5 animales legendarios duros de matar

Nosotros, humanos, siempre nos enorgullecemos de personas que pasan por situaciones extremas y sobreviven para contarlo, como si fuéramos la especie más resistente del planeta. Pero algunos ejemplos de animales muestran que, si alguien decidiera hacer una versión de Duro de Matar con un perro o un gato en sustitución de Bruce Willis, la idea no sería tan absurda.

die hard gato

1 – La gata que se pasó por el arco del triunfo dos idas a una cámara de gas y otra a un refrigerador.

¿Sabías que algunos albergues para animales practican la eutanasia cuando las mascotas no son adoptadas en un determinado periodo de tiempo? Hasta cierto punto, probablemente tenías conocimientos. Es una de esas cosas que las personas saben, pero prefieren ignorar.

andrea

“Cuando quieran, perras”, declaró Andrea a The Salt Lake Tribune

Pero ahora que estás pensando en el tema, es bueno recordar que uno de los métodos de eutanasia es el uso de la cámara de gas. Esta base de conocimiento es importante para apreciar por completo la historia de Andrea, la gata que no solo pasó por el corredor de la muerte y vivió para que su historia fuera contada, sino que lo hizo tres veces.

Andrea era una gata callejera que terminó en un refugio animal en West Valley City, en los Estados Unidos. Una vez que el mes de plazo llegó a su fin y no apareció nadie para adoptarla, el refugio – requiriendo del espacio – se vio obligado a colocarla en la lista de eutanasia.

El primer intento de sacrificar a Andrea fallo miserablemente. No satisfecho con su resistencia a la muerte, el equipo colocó a la gata una vez más en la cámara y le suministró otra dosis de monóxido de carbono. Después, creyendo que eso había sido suficiente para terminar con ella, colocaron a Andrea en un bolso dentro de un congelador. 45 minutos después, la encontraron viva y coleando como en su primer batalla contra la cámara de gas.

Conscientes de que estaban luchando con una especie de Solomon Kane gatuno, los empleados del albergue rápidamente desistieron de sus vanos intentos por acabar con la vida de Andrea y comenzaron a cuidar del animal, después de todo, gastar tres vidas en menos de una hora termina cansando a cualquier gato. Finalmente, contra todo pronóstico, se recuperó y algunos días después fue adoptada por un voluntario del bienestar animal.

 

2 – El cachorro que viajó por las cañerías.

Los perros y los baños casi siempre están un estado de completa armonía. Sin embargo, después de leer esto, sería totalmente seguro asumir que Dyno, un Cocker spaniel inglés, no se siente muy cómodo rondando estos lugares.

dyno

Dyno “El Inmortal” en manos del bastardo que lo quiso asesinar. NBC

Los días normales de perro despreocupado de Dyno llegaron a su fin – en sentido figurado y casi literalmente – en 2009, cuando el hijo de su dueño, de cuatro años de edad, creyó que Dyno estaba un poco sucio. Como evidentemente el perro requería de un baño, el pequeño decidió valerse de la fuente de agua más próxima, en este caso el inodoro. Y bajó la palanca de descarga.

No era la intención del pequeño decir adiós a Dyno. Su genuina intención era bañar al perro, y genuinamente impactado quedó también cuando Dyno desapareció. La madre del pequeño inicialmente asumió que el perro había muerto, pero la única cosa peor que bañar a un cachorro con apenas semanas de vida en el inodoro sería dejarlo en las cañerías, así que solicitó ayuda.

Los bomberos y plomeros entraron en escena, supuestamente preparados para lo que sería su misión más deprimente del mes. Sin embargo, descubrieron que el animal sobrevivió al viaje y se había quedado atrapado en una tubería de alcantarillado a unos 65 metros de su punto de partida, un sitio que era inaccesible para los equipos de rescate. Ya que Dyno no podía zafarse y buscar la coladera más próxima, ni los equipos de rescate podían alcanzarlo, decidieron llamar a una empresa de drenaje llamada Dyno-Rod (es casi seguro que la nombraron así después del accidente), que fue capaz de emplear equipo especial con cámaras para empujar cuidadosamente al cachorro a lo largo del camino hasta llegar al acceso más cercano.

 

3 – Smoky, el chihuahua al que le atravesaron el cráneo y vive para ladrarlo.

El destino a veces hace cosas terriblemente sádicas solo por diversión. Por ejemplo, supongamos que una familia tiene un perro más o menos del tamaño de un bocadillo. A continuación, lo nombran Smokey (de la palabra “smoke” o “humo” en español). Algunos días después, organizan un asado, en el que se permite al perro pasear con toda libertad. ¿Puedes adivinar lo que sucedió a continuación? Exactamente, el universo construyó un accidente de forma que el pobre perro terminó con un enorme tenedor para barbacoa atravesándole el cráneo.

smokey chihuhua

Smokey “Cabeza Dura” tras su recuperación. Today

En una sucesión absurdamente ridícula de acontecimientos, el tenedor se rompió, giró por los aires y terminó enterrándose en la cabeza del pobre Smokey, que estaba metido en sus propios negocios en otra parte del patio. Sin embargo, un utensilio de cocina del tamaño de su cabeza no fue suficiente para detenerlo. En represalia al hecho de que el mundo de repente se había convertido en un lugar que intentaba apuñalarlo en el rostro, el perro escapó al bosque más próximo.

chuihuahua-xray

Eventualmente, los incrédulos propietarios de Smokey lograron localizar a su mascota, dos días después del accidente. Tras una visita al veterinario y una reacción horrorosa de los empleados de la clínica, el perro fue llevado a toda prisa a cirugía y el tenedor fue removido con éxito. Sorprendentemente, a pesar de que el utensilio perforó el cerebro de Smokey, el perrito sobrevivió al episodio apenas con un pequeño daño en el movimiento del ojo izquierdo.

 

4 – El gato que perdió la cara.

A Chase la vida le dio limones desde muy temprano, cuando fue atropellada por un automóvil a sus escasos meses de vida. De una sola vez, el animal perdió suficientes partes del cuerpo como para abastecer a media docena de historias de terror: una pierna, la nariz, ambos párpados, un montón de piel y sus mejillas. En vista de que ahora parecía un personaje sacado de alguna obra de Stephen King, los médicos estaban realmente escépticos sobre sus posibilidades de supervivencia.

gata

Aquí es donde comienza la leyenda: Chase (ya sin su rostro) se pasó por el arco del triunfo el escepticismo de los médicos. Fue adoptada por un médico veterinario que había ayudado a tratarla y rápidamente quedó claro que no había perdido ni una pizca de voluntad de vivir y actitud gatuna. Pese a su apariencia poco convencional, no sentía ningún dolor. Chase se mantiene muy bien en sus tres patas y su rostro ahora es un manojo de tejido cicatrizado. La única repercusión diaria del accidente es la falta de párpados, pero eso se resuelve administrando un lubricante ocular regularmente.

Aunque su historia de origen esté más próxima a la de un villano de Batman que a la de un héroe, esta gata “sin esperanza” es empleada como animal terapéutico. Viaja de hospital en hospital y de escuela en escuela con su dueño, inspirando a niños y enfermos con deformidades con su increíble historia de supervivencia.

 

5 – Arthur, el legendario perro del Amazonas.

En 2014, un equipo sueco de aventura extrema estaba participando en una competición ridículamente difícil de 692 kilómetros a través del Amazonas cuando se encontraron con un perro. Bueno, el perro los encontró a ellos. El quipo disfrutaba de sus alimentos en las selvas de Ecuador cuando un sucio perro callejero cubierto de sangre, y que posteriormente llamarían Arthur, apareció de entre las profundidades de la vegetación. El equipo no sabía de dónde vino o cómo había sobrevivido a un ambiente tan hostil – todo lo que sabían era que estaba allí, y parecía hambriento. Entonces, le ofrecieron una albóndiga sueca. A cambio, Arthur, presumiblemente feliz por haber encontrado a seres vivos que no intentaban comerlo, les ofreció su amor incondicional.

perro arthur

“Nada más denme un par de croquetas y nos vamos a El Tour de Francia”, declaró Arthur para gearjunkie.

Cuando el equipo empacó y retomó la competencia, Arthur los siguió. Durante todo el camino. Era un trabajo extenuante, incluso para atletas en condiciones perfectas, ahora imagina lo que significó para un perro herido y desnutrido. Sin embargo, no importaba donde llevara la ruta al equipo, allá iba el perro. Cuando un compañero del equipo fue herido y requirió de cuidados médicos, Arthur se quedó haciendo guardia mientras esperaban a los profesionales. El equipo intentó correrlo varias veces, temiendo por su seguridad a medida que la ruta se hacía más difícil. El perro ni les hizo caso, estaba allí para quedarse. Cuando el equipo entró en la etapa final de la competencia, un paseo en cayac de 57 kilómetros, parecía que Arthur no lograría acompañarlos. Solemnemente se despidieron del perro y remaron. Pero Arthur se lanzó al agua y nado tras ellos.

Este fue el punto de inflexión para el equipo. Con un gran aplauso de los espectadores, el equipo ayudo al perro exhausto y mojado a subir a un cayac, donde permaneció durante toda la travesía. Lo que, además, hizo que perdieran su última oportunidad de ganar, toda vez que ahora estaban en un cayac con un perro mojado y súper motivado – una situación desafiante, sobre todo cuando estás remando en peligrosos rápidos. Inmediatamente después que cruzaron la meta, comenzaron un proceso largo y arduo para llevar a Arthur a Suecia, lo que finalmente lograron con ayuda de sus patrocinadores.

Arhtur

El hecho de que Arthur haya sido capaz de acompañar al equipo fue algo increíble, pero lograr eso en la condición en la que se encontraba es casi milagroso. Según la página de Facebook del equipo, Arthur hizo el recorrido con varias heridas profundas en el cuerpo, además de todo un cúmulo de problemas de salud menores que aparecen cuando se es un perro que vive en la selva. No es necesario decir que el equipo Peak Performance sueco ahora tiene un miembro más. Traducción y adaptación: Cracked.

Razones para Creer

Artículos Relacionados

  • Flaka Abr 6, 2015

    :´)

  • hassan Abr 6, 2015

    wow. que historias, la ultima bastante inspiradora.

  • mic827 Abr 6, 2015

    YO ME ENCONTRE A UN FRANCES Y NO ME LLEVO… MALDITO.

    • Alex Guzman Abr 7, 2015

      Jaja. Y por cuanto tiempo lo seguiste?

  • Edd Abr 6, 2015

    Ese perro Arthur si que tiene webos…

  • master chief Abr 7, 2015

    Se me metió una basura en el ojo sinf snif

  • Morena Consentida Abr 8, 2015

    Que historias tan bonitas; Gracias ! 🙂

  • Erick Abr 13, 2015

    ‘Dyno “El Inmortal” en manos del bastardo que lo quiso asesinar’ jajaja

  • Gabriel Abr 6, 2016

    Excelente historia… comprueba que aveces los animalitos son mejores que los seres humanos

Formulario de comentarios

Send this to friend