Un día en el parque de diversiones.

A esta chica no le pudo haber ido peor ese día, aparte de que literalmente se baño de su propio vomito, la grabaron, subieron a YouTube y va para los 2 millones de visitas. Honestamente es imposible no reírse cuando todo aquello que quería contener por fin es liberado.

4 Reacciones

Hacer comentario