7 cosas que el miedo podría robarte

Todo aquello que deseas está en otra parte, más allá del miedo. Nada nunca es fácil, y lo que lo es, generalmente dura muy poco. Los grandes logros siempre exigen un gran esfuerzo, empezando por superar el miedo, pues éste siempre termina arrebatando muchas cosas importantes.

ojos miedo

Aunque el miedo pueda parecer una fuerza devastadora y poderosa, nunca es más fuerte que la valentía y el deseo de vencer, en serio, no es tan poderoso como parece. El miedo siempre será poderoso en la medida en que tu mente le permita serlo. Tú mismo tienes el control. La clave es reconocer el miedo y hacerle frente. Debes pisar firme y partir hacia la cima enfrentándolo cara a cara. Esta táctica termina por quitarle el poder al miedo, en lugar de que el miedo te arrebate tu oportunidad de superarlo. A continuación te presentamos algunas cosas que el miedo te puede estar robando.

 

1. El camino y propósito verdadero.

No te dejes engañar por lo que otros digan, especialmente cuanto intentan convencerte de lo que es mejor o correcto para ti. Escucha y saca tus propias conclusiones. ¿Qué te dice el instinto?

No hay un camino definido por el que todos debamos andar. Tu mayor miedo no debe ser el fracaso, sino el ser exitoso en la vida haciendo las cosas mal. Elige un camino que tú mismo creas que es el correcto. Aquellos que siguen a la multitud, generalmente terminan perdiéndose entre ella. Desafíate a cada paso, y en cada punto del transcurso vuelve la atención sobre ti mismo y pregúntate: “¿Lo que hago ahora verdaderamente me será de provecho?”.

Lo que sea que decidas, sólo asegúrate de no perderte en el camino y tampoco perderte a ti mismo por el miedo a ser diferente. “Conviértete en quien eres” – Nietzsche

 

2. El respeto propio.

El miedo a no ser lo suficientemente bueno….

No seas tan duro contigo mismo. Hay muchas personas ahí afuera dispuestas a hacer eso por ti. Da lo mejor de ti y espera los resultados, los demás son los demás. Di a ti mismo: “Estoy haciendo lo mejor que puedo con lo que tengo en este momento”. Amate y siéntete orgulloso de todo lo que haces, incluso de tus errores, porque esos errores significan que estás intentando y, sin duda, es el primer y único paso hacia el éxito.

bebe en el camino patineta

Si sientes que los otros no te tratan con el debido respeto, verifica tus prioridades y avalúa de forma honesta tu propio ser. Quizás inconscientemente te has devaluado debido a tu falta del sentido del valor, después de todo, sólo tú determinas y proyectas tu propio valor, los otros no son más que receptores de esto que transmites. Si no te valoras ni respetas a ti mismo, de forma honesta, nadie más lo hará.

 

3. La capacidad de tomar decisiones.

El miedo al compromiso….

No puedes vivir tu vida a merced del azar. No se puede andar envuelto por el miedo y evitando los puntos incomodos de la vida. No puedes quedarte aislado, sin un fin, en un estado donde seas incapaz de seguir… Tienes que comprometerte con tus metas y tomar decisiones por tu propio bien, independientemente del miedo.

Tienes que levantarte, mirarte en un espejo y decir: “No es bueno ni suficiente para mi saber sólo lo que no quiero de la vida. Es necesario decidir lo que quiero”.

 

4. Oportunidades y experiencias de vida.

El miedo al cambio….

Las personas tienen dificultad en abandonar el sufrimiento. Por miedo a lo desconocido, muchos seres humanos prefieren el sufrimiento que les es familiar. En muchos casos, te mantienes en tus viejas rutinas tan solo porque son familiares para ti. En otras palabras, te quedas con el miedo al cambio y a lo desconocido. Continuamente estás poniendo tus metas y sueños en el mañana, y dejas pasar las grandes oportunidades simplemente porque pueden sacarte de tu zona de comodidad.

escena guerra

Se volvió algo común usar pretextos para justificar tu falta de actitud. “Algún día, cuando tenga más dinero”, o “cuando sea más viejo”, o peor aún “haré eso cuando tenga más tiempo”. Es un ciclo vicioso que lleva a una vida profundamente insatisfecha – una forma de pensar que eventualmente te llevará a la ruina. Es lamentable que no seas capaz de seguirte a ti mismo. Es lamentable que siempre pongas las necesidades de todo el mundo antes que las tuyas. Es lamentable que no hagas nada mientras tienes la oportunidad, piensa en eso.

 

5. Felicidad y paz del alma.

El miedo a enfrentar la verdad…

Si continuas buscando la felicidad fuera de ti mismo, nunca la encontrarás. La felicidad se encuentra a partir de uno mismo. Lo que estás buscando no está en otro lugar ni en algún otro momento, lo que buscas está aquí y ahora, dentro de ti. Cuanto más veas hacia afuera, más se ocultará de tus ojos.

Las elecciones, no las circunstancias, determinan la felicidad. Todas las mañanas cuando abras los ojos di a ti mismo: “Yo, no las personas o los eventos externos, tengo el poder hoy de hacerme feliz o infeliz. Depende de mí. El ayer ya pasó y el mañana es tan sólo una esperanza. Sólo tengo vida para hoy y voy a ser feliz”.

 

6. La compañía.

El miedo a quedarse solo…

Desafortunadamente, no importa la cantidad de amor que des, algunas relaciones simplemente están destinadas a fracasar. Puedes dar lo mejor de ti mismo, puedes hacer todo y decir todo, pero a veces hay personas que simplemente no valen la pena, no son merecedoras de la inversión emocional que se hace. Es importante saber cuándo es la hora de distanciarse de alguien que sólo quiere hacerte daño y colocarte en último lugar, pero cuando se trata de alguien con valor, lucha, insiste y persiste hasta el final.

mujer bella solitaria

El asunto importante es que a largo plazo una relación debe ayudarte, no perjudicarte. Y recuerda, una buena relación es un lazo sagrado – un círculo de confianza. Ambas partes deben estar 100% dispuestas. Lo más importante es saber cuándo llega la hora de decir adiós, no dejar que el miedo te mantenga en una relación insignificante y perniciosa.

 

7. La verdadera voluntad de amar.

El miedo a no ser amado a cambio…

Aunque sean agradables los gestos de amor retribuidos, el verdadero amor bien podría considerarse un acto de entrega. Es una condición de dar sin esperar nada a cambio. Cualquier otra cosa bien podría ser clasificada como un contrato, cada pareja es un caso. Observa como siempre que permites que el amor fluya, pasas a un estado de tranquilidad, de fortaleza y se vuelve espontaneo. Y sólo cuando surge el pensamiento: “¿Qué merezco a cambio?” es cuando pasa a existir una confusión y a nacer el resentimiento. El ego mueve, pero el amor transforma. La vida es muy corta como para gastarla en todos esos contratos meticulosos, pero es inevitable ser víctima de uno mismo cuando se trata de eso, pues en algún momento todos nos equivocamos en cuestiones del corazón, sin embargo, vivir en ese error es algo terrible.

Ama sin esperar nada a cambio. No dejes que el miedo entre en tu camino. Cuando el amor que das es verdadero, la persona digna de tu amor también lo retribuirá de la misma forma.

Reflexión

Artículos Relacionados

  • paco Jul 28, 2014

    alguien que me abrace !!!! =(

    • DRACULA Jul 28, 2014

      A MARICONEAR A OTRA PARTE POR FAVOR, PUEDES IR A ABRAZOSVIRTUALESQUENOSIRVENPARANADA.COM.MX

      • Kaiser Diavolo Jul 28, 2014

        jjjajaja no sea tan manchado mi conde xD

        • Rackshakra Jul 28, 2014

          El Conde hizo la página xD

          • Chilango MTY Jul 29, 2014

            O escuchar a Mariano o a Toño Esquinca

  • Botwalk Jul 28, 2014

    Awww a lo unico que le tengo miedo es a la oscuridad.

  • Tom Jul 28, 2014

    Ya se extrañaban este tipo de post, hery…

  • HWDT Jul 29, 2014

    miedo a perder el alma tal vez?

Formulario de comentarios

Send this to friend