10 Formas de transporte futurista que podríamos experimentar

Los aviones, trenes y automóviles puede que nos hayan llevado a todos los rincones durante el siglo XX, pero ya son noticia vieja. El transporte del futuro se parecerá más a una línea de levitación magnética, jetpacks y tirolesas. Y aunque no lo creas, ese futuro podría estar más próximo de lo que suponemos. Acompáñanos a darle un vistazo a esta selección de 10 formas de transporte futurista que podríamos experimentar dentro de muy poco.

10. Hyperloop.

Hyperloop

Tony Stark Elon Musk es el fundador de Tesla Motors, del proyecto SpaceX y, por si fuera poco, de PayPal. Además de diseñar un innovador automóvil totalmente eléctrico, fundó una compañía para reabastecer a la Estación Espacial Internacional e inventó un sistema bancario alternativo que ha tenido bastante éxito, ahora quiere revolucionar el sistema de transporte público.

Recientemente, Musk hizo pública su idea para un sistema ultrarrápido de transporte de ciudad a ciudad que podría llevar pasajeros de San Francisco a Los Angeles (613 km) en apenas 35 minutos. El Hyperloop fue descrito como un tubo de acero elevado que contendría capsulas de aluminios capaces de transportar autos y personas a velocidades superiores a los 1,200 km/h, todo alimentado por energía solar. Parece una maravilla de ingeniería, pero tiene una desventaja: el costo. Musk calcula que el Hyperloop costaría un promedio de 70 mil millones de dólares sólo para arrancar el proyecto. El desembolso total podría aproximarse a los 100 mil millones de dólares estadounidenses.

Los detractores del proyecto se quejan de que el sistema es muy costoso, poco práctico e incluso muy lento. Sin embargo, su construcción ya ha comenzado. La empresa Hyperloop Transportation Technologies estima la conclusión de un prototipo de Hyperloop para el primer trimestre del año 2015.

 

9. Automóvil radiactivo.

Automóvil radiactivo

Aunque todo mundo pareciera temer a la energía nuclear en nuestros días, quizá podría formar una parte muy importante de nuestro futuro. Existe por lo menos una empresa americana que estudia la idea del transporte radiactivo. Desde hace años Laser Power Systems (LPS) analiza los beneficios del torio, un elemento químico responsable en gran parte por generar el calor en el centro de la Tierra.

Mientras que la mayoría de los países investigan al torio para utilizarlo en las plantas de energía nuclear, en LPS tienen un objetivo más directo: construir un motor de automóvil alimentado exclusivamente por un único y diminuto pedazo de este material radioactivo. El motor funcionaria concentrando el calor emitido por el torio y empleándolo para transformar agua en vapor, haciendo girar una serie de micro turbinas y, consecuentemente, generando electricidad. El torio es increíblemente denso, lo que significa que ocho gramos serían suficientes para alimentar a un automóvil durante más de 100 años de funcionamiento continúo. En otras palabras, jamás tendrías que desembolsar un sólo centavo para cargar el tanque de gasolina. Sí, quizá es un futuro esperándonos más adelante.

Nucleon, el automóvil atómico de Ford

8. Barco de súper-cavitación.

En el mundo de la ingeniería náutica, ninguna tecnología es tan deseada como la súper-cavitación. La súper-cavitación es un efecto que se logra cuando una capa de burbujas de gas se forma en torno de un objeto sumergido en un líquido (imagina el casco sumergido de un barco rodeado por burbujas). Esta capa reduce la fricción hasta en 900 veces, permitiendo que el objeto (en este caso, el barco) se desplace mucho más rápido de lo que lo haría de forma normal sobre el agua.

ghost

Por supuesto, un barco de estas características sería un verdadero hito para cualquier flota marina. Además de una alta velocidad con poco combustible, un barco de este tipo sería muy difícil de detectar para cualquier sónar moderno. Pudiendo incluso superar la velocidad de los torpedos.

Juliet Marine Systems, una empresa privada con sede en New Hampshire (EE.UU.), está tratando de construir dicho barco. Apodado GHOST, sería empleado para la protección y la defensa, en guerras y para evitar ataques piratas a barcos comerciales. También podría convertirse en un barco eficiente, especialmente para mover tropas desde un portaviones a tierras enemigas.

 

7. Martin Jetpack.

Fue una de las 50 mejores invenciones en el ranking de la revista Time en el año 2010, el “primer jetpack práctico del mundo” es un vehículo icónico que finalmente dejó de existir solamente en la imaginación de los escritores de ciencia ficción. Glenn Martin, un neozelandés que trabajó en el mismo proyecto durante más de 30 años, fue quien hizo realidad el Martin Jetpack (dentro de nada comercial).

El transporte individual puede volar de 30 minutos hasta 1 hora con una velocidad máxima de poco menos de 75 km/h, además de alcanzar altitudes de hasta 900 metros. El producto debería llegar en su fase inicial a bomberos y equipos de emergencia, ya que el Martin Jetpack está siendo desarrollado para ser empleado como un vehículo de primeros auxilios. Pero no debes preocuparte, debería estar disponible para su uso personal (si todo sale según lo planeado) a finales del presente año, claro, para aquellos que poseen US$ 200,000 extras para gastar.

 

6. Velo-city.

Sería ideal ir en bicicleta al trabajo todos los días, pero también implicaría un gran esfuerzo. Aunque en breve todo podría ser mucho más fácil. En 2006, la ciudad de Toronto dio a conocer sus planes para un sistema de tránsito de alta velocidad, ultra silencioso y libre de contaminación: una ciudad diseñada por el arquitecto Chris Hardwick.

Velo-city

La idea era construir un tubo con tres carriles elevados para bicicletas separados en cada dirección, permitiendo la circulación del aire que crearía un viento de cola. La eficiencia de los ciclistas podría mejorarse hasta en un 90%, pudiendo alcanzar velocidades de hasta 50 km/h, como el proyecto fue ideado, también sería ideal para los climas fríos, ya que los ciclistas quedarían protegidos de los elementos como la lluvia y el viento. Aunque la idea fue aclamada cuando se propuso por primera vez, el proyecto se fue a archivo debido a la falta de financiamiento. A pesar de esto, no fue olvidado. Quizá tengamos bicicletas volando por nuestras cabezas de forma muy sutil en un futuro próximo.

 

5. Next.

Todos hemos escuchado hablar del automóvil que se conduce solo de Google. Pero, ¿has escuchado hablar de Next? Básicamente, el diseñador Tommaso Gecchelin imaginó un mundo donde utilizaras tu smartphone para solicitar una auto conducción que acudirá hasta el lugar para llevarte. A continuación, podrás ingresar en un módulo configurable y las puertas se cerraran. A cuatro ruedas, el asiento permanecerá en posición vertical, mientras que a tú alrededor el módulo se levantará sobre dos ruedas para conectarse a un grupo. Un panel se abre, y de repente tendrás la impresión de estar sentado al interior de un autobús o un tren. Los módulos pueden separarse tan fácilmente como se unen.

Es una idea fantástica de un “transporte público individual”. Desafortunadamente hay un largo camino a recorrer antes de que podamos disfrutar de algo así. En sus planes, Gecchelin trazó la línea del tiempo de las tecnologías que deben ser desarrolladas o mejoradas antes de que Next pueda ser construido. En este cronograma se incluye la producción de nanomateriales baratos, un automóvil sin conductor comercial, una batería de alta capacidad, paneles solares económicos, etc. Al final, Gecchelin confía en que habrá un prototipo listo para finales del 2025.

 

4. Kolelinio.

Lo creas o no, un viaje en tirolesa podría convertirse en realidad con Kolelinio, un concepto presentado por Martin Angelov en una conferencia de TEDx en Salónica, Grecia, en 2010. Angelov prevé una red de cables que cruzarán los cielos, permitiendo que las personas viajen de un punto a otro.

La idea es acabar con las costosas carreteras y los vehículos contaminantes utilizando el Kolelinio para recorrer las distancias, sentado en una silla cerca del suelo en zonas peatonales y a mayor altura en áreas de alto tráfico. Sin embargo, existen algunas desventajas. Kolelinio no ofrece ninguna protección contra el mal tiempo, y no es ideal para personas con miedo a las alturas. Sin embargo, resulta una idea innovadora.

 

3. Skylon.

Skylon es señalado como el sucesor del Concorde, el avión comercial que alcanzaba velocidades superiores a las del sonido, pero que fue puesto en retiro hace casi una década. En 2013, el Reino Unido hizo público sus planes para gastar más de $90 millones de dólares en el desarrollo de Skylon, un avión súper rápido que puede alcanzar cinco veces la velocidad del sonido y salir de la órbita terrestre para ir al espacio. Sería capaz de despegar en cualquier pista del mundo, y podría llevar a 300 pasajeros de Londres a Sídney en apenas cuatro horas. Además, podría ser empleado para transportar cargas de hasta 15 toneladas hacia el espacio, para la Estación Espacial Internacional, por ejemplo.

Skylon

Su desarrollo apenas comienza y hay algunos obstáculos verdaderamente formidables a superar. Además de que la tecnología no es nada sencilla, los 90 millones no son más que el comienzo – el costo final podría superar los mil millones de dólares. Sin embargo, muchos científicos permanecen optimistas ante el proyecto. Si todo va según lo planeado, un prototipo debería estar disponible en 2017, como un avión comercial hecho realidad dos años más tarde. Después de eso, el acceso al espacio o a cualquier parte del mundo dentro de cuatro horas será una realidad.

 

2. SCARAB.

Este vehículo conceptual es elegante, aerodinámico y recuerda vagamente a una motocicleta, pero también está cerrado, con espacio suficiente para equipaje, es alimentado por baterías, biocombustible o una pila de combustible. Con sus cuatro ruedas es posible dirigirlo de forma manual, pero también es capaz de dirigirse de forma automática en ciertos caminos y de inclinarse en dos ruedas para estacionar con mayor facilidad. Además es desmontable.

SCARAB

El diseñador David Miguel Moreira Gonçalves tuvo el ambiente urbano en mente cuando diseñó este proyecto, con el objetivo de crear una solución para un nuevo sistema de transporte compuesto por vehículos e infraestructuras sustentables y adaptables. En otras palabras, se dio cuenta de que las personas prefieren los vehículos personales al transporte público, entonces, intentó ofrecer algo ambientalmente amigable que se mantuviera individualizado. Ningún SCARAB ha sido construido hasta la fecha, pero bien dicen que la esperanza es lo último que muere.

 

1. SkyTran.

SkyTran

Tel Aviv, en Israel, es una ciudad vibrante con un gigantesco problema de tráfico. Por tal motivo se propusieron el objetivo de conquistar los cielos, con un transporte público magnético llamado SkyTran. Este correrá a través de pistas de metal situadas a seis metros encima del suelo, aunque realmente no estarán sobre las pistas, las unidades quedaran fijadas a los carriles, flotando casi sin fricción, gracias a la tecnología maglev (levitación magnética).

Los pasajeros podrán emplear una aplicación de Smartphone para llamar a una unidad a la estación más cercana. Estas unidades pueden funcionar de forma independiente. De acuerdo con el CEO de SkyTran, Jerry Sanders, el boleto para un pasaje costará poco más que el de un autobús, pero menos que un taxi. Además de esto, una vez que los paneles solares sean instalados, el sistema será de energía neutral. SkyTran será capaz de alcanzar velocidades de hasta 241 km/h, pero circulará con lentitud, por lo menos en las etapas iniciales, para que los pasajeros se acostumbren.

 

Vía: Listverse.com

Tecnología

Artículos Relacionados

  • Kaiser Diavolo Jun 23, 2014

    algun dia . algun dia

  • yanimeacuerdo Jun 23, 2014

    ninguno, ninguno y ninguno, le veo futuro, algunos son costosos otros poco practicos, se necesita algo que sea como el automovil, por lo practico, los coches contaminan, pero son practicos, algo asi se nesecita, que use ya lo que hay para que su uso no sea tan costoso, pero no contamine y sea mas eficiente sin tener que invertir mucho

  • homosexual Jun 23, 2014

    Sólo el skytran y la tirolesa estarían accesibles a los ciudadanos comunes, los demás son muy caros, por lo pronto tendré que seguir viajando en la combi

  • Fernando Jun 23, 2014

    el auto atomico es una locura, imaginate choca y una explosion nuclear, este error en el que caen es compresible no necesitamos recorrer mas distancias necesitamos tener las cosas mas cerca
    Que en tu barrio puedas encontrar escuelas, tiendas de autoservicios, bibliotecas, centros de salud, mercados y todo a menos de 4 km entonces viajaras menos abra menos trafico y viviras mas

  • Servando Jun 23, 2014

    Falta el transporte que tenia el Sr. Garrison de South Park

  • sabandija Jun 24, 2014

    jajajajajajjajajaj la bicicleta de el sr Garrison jajaj inolvidable

  • Alexander Quiceno Jun 24, 2014

    Pero muchos de esos proyectos ya tienen similares, como los cables de algunas ciudades latinoamericanas:

Formulario de comentarios

Send this to friend