Las 10 fiestas más salvajes y decadentes del pasado

¿Quién no adora los bacanales? No hay nada como beber litros y litros de aguas locas, perder la noción del tiempo, tambalearse por todos los asientos del lugar, hacer el ridículo mientras intentas coordinar algunos pasos de baile y despertarte al lado de una completa (o completo) desconocida en un lugar donde nunca habías estado antes, con ese temor incesante de que invariablemente has contraído alguna ETS o serás padre en los próximos 9 meses, ya mejor ni hablamos de la resaca… así lo recuerdo la última vez que sucedió.

fiestas decadentes del pasado

Pero por muy libertina que parezca esta época, nunca está demás echar una mirada al pasado, a los anales de la historia, para darse cuenta de que el espíritu fiestero ha estado presente desde el día en que nos comenzamos a llamar humanos. Dale un vistazo a algunas de las fiestas más salvajes y decadentes del pasado.

1. El ponche del almirante Rusell

ponche Almirante Russell

En el año 1694, el almirante británico Edward Russell decidió organizar una velada de navidad acompañada con ponche en Cádiz, España, para 5000 de sus agradables compinches marineros. Con el fin de mantener a todos los socialmente bien lubricados, Russell ideo una ponchera de niveles nunca antes vistos, esta contenía 1,200 litros de este producto. La mezcla estaba hecha con 250 litros de aguardiente, 125 de vino, 635 kg de azúcar, 20 galones de jugo de lima, 2,500 limones y 2.2 kg de nuez moscada.

También sirvió una mesa impresionante, con suficiente comida para todos los presentes, incluyendo a un buey entero asado. Aparentemente, el ponche era tan grande que hizo a uno de sus grumetes navegar fuera con un bote hecho a medida para servir a los invitados. Impresionante.

 

2. La Fiesta de Francisco y Enrique

 Francisco I y Enrique VII

Érase una vez, allá por el año 1520 y durante unos 30 minutos, Francia e Inglaterra cesaron la guerra. Increíble, lo sé. Pero en ese año, los dos respectivos monarcas – Francisco I y Enrique VIII – se reunían para discutir la invasión otomana del sur de Europa. Lo que comenzó como una cumbre diplomática internacional rápidamente se tornó en una competencia de borrachines, ya que los dos mandatarios trataron de superarse uno a otro en un cuerpo a cuerpo de borrachera que duró la friolera de 17 días.

Entre otras atracciones, hubo justas, tiro con arco, festines, grandes cantidades de alcohol y la construcción temporal de castillos. ¡Castillos temporales! Y no hablamos precisamente de castillos robustos… lo que sin duda hubiera hecho todo aquello más divertido.

 

2. El cumpleaños del Sultán.

Hassanal Bolkiah

Hassanal Bolkiah, cuyo nombre completo es Haji Hassanal Bolkiah Mu’izzaddin Waddaulah ibni Al-Marhum Sultan Haji Omar Ali Saifuddien Sa’adul Khairi Waddien, perro dejémoslo en “Haj”, es el actual sultán y el primer ministro de Brunei. Para su fiesta de cumpleaños número 50 en el año 1996, organizó una fiesta increíblemente lujosa acompañada con champán, caviar y Michael Jackson. Con un gasto estratosférico, el sultán de Brunei ni titubeo a la hora de llamar a Jackson para que lo entretuviera, y luego ni siquiera se molestó en ver el espectáculo. ¡Toma eso Rey del Pop! Toda esta fiesta terminó con una factura de unos $ 27 millones de dólares… dólares de 1996. El respeto por el valor del dinero.

 

4. El festín de Baltasar

Baltasar

Pocas cosas pueden ser más decadentes que profanar artículos considerados sagrados para satisfacer los más bajos instintos, pero eso es justamente lo que sucedió a Baltasar de Babilionia. De acuerdo con el Libro de Daniel, Baltasar decidió organizar una fiesta masiva para todos sus amigos en Babilonia.

Luego de hartarse de tanta comida y bebida, Baltasar dedujo que sería una gran idea ir en busca de los sagrados cálices de oro del Templo de Salomón en Jerusalén y beber alcohol en estos. Así lo hizo, y Dios se sintió lo suficientemente ofendido como para revelarse en la forma de una mano que escribió en la pared del palacio un mensaje. Daniel interpretó la escritura como una sentencia de muerte a Baltasar para esa misma noche… cosa que así sucedió, según el relato bíblico, Babilonia fue invadida y Baltasar asesinado. Muchacho tonto.

 

5. El banquete del zar Nicolás II para los ricos.

banquete

También debes saber que resulta bastante decadente cuando tus propias fiestas contribuyen a tu caída como gobernante de una nación y a tu muerte. Mientras que la mayoría de sus súbditos morían por hambre y en la pobreza extrema, Nicolás II decidió que sería una idea sensacional celebrar un exclusivo banquete para él y su grupo de amigos ricos, por ninguna otra razón más que celebrar el hecho de que era muy, muy rico.

El espectáculo que se extendió durante dos días era una mezcla rebosante de lujosa joyería, cocina fantástica, alcohol ilimitado y entretenimiento de primera categoría. Probablemente no fue el mejor momento para hacerlo, ya que la mayoría de la población ni siquiera podía darse el lujo de alimentarse.

 

6. Domus Aurea de Nerón

Domus Aurea

Otro gobernante cuya negligencia hacia sus súbditos contribuyo a su caída. Nerón tuvo su “Casa de Oro“, donde casi todos los días iba a celebrar sus fiestas locas… durante aproximadamente cuatro años. Eso no fue lo peor, enfureció aún más al pueblo de Roma cuando mandó a construir la Domus Aurea inmediatamente después del infame Gran Incendio de Roma (que muchos creen que él mismo inició), en el sitio del incendio y utilizando fondos y recursos que pudieron haber sido mejor aprovechados para la reconstrucción después del infierno. El edificio en sí era enorme, abarcaba unos 300 acres e incluía un lago artificial y una estatua de 30 metros de este humilde hombre.

 

7. Las reuniones de Andrew Jackson en la Casa Blanca

Andrew Jackson

En el año 1829, Andrew Jackson celebraba su acto inaugural en la Presidencia de los Estados Unidos organizando una gran fiesta en la Casa Blanca. Para sorpresa de Jackson, 21,000 almas se hicieron presentes. En un momento logró escapar de las manos de los sobreexcitados juerguistas al colarse por una ventana, y urdió un plan para atraer a todos los asistentes a la fiesta hacia los jardines del reciento con enormes contenedores de ponche y whisky situados afuera.

Ocho años después, Jackson sería sede de otro evento, esta vez dominado por una rueda de 1,400 libras de queso. Jackson publicó un anuncio en el periódico nacional para invitar a la gente a que le ayudaran a comerlo… 10,000 personas se dieron cita al festín.

 

8. La fiesta blanco y negro de Truman Capote

Truman Capote

El novelista Truman Capote soñó toda su vida con ser rico, famoso y organizar fiestas espectaculares, por lo que cuando su sueño se hizo realidad en 1966 con el éxito de In Cold Blood, no perdió el tiempo a la hora de capitalizar su nueva riqueza.

Planeó meticulosamente una extravagante fiesta temática en blanco y negro en el Hotel Plaza de Nueva York. Entre los invitados se encontraban Mia Farrow, Henry Ford Jr., Norman Mailer, John Steinbeck y Frank Sinatra. El evento ha sido aclamado como el último pico en la escena social de la ciudad de Nueva York.

 

9. Woodstock

Woodstock

En el año 1969, un grupo (medio millón) de hippies se congregaron en un campo en Bethel, Nueva York, para un festival musical de tres días de proporciones titánicas. La fiesta implicaba amor libre, marihuana, revolcarse en el barro creado por la frecuente lluvia y por supuesto, mucha música.

Entre las bandas que se presentaron estaba Creedence Clearwater Revival, The Who, The Band, Jefferson Airplane, Janis Joplin, Sly & the Family Stone y Jimmie Hendrix. La diversión se extendió durante toda la noche y no paró desde las 11 de la mañana el domingo hasta lunes siguiente por la mañana.

 

10. La fiesta de Navidad en Oakmont Stratton de Jordan Belfort

Para finalizar con la lista, algo un poco más reciente. Jordan Belfort ha vuelto a la atención del público luego de la última película de Martin Scorsese, El lobo de Wall Street, donde Leonardo DiCaprio interpreta a Belfort. Belfort celebraba fiestas frecuentes en las oficinas de su empresa en las que era bastante común el abuso de drogas, alcohol, enanos, prostitutas y los cortes de pelo (puedes ver la película para más detalles). Aunque la historia presentada por Scorsese fue pulida para Hollywood, muchos de los acontecimientos de la película realmente tuvieron lugar.

Historia

Artículos Relacionados

  • Chama98 Feb 14, 2014

    faltaron las fiestas de cumpleaños de ronaldinho que duraban 3 dias seguidos..

  • axel Feb 14, 2014

    falto proyecto x. esa si fue tambien una buena fiesta

  • Gobbels Feb 14, 2014

    Faltaron las fiestas que se organizan los diputados del PAN en polanco, esas si son fiestas.

  • YOSIMEACUERDO Feb 16, 2014

    Y PARA FIESTAS ESTE AÑO EN EL HELL AND HEAVEN 2014 YEAAAAAAAAAAAA

    • raymundo Mar 30, 2014

      jajajajaj el H&H jajajajajaj

  • Luis Ro Jun 11, 2014

    Las fiestas de Marco Fabian faltaron…. Esas son épicas

Formulario de comentarios

Send this to friend