Eres mexicano si…

mexicanos

Cuando tu familia te visita de México, tu casa se convierte en un hotel.

Utilizas el fregadero de la cocina para bañar a los niños.

Cuando la piñata finalmente se rompe, todo se convierte en un escándalo.

Haces una fiesta y tienes que comer lo mismo durante tres días seguidos.

Tienes todas las sartenes y ollas guardadas en la cocina.

Tienes una manta con pinturas de animales, como las que venden en las ferias.

No le confías nada a tu mamá, porque antes que se te des cuenta ya estará pegada al teléfono contándoselo a tu tía.

Si guardas las bolsas del super para utilizarlas como bolsas para la basura.

Si cada vez que te golpeabas de niño tu mamá de decía “Sana sana colita de rana, si no sana hoy sanará mañana”.


Si alguna vez hiciste Hot-Dogs con tortillas.

Si cuando te portabas mal en publico tus padres te decían “¡Mira, ese señor te va a llevar si no te callas la boca¡”

Si alguna vez llegaste a un restaurant y juntaste las mesas para que “cupieran todos”.

Si todos los cereales son ‘CONFLEIS’.

Si alguna vez terminaste una fiesta bailando “Caballo Dorado”.

Si te pegaron con la chancla por decir “que” en lugar de “mande”.

Cuando los tamales, el pozole y el menudo son imprescindibles en Navidad.

Cuando la Virgen de Guadalupe adorna cada cuarto de la casa.

Cuando le pedías dinero a tus padres y te respondían: “¿Qué crees?, ¿Qué estoy cagando el dinero?

Si tu mamá te calló alguna vez porqué intentaba ver la telenovela.

Si la mayoría de los apodos en la familia incluyen al gordo, flaco, el dormido, chuy, chino, chango, güero, moyo, etc.

Si te emborrachaste escuchando a Ramón Ayala.

Cuando escuchas el silbido del vapor saliendo a presión en la calle sabes que se trata de “El de los camotes”.

Si alguna vez entraste a alguna tienda y mamá te dijo: “Más te vale que no me pidas nada”.

Cuando eras el mayor del grupo y tenías que esperar al final en la cola de la piñata.

Cuando tu mamá te mandó por el cinto para chingar a tu hermano y te advertía: “Trailo’ o te chingo a ti también”.

Si te graduaste en español avanzado recitando “PARANGARICUTIRIMICUARO”

Cuando vas a unos quince o boda y lo primero que tu mamá / tía/ abuela hace es tomar la pieza central de adorno como recuerdo.

Si no necesitas una cuchara o un tenedor, todo lo que necesitas son tortillas.

Si tu mamá o abuela te sobaron con un huevo para curarte.

Si tu mamá colecciona los vasos de Mole Doña María para la alacena de la casa.

Si tu mamá forró la estufa de papel aluminio para mantenerla limpia.

Si asististe a una piñata en la que había más cerveza y tequila que jugos y pastel. Puntos extra si la hiciste de mesero cuando papá te decía: “Ándele mijo, traigale otra cerveza a su tío”.

37 Reacciones

Hacer comentario