Viaje al centro de la Vía Láctea en espectacular simulación de la NASA

¿Te imaginas el espectáculo de observar nuestra galaxia desde un agujero negro súper masivo en el núcleo de la misma? Ahora puedes formarte una idea más clara con un video en súper alta definición patrocinado por la NASA. Gracias a una combinación de simulaciones realizadas en el Centro de Investigación Ames, en California, a partir de la información recolectada por el observatorio de rayos X Chandra, la agencia espacial estadounidense realizó esta secuencia de imágenes en 360° que nos ofrece un maravilloso paseo hasta Sagitario A*, en el inhóspito corazón de la Vía Láctea.

simulacion via lactea nasa

Esta es la oportunidad perfecta para conocer la sensación de estar al borde de un agujero negro y contemplar, en todo su esplendor, la actividad cósmica. Especialmente si eres de los que posee gafas de realidad virtual.

La simulación en torno a Sagitario A*.

Te vamos adelantando que las cosas se ponen algo locas en las proximidades del agujero negro. Si Sagitario A* tuviera conciencia, seguramente estaría molesto de atravesar por un caleidoscopio cósmico sus últimos miles de millones de años de existencia. En la secuencia, una nube emisora de rayos X se desplaza a la distancia, aparentemente sin rumbo fijo, pero a medida que se aproxima al núcleo gira en torno al espectador mientras empieza a ser engullida por el voraz apetito de este agujero negro, un objeto cósmico que posee 4 millones de veces la masa de nuestro Sol.

En la simulación se muestran impresionantes detalles de las cosas psicodélicas que suceden cuando partículas cargadas emitidas por estrellas gigantes y masivas empiezan a interactuar entre sí y son engullidas por el glotón del núcleo galáctico. Gran parte de este escenario cósmico irremediablemente termina en las fauces del hambriento Sagitario A*. Cuando los vientos estelares chocan, el material tiende a formar enormes aglomerados que pueden verse flotando orgánicamente de un lado a otro. Los gases de menor densidad también aparecen siendo engullidos por el agujero negro.

La clave está en los colores.

Si se desea asimilar todavía mejor esta experiencia que ofrece la NASA, es muy importante prestar atención a la gama de colores. En cada tono de color hay gases bajo diferentes condiciones, emitiendo radiación en diversas zonas del espectro de luz.

Por ejemplo, las tonalidades azuladas representan las emisiones de rayos X liberadas por gas caliente, cuyas temperaturas pueden alcanzar varios millones de grados. Por otro lado tenemos los tonos rojizos vinculados al espectro ultravioleta, emanado en zonas menos densas de gases menos calientes, con temperaturas que oscilan entre los varios miles de grados centígrados. Y, finalmente, están los tonos amarillos que corresponden a aglomerados de gases más fríos y de mayor densidad.

Las colisiones de aglomerados de gas resultan en un calentamiento y un destello de rayos X, mismos que se disipan a medida que el material gaseoso se enfría. Las explosiones de los gases próximos al agujero negro también pueden terminar colisionando con el material que escapa de las estrellas masivas en los vientos, y otra vez podemos apreciar los maravillosos destellos de rayos X.

Si tienes gafas VR, la aplicación de YouTube para smarphones logra transmitir un poco de esta inmersión en 360°, logrando que diversas regiones del video se revelen mientras se mueve el dispositivo. Por otro lado, la mayoría de navegadores permite hacer una exploración con el mouse.

Deja un comentario