5 razones científicas para amar el ser madre

Muchos estereotipos modernos se lamentan de las trampas de la maternidad, comenzando por los pañales explosivos y terminando con hijos adultos que nunca devuelven las llamadas. Pero, en realidad, estudios científicos respaldan lo que la mayoría de las mujeres en el mundo ya sabe: ser madre puede resultar una experiencia increíble, tanto desde un punto de vista psicológico como de salud en general.

mujer plena

Ser madre es bueno.

Los beneficios son muy grandes: van desde un menor riesgo de padecer cáncer hasta el encontrar un significado y propósito en la vida. Y lo más genial de todo esto es que no lo sabemos gracias a las “madres del Facebook” – esas mujeres que publican mensajes lindos, pero a la hora de la verdad no están allí para sus hijos. La base del conocimiento expuesto a continuación es puramente científica.

La investigación sobre si los niños traen felicidad abarca a toda una gama de estudios donde se sugiere que aquellas mujeres que tienen hijos son más felices y saludables que las que no los tienen. Aunque otros estudios dicen que el hecho de tener hijos o no, realmente no hace diferencia alguna (desde el punto de vista de la felicidad).

En general, según Katherine S. Nelson, una estudiante de doctorado de la Universidad de California, en los Estados Unidos, quien se convierte en padre recibe un salario mejor en relación a los hombres sin hijos, mientras que las mujeres suelen tener más dificultades. Pero no todo es una mala noticia para las madres…

 

5 – Las madres son mujeres más felices.

Según Katherine, aunque las mujeres con hijos no informen ser más felices que aquellas sin hijos, se sienten menos pensativas sobre el significado de la vida. Es como si vieran un propósito natural en su labor de ser madre, sin necesidad de meditar mucho sobre el tema.

embarazada

Las madres novatas también pueden experimentar una sensación dramática de interconexión y realización, según un estudio publicado por la revista Psychology en 2014. Aunque los bebés se conviertan en el centro emocional para la sensación de felicidad en las semanas y meses posteriores al nacimiento, las madres también dicen experimentar un sentimiento íntimo de conexión con otras personas de su familia.

 

4 – Las madres tienen una visión más positiva sobre las cosas.

Amamantar se relaciona con un aumento de la oxitocina y niveles más elevados de prolactina. Ambas hormonas promueven y pueden contribuir al “éxtasis” que muchas mujeres experimentan durante la lactancia. Estas hormonas provocan que se sientan bien, en mayor sintonía con las emociones positivas y menos enfocadas en la ira. Esta conclusión resultó de otro estudio realizado en 2014.

madre hija calle

Las mujeres que amamantan también son más rápidas para reconocer expresiones faciales positivas y más lentas en percibir señales negativas o amenazadoras, según se concluye en el mismo estudio.

 

3 – Las madres tienen una mejor salud.

El embarazo y la lactancia pueden tener otros beneficios colaterales a largo plazo. Las madres que amamantan presentan un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama, con una disminución del 4.3% por cada año de lactancia, según un estudio de 2010. Las mujeres que tienen hijos también tienden a tener menos probabilidades de desarrollar cáncer de ovarios.

calcetines bebe

Aunque los investigadores no saben exactamente por qué amamantar proporciona protección contra el cáncer, una de las posibilidades consideradas es que el embarazo y la lactancia suprimen la ovulación. Reducir el número de menstruaciones a lo largo de la vida, por su parte, puede reducir el número de brotes hormonales a los que las mujeres se ven expuestas, lo que reduce el riesgo de cáncer de ovarios, argumentan los investigadores.

Otra investigación también relacionó la duración de la lactancia con la disminución del riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares y la mejoría en la salud del corazón. Y los padres, especialmente las madres, tienden a vivir más tiempo que las personas sin hijos, según un estudio de 2012.

 

2 – Las madres tienen cerebros zombis.

Las mujeres no solo pueden llevar a sus hijos en sus corazones, de hecho, también pueden llevarlos en sus cerebros. Lo que la ciencia intenta decir con esto es que las células fetales pueden migrar a través del torrente sanguíneo de una mujer y alojarse en su cerebro cuando está embarazada. Las mujeres retienen toda la vida por lo menos algunas células de sus hijos después del nacimiento, según un estudio realizado en 2012.

reciennacido

Aunque pueda parecer un tema más aterrador que impresionante, considera lo siguiente: algunos científicos creen que estas células fetales pueden proteger los cerebros de las mujeres.

Las mujeres con enfermedad de Alzheimer, por ejemplo, son menos susceptibles de tener células fetales en el cerebro. Otro estudio de 2012 también encontró que, en ratones, estas células fetales pueden alojarse en células dañadas del corazón y reparar el tejido.

Las células fetales son, en ciertos aspectos, como las células madre en su capacidad de reproducirse y diferenciarse en diferentes tipos de células.

 

1 – La felicidad que no deja de aumentar.

¿Cansada de los llantos en las madrugadas y los berrinches? Anímate, las cosas se pondrán mejores… a medida que te hagas más vieja. Aunque la felicidad conyugal inicialmente sufra un descenso con la llegada de un nuevo bebé, esta “infelicidad” se derrite a medida que los niños crecen, según un estudio publicado en 2011.

madre e hija

Puede ser que madres y padres estén idealizando la paternidad pero, de cualquier forma, cada niño adicional hace que ellos sean más felices (siempre y cuando tengan más de 40 años de edad).

Una vez que las niñas crecen, muchas madres pueden ver a sus hijas adultas como sus mejores amigas.

Los esposos son sustituidos por hijas adultas a medida que las mujeres envejecen, según un estudio de 2012. Todo lo que tienes que hacer para satisfacer tus necesidades es darle un smartphone y enseñarles directamente a responder el teléfono a cualquier hora que llames.

Una análisis de 3.2 millones de mensajes de texto reveló que las mujeres más viejas llaman a otra mujer de una generación más joven – probablemente una hija – más frecuentemente que cualquier otra persona.

Parece natural, ¿no?

Especiales

Artículos Relacionados

  • Elmer Homero May 12, 2015

    Faltaron las otras 5, ¿no?

  • loco May 12, 2015

    Solo vi 5, y as otras 5??

  • Marichú May 12, 2015

    Jajaja! Debo enviarles la imagen del desglose del recibo telefónico de mi madre… mis números de oficina y móvil son los más llamados, por mucho!

  • matuk May 12, 2015

    y de ser papa?,

  • Mónico May 12, 2015

    Llámenme enfermo, pero la de la primer foto, la de azul = MILF.

    • Mark IV May 15, 2015

      Enfermo es poco!! yo diría prepuber ñonga guanga!!

  • emmanuel May 13, 2015

    mmm disculpen mi ignorancia pero quien es aylin??? nunca la habia visto publicar

  • Flaka May 13, 2015

    A excepción de “cerebros zombie” que se da por cuestiones biológicas, Este post está totalmente fuera de la realidad, a menos que seas madre por convicción son muchos los factores los que intervienen para alcanzar los otros 4.

  • Annel May 15, 2015

    Conoces el amor más puro y enterno que existe!

Formulario de comentarios

Send this to friend