Venganza en forma de tatuaje

El artista de tatuajes Ryan L. Fitzgerald se enteró que su novia en turno, Rozz Brovent, lo había traicionado con su mejor amigo. Como todo cornudo el enojo fue tal que el tipo decidió tomar venganza, pero de una forma muy original y divertida.

Le ofreció a su novia hacerle un tatuaje en la espalda, el motivo era una imagen de la película favorita de la chica, “Las Crónicas de Narnia”, para hacerle las cosas un poco más fáciles el novio le ofreció unos tragos de vino barato que literalmente anestesiaron a la chica quien se quede dormida en el sillón de tatuajes.

Y como la venganza es un plato que se come frio y muy lento el tipo se tomo todo el tiempo del mundo, hoy enfrenta una demanda de la zorra por la cantidad de $100,000 dólares.

Creo que ha valido la pena por donde lo veamos.

23 Reacciones

Hacer comentario