Un árbol casi muerto sobrevive misteriosamente en Nueva Zelanda

Durante una excursión de rutina en West Auckland, Nueva Zelanda, un grupo de biólogos encontró el tronco de un árbol popularmente conocido como kauri (Agathis australis) que no presentaba ningún retoño y, aparentemente, estaba muerto. Pero, tras una revisión más minuciosa encontraron que se trataba de un árbol vivo y se apresuraron a resolver el misterio.

Agathis australis

Según los investigadores, podría tratarse del primer caso registrado en el que las plantas crearon una red de agua y nutrientes para rescatar a un único árbol. Las plantas que rodean al tronco extendieron un sistema de irrigación con sus raíces, proporcionando agua y nutrientes a la base del árbol moribundo.

Una red de asistencia vecinal en los árboles.

Sebastian Leuzinger, autor del estudio e investigador de la Universidad Tecnológica de Auckland, en Nueva Zelanda, señala: “el hallazgo tiene profundas implicaciones en la percepción que tenemos sobre los árboles, posiblemente no los consideramos individuos, sino un bosque semejante a un súper-organismo”.

Además, Leuzinger señala que no es nada común que los árboles operen de esta forma pues, generalmente, el agua termina en la atmósfera. “En este caso, el tronco sigue lo que los demás árboles hacen, pues no tiene hojas para transpirar y escapa por la fuerza a la atmósfera”, menciona.

tocon del arbol asistido por arboles vecinos
Los investigadores instalaron una serie de dispositivos para estudiar el tronco.

Para los investigadores, esta relación orquestada por los árboles tiene aspectos malos y buenos. Por un lado, tenemos la distribución compartida de agua y nutrientes; sin embargo, estas vías también propiciarían una distribución más rápida de las enfermedades. Es una pésima táctica para especies como el Agathis australis, que vive amenazado por una enfermedad que pudre sus raíces causada por el Phytophthora agathidicida.

Se han registrado más de 150 especies de plantas que logran establecer lazos con otras plantas para el intercambio de nutrientes. Sin embargo, los científicos señalan que éste sería el primer caso en la literatura biológica sobre una “red de soporte vital” orientada a rescatar un solo árbol.

Categorías Biología

2 comentarios en “Un árbol casi muerto sobrevive misteriosamente en Nueva Zelanda”

  1. esto ya se sabía desde siempre, incluso especies se unen para «atacar» a otras robando nutrientes o rayos de sol, ahi en la naturaleza todo es guerra y sobrevive el mas adaptado, hasta las plantas que no parecen ser ofensivas, lo son. seres vivos que luchan a su modo

Deja un comentario