Neurociencia

Vinculan uso de marihuana con bajo I.Q. y problemas cerebrales

Desde hace algún tiempo una serie de estudios ha venido sugiriendo que el uso de la marihuana en etapas previas a la adultez incrementa el riesgo de que niños y adolescentes desarrollen problemas de cognición y enfermedades psiquiátricas, entre las que se incluyen la depresión, bipolaridad y esquizofrenia.

quemando-las-patas-al-diablo

Sin embargo, un nuevo estudio hecho en Canadá que fue publicado a inicios de mes investigó aún más a fondo los problemas de humor y ansiedad muchas veces observados en los jóvenes consumidores de marihuana.

“Muchos de los jóvenes en nuestro programa consumen marihuana de forma intensa y, incluso conociendo la existencia de los estudios previos, creen que mejora condiciones psiquiátricas pues los hace sentir mejor momentáneamente”, explica Elizabeth Osuch, la líder de la investigación perteneciente al Instituto de Investigación de la Salud de Lawson, en Canadá.

El equipo de investigación segmentó a los jóvenes voluntarios del experimento en cuatro grupos: aquellos con depresión que no consumen marihuana, aquellos con depresión que frecuentemente usan marihuana, consumidores frecuentes sin depresión e individuos saludables que no consumen marihuana.

Además, los participantes también fueron subdivididos entre aquellos que empezaron a consumir la droga antes de los 17 años y aquellos que empezaron a mayor edad o que nunca la usaron. Cada voluntario pasó por una serie de pruebas entre las que se incluyeron exámenes psicológicos, cognitivos, de coeficiente intelectual y exámenes de imagen cerebral.

 

Los resultados.

El estudio no encontró evidencia alguna de que el consumo de marihuana mejore los síntomas de la depresión. No había ninguna diferencia entre los síntomas psiquiátricos presentados por aquellos con depresión que usaban la sustancia y aquellos con depresión que no la usaban.

hojas-de-marihuana-planta-verde

Además, los resultados de los exámenes de imagen revelaron diferencias de función cerebral en el área del cerebro relacionada con la recompensa y el control motor en las personas que usan marihuana. El consumo de marihuana no solo no corrigió este problema entre los participantes con depresión, sino que en algunos casos los empeoró.

Los investigadores observaron que aquellos que consumen marihuana a temprana edad presentan funciones anormales relacionadas al procesamiento visual-espacial, memoria y procesamiento de recompensas. Aquellos que usaron la droga en la adolescencia también tenían un menor coeficiente intelectual.

“Estos descubrimientos sugieren que el consumo de marihuana no corrige las anormalidades cerebrales o síntomas de depresión, y usarla a temprana edad puede tener efectos anormales no solo en la función cerebral, sino también en el coeficiente intelectual”, dice Osuch.

 

Relación entre depresión y uso de marihuana.

Otro examen realizado por el equipo médico tuvo que ver con los genes de los participantes. Descubrieron que aquellos que consumieron marihuana a temprana edad presentan una mayor variación genética en un gen que produce el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), el BDNF está relacionado con el desarrollo cerebral y la memoria, entre otros procesos.

hombre-fumando

“Este descubrimiento sugiere que esa variación genética puede resultar en jóvenes predispuestos a consumir marihuana”, dice Osuch. Sin embargo, el estudio tiene que repetirse en una muestra más grande para confirmar las sospechas.

15 comentarios

Hacer comentario

Send this to a friend