Vladimir Putin teme el desarrollo de un “arma genética”

Abordando el tema sobre la edición de genes humanos el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se dijo horrorizado. Al mandatario le resulta preocupante que alguien pueda desarrollar un arma capaz de diezmar poblaciones enteras. Mientras tanto, los líderes del programa de investigación genética en Rusia aseguran que es un escenario improbable.

edición genetica arma genetica(2)

Rusia y la investigación genética.

Durante varios años, los rusos optaron por mantenerse al margen en el polémico campo de la edición genética. Pero, el país acaba de invertir miles de millones de dólares en impulsar un programa de investigación genética. Por eso, Putin parece preocupado sobre las consecuencias militares y de seguridad nacional.

Es probable que las declaraciones del presidente busquen consolidar el control en la investigación genética de Rusia. Al final, el objetivo del gobierno es tener control total sobre el destino de esta ciencia. En un discurso que ofreció en 2018, Putin sugirió a otros gobernantes del mundo: “deberíamos reunirnos y elaborar reglas comunes sobre esta área tan sensible”.

Curiosamente, para 2019 el mandatario tenía una postura completamente distinta sobre el tema. Por esas fechas aprobó un fondo de US$ 1,700 millones destinado a la investigación genética. Y algunos rumores apuntan a que Rusia duplicará esa inversión en el corto plazo. Tampoco es casualidad, pues la decisión del presidente ruso precedió a la apertura de las investigaciones en los países asiáticos.

Apertura a la ciencia.

Expertos sugieren que Putin aceptó financiar el ambicioso programa de investigación por el temor a una “guerra de modificaciones genéticas”. Especialmente después que los científicos incluyeran la palabra “seguridad” en la lista de aplicaciones. Según los rumores, los mismos investigadores habrían bromeado en privado sobre las suposiciones de Putin. Suponiendo que el presidente ruso imaginaba el desarrollo o defensa contra armas que consideran imposibles de concretar.

El temor de Putin a un “arma genética”.

De hecho, el término “seguridad” se refiere a la protección de los ciudadanos rusos contra enfermedades peligrosas. Padecimientos como el ébola o SARS, pues para esa época la pandemia de COVID-19 todavía no empezaba. Por supuesto, además del desarrollo de un programa de investigación genética independiente de la comunidad internacional.

edicion genetica y enfermedades

“Esta parte de la propuesta incluye el esbozo de un plan para garantizar la independencia tecnológica. Esencialmente, hablan de seguridad en el sentido más amplio del término”, habría confesado al medio Meduza un biólogo del Instituto Engelhardt de Biología Molecular. “Requerimos capacidad para desarrollar agentes químicos propios y dispositivos que salvaguarden las tecnologías genéticas de Rusia. En caso de que las cosas vayan mal y nos aíslen a través de sanciones”.

En esta etapa de la edición genética en humanos es poco probable el desarrollo de un “arma genética” como la que preocupa a Vladimir Putin. Y no por las buenas intenciones de los investigadores, sino por las limitaciones tecnológicas del área. Sin embargo, parece que el temor del mandatario servirá para impulsar un formidable programa de investigación. Además, permitirá a Rusia adquirir cierto control en el área a nivel internacional.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *