10 señales que hombres y mujeres dan antes de ser infieles

Bastantes cosas se nos ocultan en este mundo como para que vivamos bajo el yugo de un engaño o infidelidad. Y casi siempre resulta como dicen: el cornudo es el último en enterarse. Pero la culpa muchas veces es compartida por la persona traicionada, ya que se descuida y se deja llevar por las corrientes de la aparente estática de una relación amorosa. Mantenerse al tanto de la conducta de la pareja nos puede ayudar a identificar algunos factores de que pudiera existir infidelidad, esto no es una guía para detectar a un infiel, sino una lista de comportamientos que podrían indicar que algo va mal en la relación.

infidelidad

1 – Te vuelves más deseable.

Sí, de un momento a otro, quien comparte la cama contigo comienza a proponer diferentes posiciones, encapricharse más en la calidad y el tiempo de los preliminares y también se interesa por los juguetes para adultos, puede tratarse de un intento por innovar. Pero también puede tratarse de una señal de que hay un deseo de traición emergente. Tanta pasión puede significar una especie de “entrenamiento intensivo” sobre los placeres de la carne, es decir, la persona puede estar tratando de mejorar el rendimiento para, quien sabe, demostrárselo a alguien.

2 – Todo lo que dices es motivo de atención.

Es poco probable que te hayas convertido en una persona más interesante de un momento a otro. Los que puede estar sucediendo es que tu pareja tenga las antenas más alerta con el fin de conocer más en profundidad los detalles de tu rutina y horarios, el tiempo que tardas en pasar de un lugar a otro, los caminos, los compromisos programados, etc. Todo esto para evitar que la encuentres en flagrancia, en cuyo caso deberías poner en marcha el proyecto “caza a la Tracy”.

 

3 – Insatisfacción y demostración de celos.

¿Has sentido celos demás? La desconfianza exagerada e infundada termina con las relaciones más prometedoras. Quién se siente en un huracán de celos todo el tiempo puede involucrarse en otra relación por dos razones: la primera es, de modo inconsciente, para satisfacer las expectativas de los celos. La segunda razón sería buscar en otra relación una válvula de escape para la excesiva vigilancia.

 

4 – Distanciamiento después de la llegada de un bebé

La llegada de un bebé es una prueba de fuego para muchos hombres y mujeres. El niño, en especial el primero, ocupa siempre el papel de un elemento extraño en la vida de la pareja. La rutina cambia por completo y ambos deben tener en cuenta los nuevos roles de padre y madre, sin dejar de lado el hecho de que son pareja. Problemas como que la mujer se enfoque demasiado en la maternidad y solo se preocupe por el niño, pueden provocar que el hombre se vuelva celoso respecto del nuevo miembro de la familia o que la pareja no tenga la estructura emocional para manejar los cambios que un recién nacido trae a casa, pueden desencadenar una crisis. No resolver estos problemas puede llevar a la traición de los dos.

 

5 – Los familiares se entrometen en la relación.

Es obvio que la familia no puede ser acusada, directamente, de la infidelidad de una de las partes de la pareja. Pero las conjeturas y las implicaciones de los familiares ayudan, sí, a desgastar una relación, especialmente si uno de los dos no toma ninguna medida al respecto. La interferencia frecuente de la familia anula y devalúa el respeto a la pareja. Y, como una forma de escapar de la presión, por ejemplo, no es raro que el alivio sea encontrado en los brazos de alguien más.

 

6 – La persona está en crisis.

La crisis no siempre tiene que ver con la relación o con la pareja, bien podría deber sea a una carrera frustrada, proyectos personales desestimados, sueños dejados atrás o la llegada a una edad determinada. La persona se siente, en general, insatisfecha, con ganas de dar un vuelco a su vida. Es este deseo de cambio el que a menudo deja espacio para el surgimiento de un nuevo romance.

 

7 – No hay contacto visual durante las conversaciones.

La mirada en muchas situaciones, dice más que las palabras e incluso puede contradecirlas. Evitar el contacto visual es una forma de tratar de ocultar sentimientos, como dilemas íntimos.

 

8 – Aumentos de interés cultural.

Cuando nos relacionamos con alguien, tratamos de dar y mostrar lo mejor de nosotros. Después de todo, la intención es seducir. El tiempo de convivencia entre una pareja va haciendo que hombres y mujeres vayan mostrando su peor lado. El mal humor, la falta de atención, la cara fea en la mañana… Siguiendo esta lógica, él o ella puede comenzar a invertir más en la información y a interesarse en nuevos géneros de diferentes libros, películas y musicales. Lo más probable es que, de esta forma, la persona quiera ampliar su acervo cultural para impresionar a algún objetivo amoroso.

 

9 – Creer que has ganado el juego.

Te dejaste llevar por el lado oscuro de la rutina, que es considerar que tu pareja te pertenece para siempre. Cualquiera que piense de esa manera no se esfuerza para seducir ni para alimentar el deseo o la inseguridad del otro, factores críticos para sostener la relación. Un poco de miedo de perder siempre es bueno. Si percibes que tu pareja se da cuenta de tu exceso de confianza, cuidado. La indulgencia masculina, por lo general detona varios casos de infidelidad femenina. Gran parte de las mujeres que engañan no buscan sexo. Tienen sexo en casa. Lo que no tienen, muchas veces, es besos en la boca, romance, elogios. Quieren sentirse conquistadas y seducidas.

 

10 – Comportamientos comunes se vuelven inestables.

La persona parece confusa, perdida en la luna. Incluso puede presentar lapsos de olvido y perder la concentración cuando está hablando algo. Este estado puede demostrar que, a nivel interno, la persona está viviendo un conflicto mayor y teniendo en cuenta los pros y los contras de cometer una infidelidad.

Trucos & Tips

Artículos Relacionados

  • EL PONYDOR Ago 27, 2013

    Ashi esh…

  • sharky Ago 28, 2013

    che amarra navajas

  • SalinasDeGortawi Ago 28, 2013

    saque 8, creo que pase el examen

  • ElBruto Ago 4, 2014

    Estos puntos son tambien de mujeres controladoras y a la vez despistadas

    • Jazmin Mar 19, 2015

      O sea, controladoras, despistadas, celosas e infieles.

  • diana Sep 7, 2014

    que la mayoria de mujeres nos volvemos psicologas en la relacion y todo nos sale real.

  • cuernos Oct 22, 2014

    Es cierto,todos los puntos son ciertos. A eso yo añadiría la intención de premiar a tu pareja en la cama,para compensar lo que le estás haciendo o vas a hacer.
    Un saludo desde España.

  • Clover May 1, 2015

    Yo con la primera no estoy nada de acuerdo. Igual el interés viene motivado por ver gracias a la tercera persona que las cosas se pueden hacer de otra manera…
    De todas maneras, la razón número uno, de lo que aquí no se habla, es de lo importante que es la comunicación. Si no existe un ambiente que propicie que todos estos problemas se hablen antes de tener que andar detectando síntomas es que esa relación no tiene mucho futuro…

  • jaime Jul 2, 2015

    Lamentablemente estos test son tan relativos y pueden caer en malos entendidos, podrias tener conflicto en trabajo inclusive de salud y darte resultados similares, me parece un reportaje malo y tendensioso, abusados!!!

  • Javier Ene 19, 2016

    Todo esto de fidelidades e infidelidades es sumamente aburrido. Me regreso a ver mi película.

Formulario de comentarios

Send this to friend