5 ideas extrañas que terminaron en descubrimientos científicos

Resulta fácil pensar que la historia humana se desarrolló hasta este punto gracias a científicos geniales que lucharon contra todo y contra todos para derrotar a la ignorancia y la superstición que gobernaba el mundo. Sin embargo, la realidad es mucho más confusa, e incluso a veces más divertida de lo que imaginamos.

shet happens imagen

Algunas de las innovaciones más importantes de la historia tenían el mismo interés en el vudú que en la ciencia, y muchas veces los grandes descubrimientos que sirven a la humanidad, ocurrieron por accidente. Dale un vistazo a esta lista de hombres que combinaban su genio con un poco de locura y que, nos guste o no, nos llevaron hasta donde estamos actualmente.

 

5. El fundador de la medicina moderna estaba loco.

Mientras las personas se valían de los remedios naturales desde el inicio de los tiempos, la idea de ingerir una píldora producida sintéticamente es relativamente nueva. Después de todo, una cosa es masticar algunas hojas de coca porque se cree que tienen una capacidad mágica de curar los cólicos menstruales, y otra muy diferente es mezclar productos químicos elaborados de forma artificial con el objetivo de resolver el problema. Por este salto gigantesco en la forma de hacer medicina, podemos agradecer a un médico suizo del siglo XVI llamado Paracelso.

Paracelso

Antes que nos crucifiques por la blasfemia situada arriba, Paracelso (un apodo para Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim) en realidad fue el primero en concebir el genial pensamiento de que las enfermedades podían ser causadas por agentes externos, y que dichos agentes podían ser combatidos con una medicación correcta. Estas dos grandes innovaciones abrieron el camino a todo, desde los modernos antibióticos hasta las píldoras para bajar de peso.

Paracelso también creía que el cuerpo humano era un pequeño microcosmo perfeccionado por todo el Universo. Según él, no sólo estamos hechos de los elementos que componen a las galaxias, sino que los siete planetas y los siete metales conocidos en la época se encontraban representados por siete grandes órganos del cuerpo. Y una buena noticia: si los venenos del espacio son los que causan las enfermedades en el interior de nuestro cuerpo, los elementos del espacio también pueden curar nuestras enfermedades. Bueno… eso todavía no ha sido comprobado.

Pero el hombre no se detuvo ahí. Partiendo de su fuerte creencia de que el cuerpo humano está compuesto del mismo material que el resto del universo, creyó que podía construir si propio ser humano con los materiales correctos. Y fue lo que intentó: calentó un poco de esperma en un tubo de ensayo, colocó la solución al interior de una pila de estiércol de caballo y la dejó reposar durante casi diez meses. Al final del experimento, afirmó que había creado una persona igual a nosotros.

En otro momento, Paracelso convocó a una reunión con los eruditos de su ciudad para anunciarles que tenía el secreto más importante de todos los tiempos y lo quería compartir con ellos. A cada uno de los asistentes le entregó un plato humeante de excremento humano. Mientras la distinguida asistencia salía corriendo, Paracelso exclamó: “Si no quieren escuchar sobre los misterios de la fermentación pútrida, sepan que son una vergüenza para todos los médicos”.

 

4. Urano fue descubierto mientras se buscaban hombres lunares.

El tercer planeta de mayor tamaño en el sistema solar, el lejano Urano, fue descubierto por el músico William Herschel en 1781. Lo que hizo posible el hallazgo fue un telescopio de 7 metros (diseñado por el propio Herschel) construido en su patio con la colaboración de su hermana Caroline. Además, se trató de la primera vez en que un planeta era descubierto empleando un telescopio. La versión de Herschel más tarde se convirtió en un modelo estándar para casi todos los telescopios modernos.

sistema solar

En resumen, el compositor alemán y su hermana cantante diseñaron y construyeron el padre de todos los telescopios espaciales con sus propias manos, como un pasatiempo, básicamente sólo porque querían tener uno. Recuerda eso más tarde, justo cuando te quedes dormido con la televisión encendida, porque la pereza de levantarte no te dejó apagarla.

Sin embargo, Herschel tenían un interés real por ser dueño de un telescopio en el patio de su casa. Lo que realmente lo estimuló con el proyecto fue su absoluta certeza de que la Luna estaba repleta de hombres lunares, personas como nosotros que al final de su dirección postal escribían “Luna”. ¿Has visto esas manchas redondas en nuestro satélite natural? Sí, según Herschel, aquello eran ciudades, que él creía eran posibles de visualizar con un gran y poderoso telescopio. Cuando más veía Herschel a la Luna, más se parecía el astro a la Tierra (para él).

Más adelante, Herschel concluyó que todos los planetas albergaban vida. Marte tenía montañas, océanos y estaciones del año y cada estrella en el cielo probablemente hospedaba a miles de planetas similares a la Tierra, que a su vez albergarían a miles de seres humanos. Hablando de las estrellas, Herschel no veía el inconveniente de que cierto tipo de personas vivieran en el Sol. En su mente, lo que pensábamos era el Sol, en realidad, eran nubes naranjas que envolvían a una esfera completamente habitable. Las manchas oscuras en el Sol no eran más que agujeros en las nubes, que nos posibilitaban dar un vistazo a las casas de los solarianos. Y no me saqué esto de la manga, él fue quien bautizó a las personas que vivían ahí como solarianos.

 

3. La búsqueda de la inmortalidad en China resultó en la invención de la pólvora.

Mucho antes de convertirse en la segunda mayor economía mundial y la próxima nación en la lista para dominar al mundo, China ya innovaba cuando le presentó la pólvora al mundo, el principio de todo lo que explota en nuestros días. Aunque es cierto que los chinos idearon lo que posteriormente se convertiría en una importante fuente de destrucción, nunca tuvieron la intención de encontrar una forma para hacer explotar a sus enemigos. En realidad, los científicos de la época pretendían encontrar la llave de la inmortalidad.

polvora china

La nobleza china de la época tenía en mente un humilde objetivo: vivir para siempre. Durante cientos de años, a los alquimistas del país se les encomendó la tarea de elaborar un medicamento que ofreciera vida eterna. La búsqueda comenzó con los metales básicos, como el oro y el mercurio. Las cosas empezaron a ponerse interesantes cuando los alquimistas estudiaron el azufre y, particularmente, su combinación con el salitre (el nombre dado a las sales de nitrato de sodio o nitrato de potasio) y la miel seca. “Algunos calentaban azufre, realgar (un sulfuro de arsénico natural) y salitre con miel; resultando en humo y llamas, de modo que sus manos y rostros eran quemados, e incluso toda la casa donde experimentaban fue quemada”, dice un relato que data del 850 d.C.

A partir de ahí, no pasó mucho tiempo para que un alquimista avispado descubriera que a partir de esta combinación explosiva se podían fabricar objetos que podían ser lanzado hacia el cielo para explotar, creando un fantástico efecto de colores. Tampoco pasó mucho tiempo hasta que una mente militar conectó los puntos y comenzó a utilizar la pólvora para asesinar a sus enemigos.

 

2. El Feng Shui nos heredó las brújulas.

Así mismo. Los chinos originalmente utilizaban los primeros prototipos de brújula como una herramienta para organizar sus casas de acuerdo a la técnica del Feng Shui. Seguro conoces la idea tras esto: desplazar sus muebles para que las energías positivas fluyan libremente por la casa. El punto es que mucho antes de que alguien tuviera interés en explorar y conquistar nuevas tierras, lo único que los chinos querían era vivir en paz y en armonía con el medio ambiente. Para ellos, una convivencia pacífica con la naturaleza se traducía en construir sus moradas alineadas en el eje norte-sur, cosa que en las construcciones actuales también es algo de mucho interés. Sólo que para tal fin, lo chinos utilizaban una cuchara en un plato.

brujula

La cuchara era de magnetita y representaba a la Osa Mayor, el plato de bronce simbolizaba la tierra y el círculo en el plato era el cielo. De esta forma, la cuchara giraría en torno al plato, el mango siempre apuntando hacia el sur y, consecuentemente, la otra extremidad siempre al norte. Otra versión de la madre de la brújula estaba hecha con un pececito de madera que flotaba en un recipiente con agua, una aguja de metal al interior del pez lo hacía apuntar todo el tiempo hacia el Norte.

Fue sólo después de esto que los exploradores y marineros pensaron lo útil que sería utilizar ese mismo concepto para no perder el camino, ni morir de hambre durante las largas expediciones. Y, con esto, el mundo cambió para siempre.

 

1. Newton creía que la gravedad era algo mágico.

Si has llegado leyendo hasta este punto, creo que no necesitamos explicarte la relevancia historia de Sir Isaac Newton. Gracias a este hombre, contamos con tres siglos de nociones sobre el funcionamiento del universo, pero específicamente sobre la forma en que la gravedad nos mantiene en el suelo y a los planetas en órbita. Sin Newton, no habría existido Einstein, ni las exploraciones espaciales, ni tantas otras cosas que, incluso sin darnos cuenta, dependen directamente de su genialidad.

isaac newton

A pesar de esto (o gracias a esto, como se quiera ver), Isaac Newton también era un poco loco. Y medio brujo. No se involucraba sólo un poco con la magia negra, de hecho, Newton escribió más sobre secretos ocultos durante su vida que sobre física – y siempre estuvo profundamente obsesionado por encontrar la piedra filosofal.

Sin embargo, sería realmente la disposición de Newton por abrazar lo espiritual y lo oculto lo que preparó su mente para la elaboración de la ley de la gravitación universal. Newton llegó al mundo en 1642 y, en la época en que se convirtió en adulto, todos los grandes científicos del momento intentaban apartarse de las tonterías supersticiosas de la Edad Media. Los tiempos de la alquimia y de la astrología ya habían pasado, y toda enfermedad, color de ojos y marca de nacimiento en forma de Jesucristo podían ser explicados de forma racional, pese a que la ciencia moderna aun gateaba. Por esto, cuando tocó el turno de explicar los movimientos de los planetas, tenía que existir una explicación física que se pudiera medir y probar. Así, del mismo modo que las estrellas no podían guiar la vida personal de los seres humanos en la Tierra, dentro de las mentes racionales de la época no cabía la idea de que el sol influenciara mágicamente a los planetas a millones de kilómetros de distancia. Se presentaron multitud de hipótesis formuladas por científicos de renombre: quizá el universo estaba constituido de diminutas partículas que movían a los planetas, o quizá cada planeta emitía determinadas ondas, o el espacio estaba lleno de agua y los planetas simplemente flotaban en ella.

esferas newton

Newton, sin embargo, no entró en esta corriente de ideas. Para él, la idea de una “fuerza invisible” que aseguraba el movimiento de los planetas era tan natural como aprender a convertir el plomo en oro o como usar la Biblia para descubrir cuando acabaría el mundo. Sin embargo, cuando probó todas la teorías sobre cómo se movían los planetas, Newton decidió presentar un pensamiento innovador. Quizá, un espíritu “no físico” estuviera orquestando todo el trabajo. Y ahí se le ocurrió la famosa ecuación. F = G.m1.m2/d2.

Sólo que, en vez de llamar “espíritu” a lo que hoy conocemos como gravedad, él empleo el término “fuerza” y dio a la gravedad un nombre derivado de la palabra en latín para pesado. Pero él nunca logró explicar lo que hacía (y continua haciendo) a la gravedad funcionar. Por eso, muchos científicos de la época rechazaron su teoría, porque parecía magia disfrazada de ciencia.

 Original por Cracked, adaptación hecha por Marcianosmx.com

Especiales

Artículos Relacionados

  • Eo Jul 25, 2014

    Pero hoy sabemos que la gravedad no es una fuerza. Es una alteracion en el espacio causada por la densidad de objetos supermasivos que alteran esa zona causando el efecto

    • elmer homero Jul 25, 2014

      wikipedia…

    • Emanuel Jul 25, 2014

      Bueno, es la interpretación más cercana a la realidad que tenemos al día de hoy. Todavía falta resolver el hecho de que la gravedad sea tan débil en comparación con las otras fuerzas fundamentales. Podría resolverse este dilema con una reinterpretación de lo que es la gravedad.

  • yanimeacuerdo Jul 25, 2014

    la fuerza de gravedad ni aun hoy en dia esta al 100% explicada, ya que se han dado cuenta que entre menor tamaño x objeto menor es la fuerza de gravedad y si ve al tamaño de moleculas a veces no le afecta, se supone que la fuerza de gravedad es una forma de energia, si no mal recuerdo salio en cosmos

  • yanimeacuerdo Jul 25, 2014

    sobre la gente en la luna, pues deja pensando, si de verdad hay algo mas en la luna, aya por los 90s, cuando no habia internet en todos lados, y yanimeacuerdo era un puberto que se queria “tirar” a todo lo que se moviera, mi maestro de psicologia y fisica que tambien es astronomo nos comento que en la luna hay luces que se encienden, y a veces se veian, y es que el tenia su propio equipo, telescopio incluido incluso nos enseño fotos de jupiter que el mismo tomo borrosas pero las tomo…

  • Thomas Jul 26, 2014

    Lo bueno es que todo en la vida ha tenido resultados, unos buenos otros malos pero que han servido. Ojala uno empezara con algo y al final terminara con un descubrimiento.

  • Jorge Ene 15, 2016

    creo que Newton invento el calculo diferencial maldito sea

  • Javier Ene 27, 2016

    Prueba de que no todos los descubrimientos e invenciones se obtienen siguiendo una lógica científica y objetiva (como muchas veces se nos quiere hacer creer). También la imaginación e incluso cierto grado de fantasía juegan un papel muy importante. Incluso cierta dosis de “suerte”.

Formulario de comentarios

Send this to friend