8 trucos para aliviar pequeños malestares del cuerpo

¿Sabías qué sonreír a la fuerza relaja el tímpano y ayuda a eliminar el zumbido, o que sentir miedo es un buen método para aliviar el dolor de estómago? A continuación estos y otros secretos de nuestro cuerpo.

hombre rascandose el pecho

Existen estrategias mucho más raras de lo que imaginas para aliviar algunos malestares. A continuación te presentamos algunas de ellas, pero siempre debes tener en cuenta que si el caso es grave debes buscar ayuda médica profesional.

 

1 – Aliviar la comezón en la garganta rascándose la oreja.

La comezón es una advertencia: un agente irritante ha entrado en contacto con tu cuerpo. Cuando te rascas en el punto del conflicto, el mensaje de alivio es transmitido por las neuronas, que actúan según la información proporcionada por los nervios. Dado que muchos de nuestros nervios se ramifican por varias partes del cuerpo, el estímulo en un único punto puede ser suficiente para alcanzar otras regiones.

oreja deforme lobulo pegado

 

Estímulo nervioso.

El nervio vago pasa por la región del oído y tiene ramificaciones que se extienden a través de varios puntos, como la nuca, la boca e incluso el corazón. Cuando te rascas el oído, puedes estimular el nervio vago, desencadenando un leve espasmo muscular en sus terminaciones, entre estas se encuentra una que llega a la garganta. Si en algún momento tienes comezón, la irritación podría disminuir.

ramificacion del nervio vago

 

2 – Dormir sobre el lado izquierdo para evitar la acidez y el reflujo.

Ya es de madrugada y todavía te quedaste con hambre, así que decides comerte el trozo de pizza que sobró. Los riesgos de sufrir una acidez son bastante altos, esa sensación de ardor que empieza en el estómago y sube por la garganta. Sin embargo, dormir recostado sobre el lado izquierdo de tu cuerpo puede disminuir la incomodidad. Es en esta posición que resulta más complicado el reflujo del jugo gástrico que desencadena esa incómoda sensación.

modelo del tracto digestivo

El esófago presenta una leve curvatura antes de desembocar en el estómago. Si te recuestas sobre tu lado derecho, el estómago se posiciona por encima del esófago, lo que facilita la salida del ácido y de los restos de comida en dirección a la garganta. Esta mezcla fuera del estómago puede provocar ese ardor tan característico.

El truco está en recostarte sobre tu lado izquierdo. De esta forma, el estómago se posiciona por debajo del esófago y, gracias a la gravedad, resulta más difícil que acontezca el reflujo del ácido. Aún así, lo ideal es no acostarse inmediatamente después de comer, pues esto puede dejar la comida mucho tiempo en el estómago.

durmiendo placidamente

 

3 – Una sonrisa forzada para evitar el zumbido de oído.

Los sonidos repentinos muy altos – como la explosión de pirotecnia cerca de ti – pueden romper el tímpano, una membrana del oído. La exposición frecuente a sonidos altos puede provocar pequeñas lesiones que dejan como consecuencia una especie de zumbido en el oído. Al mantener relajado el músculo que estira al tímpano, se deja esa membrana con menos tensión, y por consecuencia más protegida. Lo mejor para relajar dicho músculo es esbozar una sonrisa.

sonrisa falsa

El tímpano es una membrana que vibra con el impacto del sonido. Entre más alto sea, mayor es su vibración. Dado que el tímpano es flexible, resulta mucho más fácil que se rompa cuando está bajo tensión. Una expresión facial neutra deja al tímpano levemente estirado por su músculo tensor.

musculo cigomatico cabeza con etiquetas

Al forzar una sonrisa exagerada, estiras el músculo cigomático mayor relajando el tensor del tímpano, que se encuentra conectado a él. Haciendo esto, el tímpano resulta con menos tensión disminuyendo el riesgo de una lesión. Es decir, cuando te des cuenta que un sonido alto te impactará, finge una sonrisa.

 

4 – Masajear un músculo ayuda a aliviar el calambre en el músculo opuesto.

Los calambres pueden tener varias causas, desde una fatiga muscular hasta problemas de circulación. Esos dolores profundos se generan por la contracción involuntaria e intensa del músculo. Cuando aparecen, especialmente en la pantorrilla, la acción instintiva es estirar el músculo contraído. El problema es que esto fuerza al músculo contra el movimiento que está realizando, lo que puede terminar en una lesión. La mejor salida posible es presionar el músculo opuesto, conocido como antagonista. Y es que cuando el antagonista se contrae, el otro músculo se relaja, poniendo fin al calambre.

musculos de una pierna ilustración

Los músculos de la pantorrilla, gastrocnemio y sóleo, son sumamente demandados, por eso es que presentan una mayor cantidad de calambres. No intentes estirarlos cuando aparezca el calambre. Con las manos, presiona la parte posterior con fuerza. Allí se encuentra el músculo tibial anterior, antagonista del gastrocnemio y del sóleo.

A continuación lleva la pierna hacia el frente, pero conserva ese movimiento con las manos. Al hacerlo, se contrae el músculo tibial anterior. Y como consecuencia, los músculos de la pantorrilla se relajan en poco tiempo, sin el riesgo de una lesión.

 

5 – Sentir miedo ayuda a aliviar el dolor de estómago.

El dolor de estómago es una de las cosas más molestas que se pueden experimentar. La próxima vez que pases por un contratiempo de este tipo, sin tener una solución a la mano, el truco está en pensar o recordar algo que te provoque mucho miedo. Dicha sensación ocupa tanto tu cerebro que desvía la atención de la incomodidad, proporcionando algunos segundos valiosos hasta que se encuentre un trono.

hombre aterrado rojo

 

6 – Tirarte en el suelo disminuye la posibilidad de un desmayo.

Un desmayo sucede cuando la irrigación sanguínea del cerebro desciende rápidamente, situación que puede ser provocada por problemas como arritmia cardíaca o un simple collar apretado. Previo a un desmayo, el cuerpo suele enviar señales como la sensación de una vista oscurecida. Si te llega a suceder algún día, recuéstate en el suelo. Con el corazón a la misma altura que el cerebro, el primero no necesita forzarse para vencer la gravedad y bombear la sangre por encima del cuerpo hasta la cabeza – el problema que acontece cuando se está de pie o sentado.

grabado hombre soldado desmayado

 

7 – Presionar un punto de la mano alivia la comezón en otra parte del cuerpo.

La comezón puede ser algo disfrutable… siempre y cuando pueda aliviarse. Imagina una comezón en la planta del pie cuando tienes zapatos y no puedes quitártelos. Un truco para este problema es mantener presionada, por aproximadamente un minuto, el área que forma una V situada entre el pulgar y el índice de una de las manos. Se trata de un punto clave en la acupuntura, repleto de ramificaciones nerviosas. Un estímulo aplicado en este lugar puede reflejarse en varias partes del cuerpo – incluso en la planta del pie – funcionando como un bloqueador de la comezón.

manos al frente desenfoque

 

8 – Presionar la frente y el techo de la boca ayuda a aliviar la congestión nasal.

Una de las razones para esa sensación de nariz tapada es el aumento de la presión en los senos paranasales, fenómeno provocado por la acumulación de moco e inflamación de los tejidos en la región nasal. Para sentir alivio debes aliviar la presión en el área, y una buena solución es mover continuamente, de arriba para abajo, un hueso de la nariz, el vómer.

craneo colorido con titulos partes

Siguiendo el cartílago que separa las dos ventanas de la nariz, se encuentra una lámina de hueso ligeramente movible, el vómer. Este se ubica precisamente donde se acumula moco que tapa la nariz. Presiona dicha región entre las cejas con un dedo. Esto hará que el vómer se desplace hacia abajo.

A continuación, presiona la lengua contra el techo de la boca lo más fuerte que puedas. El efecto será el contrario: el vómer se desplazará hacia arriba. De esta forma puedes reducir la presión en la región nasal, el moco se desplaza y la incomodidad disminuye.

Quizá te interese:

Trucos & Tips
  • Javicho Mar 21, 2017

    Cuando estás deprimido, triste o estresado jalarle el pescuezo al ganso alivia todos esos problemas, son consejos de la abuela.

    • Hery Emmanuel Mar 21, 2017

      ¿Eres nieto de la Pelangocha o qué?

    • Lalo Meraz Mar 21, 2017

      Gracias por el consejo, creo que me iré echar una de pura precaución 🙂

    • Mau Mar 21, 2017

      Cuando te de gastritis o escalofrios por una enfermedad, recuestate en el piso y hazte una manuela. No te aliviara, pero sentiras rico.

    • Pepelucho Mar 22, 2017

      segui tu consejo pero no me resulto y me deprimi mas porque al terminar no salio nada de chele, sera porque me la jalo 5 veces al dia?

  • deslechado Mar 22, 2017

    le jalé el pescuezo al ganzo, al terminar, noté que el meco se desplaza y la incomodidad disminuyó.

  • david Mar 22, 2017

    aunque suene a albur dormir con una almohada dura ayuda también con la congestion nasal o usar cosas duras como almohadas como libros y cosas así

  • alex r s Mar 22, 2017

    Y si con el consejo del miedo, ahora te cagas del susto, que procede?…

Formulario de comentarios