Todo lo que debes saber sobre tifones en Japón

Debido a la ocurrencia periódica de tifones en el Océano Pacífico, los japoneses han tenido que aprender a convivir con estos fenómenos meteorológicos. Por las lluvias torrenciales y fuertes vientos, los tifones representan un riesgo que obliga a las personas a modificar su rutina, sobre todo cuando implica actividades en el exterior. Si vives o estás de visita por Japón, es de suma importancia que conozcas lo que se debe hacer durante una alerta de tifón.

tormenta en japon

¿Qué son los tifones?

En japonés se les conoce como taifu (台風) y, básicamente, hablamos de gigantescos sistemas de baja presión que pueden desarrollarse sobre el océano Pacífico. La superficie caliente del océano termina generando vapor de agua que asciende y se condensa formando nubes. Posteriormente, estas nubes se elevan en columnas imponentes.

A medida que el aire caliente y húmedo incrementa, se enfría y comienza a bajar. Entonces, el viento empieza a circular en el centro como el agua que desciende por un desagüe. Esto es lo que proporciona a estas tempestades su forma tan característica. Entre más nítido y definido es el ojo de un huracán, mayor es su fuerza.

Los tifones son particularmente peligrosos porque generan lluvias torrenciales y rachas de viento que sobrepasan los 200 km/h. Estos fenómenos meteorológicos son conocidos por muchos turistas extranjeros, familiarizados con tempestades parecidas que se originan sobre el Océano Atlántico, los famosos huracanes.

¿Ciclón, huracán o tifón?

Realmente hablamos de tempestades muy parecidas con nombres distintos. La principal diferencia es el sitio donde se originan:

Los tifones se forman en aguas ecuatoriales del Pacífico y se mueven en dirección a Asia.

Los ciclones se forman al este de África o noroeste de Australia.

Los huracanes se desarrollan en la región del Caribe en el Océano Atlántico, o en Pacífico al oeste de Centroamérica.

Al igual que los huracanes, los tifones son bautizados con nombres propios, pero también son identificados con una secuencia de números: «tifón 1», «tifón 2», etc. Los nombres propios otorgados a los tifones son sacados de una lista con 140 nombres elegidos por cada país. Por otro lado, el número hace referencia al conteo anual de estos fenómenos meteorológicos. El poderoso tifón No.19 Hagibi fue el decimonoveno tifón de 2019.

inundaciones del tifon Hagibi
Inundaciones generadas por el tifón Hagibi en octubre de 2019.

Temporada de tifones en Japón.

Generalmente, la temporada de tifones en Japón inicia el mes de mayo y finaliza en octubre de cada año, con un periodo de mayor intensidad entre agosto y septiembre. Sin embargo, eso no quiere decir que se deban evitar tierras niponas durante estos meses. En promedio, 30 tifones o tormentas tropicales se forman en el océano Pacífico cada año. Entre 7 y 8 de estos tifones pueden terminar afectando la isla de Okinawa, y sólo tres logran llegar a las principales islas de Japón. Así, resulta muy poco probable que tus planes para vacacionar en este lugar se vean afectados por las tempestades.

Japón a prueba de desastres.

La ubicación geográfica de Japón lo hace extremadamente susceptible a desastres naturales de diversa índole incluidos terremotos, tsunamis y, por supuesto, grandes tifones. En el pasado, miles de personas perecieron a causa de los deslizamientos de tierra e inundaciones generadas por los tifones. A través del tiempo, los japoneses adaptaron sus sistemas de construcción y otros métodos para reducir los impactos de la madre naturaleza.

Desde hace casi cuatro décadas, todas las edificaciones en Japón cumplen reglas de proyecto y construcción. Los edificios se construyen pensando en el impacto de los sismos, viento, tifones y nevadas intensas. Las vías de transporte y edificios se diseñan de tal forma que, en una inundación, el agua pueda fluir sin dañar las estructuras. También han instalado defensas costeras para amortiguar el impacto de las tempestades.

desastres producidos por inundaciones tifon

El gobierno de cada localidad suele preparar manuales con instrucciones. También realizan simulacros de forma regular para que la población se mantenga preparada en caso de emergencia. Estos manuales traducidos al inglés se encuentran disponibles en línea. Y uno de los aspectos más importantes son las sirenas o altavoces que alertan a la población de un desastre inminente.

Dependiendo de la intensidad y naturaleza del desastre, es evidente que muchas construcciones resultarán damnificadas seriamente, sobre todo los edificios antiguos. Otro aspecto importante de la vida cotidiana en Japón que se ve interrumpido durante una catástrofe natural es el suministro de energía eléctrica y agua potable, así como el transporte público.

Prepárate para un tifón.

Los tifones tienden a realizar desplazamientos lentos, por lo que se puede predecir su ruta con mucha precisión. Cuando se está preparado, un tifón suele tener poco impacto en la vida o vacaciones de las personas en Japón. El clima que prevalece durante la temporada de tifones suele ser caliente, húmedo y lluvioso. En primer lugar, se debe disponer de un paraguas y vestimenta adecuada. Puedes hacer una lista de actividades en interiores, como visitar un museo, en caso de que la lluvia te sorprenda y no puedas hacer recorridos en el exterior. En las grandes ciudades, como Tokio, muchos comercios mantienen sus puertas abiertas y las actividades siguen su curso normal.

Si te encuentras de visita en Japón cuando sucede un tifón, es muy importante que te informes en medios locales para conocer las alertas, incluidas las advertencias de viaje. Durante la tempestad vuelos, trenes y autopistas pueden mantenerse cerradas, por lo que se deben planear las actividades en base a esto. Antes de reservar un viaje al final del verano, asegúrate de conocer la política de cancelación de la compañía aérea.

tifon en el oceano pacifico

La seguridad es primordial. Procura evitar las áreas afectadas por inundaciones y no entres al mar por ningún motivo. Si se prevé que la región donde te encuentras será afectada por el paso de un tifón, infórmate sobre la ubicación de los albergues, generalmente son escuelas.

Cuando las cosas se pongan feas, procura mantenerte en un lugar cerrado asegurando puertas y ventanas. Usa el sentido común. Si no estás seguro de salir de casa, evita hacerlo.

Los tifones son muy comunes en las islas al sur y prácticamente nunca llegan a la isla de Hokkaido, en el norte. Si vas a hacer un viaje durante los meses de mayor actividad y te preocupa el asunto de los tifones, es mejor que elijas un destino al norte de Japón.

Si estás viviendo en Japón, lo más conveniente es organizar un «kit de tifón«. Se trata de un botiquín de emergencia que debe contener agua embotellada, alimentos no perecederos, un kit de primeros auxilios, una linterna, baterías externas, algunas cambias de ropa y ropa de abrigo. Estos artículos serán de mucha ayuda en caso de una evacuación o cuando el suministro eléctrico sea interrumpido algunos días.

Cinco recomendaciones para superar un tifón en Japón.

Un tifón no siempre es algo destructivo y peligroso. Sin embargo, es importante prepararse y aquí están algunas recomendaciones que podrías emplear con cualquier fenómeno meteorológico de esta clase, independientemente del nombre.

despues del tifon

1 – Mantén la calma.

Es muy importante no entrar en desesperación durante el evento. Se debe mantener la calma y pensar que todo va a estar bien. En caso de que la tempestad se agrave, se recomienda alejarse de las ventanas para evitar lesiones con astillas de vidrio.

2 – Mantente informado.

Procura mantenerte al tanto de la situación actual, ya sea a través de noticiarios confiables o en sitios gubernamentales como la agencia meteorológica del país.

3 – No salgas de casa.

Los japoneses hacen mucho énfasis en que los ciudadanos se mantengan en sus casas, y es que los fuertes vientos de los tifones pueden resultar extremadamente peligrosos. Tejas y otros objetos pesados pueden caer o ser lanzados y herir, o incluso matar, a personas desprevenidas. Lo más recomendable es mantenerse en casa.

4 – Prepara tu propiedad.

Los japoneses suelen proteger sus residencias con cortinas metálicas frente a las ventanas. También se deben trasladar macetas y objetos del jardín al interior de la casa, así como cualquier otra cosa que pueda ser lanzada por el viento. Si es inevitable que algunas cosas queden en el exterior, procura asegurarlas. En caso de que una ventana llegue a dañarse, puedes proteger la zona con muebles o un colchón desde el interior.

5 – Reagenda los compromisos.

Pospón cualquier pendiente que no sea prioritario. Por seguridad, reagenda reuniones y otros compromisos sociales. Si estás obligado a asistir, ve con tiempo pues durante las tormentas suelen presentarse más retrasos en el transporte público.

Deja un comentario