito y nos dan ganas de morderlo (bueno, no a todo mundo). La otra hipótesis tiene que ver con nuestro antepasado prehistórico. Jugar a las mordidas es un hábito muy común entre los mamíferos (quien ha tenido perros y gatos sabe de lo que hablo). Entonces, este juego es una forma de estrechar lazos sociales. Esto parece explicar nuestras ganas ridículas de morder las cosas con las que tenemos lazos afectivos.

 

3 – Reír en situaciones inapropiadas.

Cierta vez, cuando todavía era un adolescente, mi madre me armó un escándalo monumental porque habían llegado visitas y mi cuarto parecía una Zona cero. Gritaba, lanzaba golpeas al aire y preguntaba si creía justo que ella se hubiera pasado toda la mañana en la cocina mientras yo ni siquiera pude arreglar mi cuarto. Y… bueno, comencé a reírme. Y lo hice sin control, a carcajadas. Esto hizo que mi señora madre entrara en fase 4 de enojo pues creyó que era una burla.

arnie riendo

Bueno, según la ciencia, mi pobre yo adolescente se encontraba bajo un estrés emocional enorme, y mi organismo empleó la risa para liberar un poco de toda esa tensión. También cuando las personas no logran contener la risa al ver a alguien caer, probablemente sean nuestros instintos actuando de nuevo. Es una manera de informar a nuestra tribu que, pese a que está avergonzada, la persona no se lastimó demasiado y todo está bien.

 

4 – Fascinación por los psicópatas.

Si no tuviéramos esa adoración por los psicópatas, películas como El silencio de los inocentes, Psycho o No Country for Old Men (que según una encuesta presenta al psicópata más realista del cine) no tendrían el éxito del que gozan. Algunas teorías explican ese gusto por la mente criminal: la primera de ellas defiende que, conociendo más sobre los psicópatas, salimos de nuestra propia conciencia y entramos en la mente de alguien que solo piensa en sí mismo.

psicopata

El psicólogo forense J. Reid Meloy afirma que, en la sociedad, el psicópata es un tipo de depredador. Saber de su existencia nos conecta con nuestros instintos de caza. Una última teoría, que proviene del psiquiatra Ron Schouten, asegura que nuestro encanto por los psicópatas es similar a nuestra atracción por las películas de terror o por las montañas rusas: a veces, simplemente nos gusta arriesgarnos por unos sustos que liberan una súper descarga de neurotransmisores y que terminan provocando una sensación de placer.

 

5 – Fingir que sabemos sobre algo.

emast

El tema en esa mesa del bar (de físicos) es el entrelazamiento de partículas. Posees una ignorancia total sobre el tema, pero vas hasta allá, haciendo cara de experto en el tema y fingiendo que no das tu opinión para que los demás no pierdan la gracia. Según el investigador David Dunning, de la Universidad Cornell, cuando la mayoría de las personas no sabe sobre un tema empieza a producir un conocimiento falso. Cuando alguien nos pregunta si sabemos algo, nuestro cerebro inmediatamente comienza a inferir, concluir e incluso inventar explicaciones y teorías sobre el tema.

 

6 – Llorar.

llorando

Pese a que es común, el llanto es un comportamiento extraño. Piénsalo bien: puede suceder por qué estás muy triste, muy feliz, muy preocupado, lleno de ira, muy estresado, muy emocionado… es decir, por cualquier maldita cosa o razón. Una de las teorías más aceptadas que explican el llanto humano viene del psicólogo Ad Vingerhoets, que argumenta que llorar es una señal social muy primitiva. En la naturaleza, muchos animales emiten algún sonido de alerta a los otros para hacerles saber que están en peligro o requieren ayuda. Pero los humanos desarrollaron esa forma silenciosa de comunicar a los demás que algo anda mal. En los tiempos de las cavernas, sería una forma de pasar un recado sin alertar a los depredadores con el sonido.

 

7 – Chismear.

Puede parecer increíble, pero el chisme tiene una función social. Los investigadores aseguran que es culpa de nuestro deseo por crear vínculos con las personas que se encuentran inmediatamente a nuestro alrededor, y ese deseo es tan fuerte que supera a nuestros valores y a nuestra moral. Además de proporcionarnos un tema de conversación con los demás, el chisme crea una sentimiento de confianza, ya que todo es “un secreto, para que no se lo cuentes a nadie”.

chismosas

Para el antropólogo Robin Dunbar, el chisme es un responsable indirecto por el desarrollo de nuestro cerebro a través de miles de años. Él defiende que la lengua solo se desarrolla por nuestras ganas de hablar, además de que los chismes también nos permiten enseñar a otros la forma correcta de relacionarse con el grupo. Pero tranquilos. Esto no es motivo ni justificación para que vayas por allí hablando mal de otros. La ciencia puede explicar el chisme, pero el chismoso no se convierte en alguien agradable por eso.

 

8 – Que nos gusten las películas tristes.

Según Robert A. Emmons, un investigador de la Universidad de California, el simple hecho de sentirnos queridos ya hace nuestra vida mejor. Con las películas tristes sucede más o menos lo mismo. Ver tragedias en la televisión o el cine hace que la persona reconsidere su propia vida y se dé cuenta de las cosas buenas que hay en ella.

paulwalker

Pero este raciocinio no se aplica a aquellos que piensan cosas del tipo “Dios, que bien que no estoy en el lugar de ese tipo”. Esas personas tienen pensamientos egoístas y están más enfocadas en sí que en los demás. Así, ellas no experimentan nada de nada de la felicidad después de ver una película. Además, el Dr. Paul Zak asegura que escuchar o ver historias tristes de otras personas nos hace sentir empatía, y nuestro cerebro libera oxitocina – la llamada “hormona del amor”.

 

9 – Los silencios incómodos.

Quedarse en silencio con un extraño es horrible. Hay un 80% de probabilidades de que un primer encuentro se hunda como el Titanic: o uno de los dos habla demasiado (y termina hablando más de lo necesario), o se manifiestan esos silencios incómodos y crees que nunca tendrás algún tipo de intimidad con esa persona. Esa dificultad para hacer frente a los silencios también se remite a nuestros orígenes primitivos de pertenecer al grupo.

chloe-meme-original

Cuando la otra persona se mantiene en silencio, creemos que no está disfrutando de la conversación y, en consecuencia, no nos está aceptando. Mientras que cuando el dialogo fluye como una pelota de Ping-Pong, deducimos que todo está bien. Pero esto también es cultural. En Japón, una pausa en la conversación, principalmente cuando la persona se encuentra reflexionando sobre algo, es una señal de respeto. Los aborígenes australianos y los nativos de varios países de Asia también hacen largas pausas en sus conversaciones – y todo está perfecto.

Ciencia

Artículos Relacionados

  • MILTRICK Jul 14, 2015

    xD jajaj llorar

  • PONCEZERO Jul 14, 2015

    Creo que hablo por todos cuando digo en que película sale arnold así?

    • xckthr Jul 14, 2015

      es correcto… lo mas importante del post es: ¿que pelicula es esa? EN SERIO…

      • maquinangel Jul 14, 2015

        Yo tambien queria saber, y lo que mas llegue a encontrar fue este video donde aparece en el minuto 8:30, en la descripción pone los nombres de las peliculas. O es la de Last Action Hero o True Lies. Pero tampoco estoy muy seguro.

        https://www.youtube.com/watch?v=pDxn0Xfqkgw

    • Alexqui Jul 14, 2015

      “La vuelta al mundo en 80 días”, con Jackie Chan: http://www.youtube.com/watch?v=j9NrkRfbsNo

    • Elmer Homero Jul 14, 2015

      Es una de Jackie Chan. La vuelta al mundo creo que se llama…

  • master chief Jul 14, 2015

    para mi creo que le hacia falta ver mas bax

  • Chavo Loco Jul 16, 2015

    Reirnos de los pedos ajenos

  • Eleandy Jul 16, 2015

    desde que yo recuerdo nunca lloro cuando me lastimo simplemente me da un ataque INCONTROLABLE de risa y no soporto los silencios simplemente sigo hablando hasta que encuentro un tema en comun

Formulario de comentarios

Send this to friend