Teoría afirma que la materia oscura extinguió a los dinosaurios

Una nueva teoría propuesta por una par de científicos afirma que los dinosaurios pudieron no haber sido diezmados por un meteorito solitario, como hemos creído en las últimas décadas.

planeta

Tan sólo un diminuto y delgado disco de materia oscura, que vaga de forma periódica por la galaxia, podría estar detrás de las gigantescas colisiones de meteoritos, incluida una que provocó la extinción en masa más sorprendentes en la historia del planeta Tierra: la de los dinosaurios. Y aunque pueda parecer una idea loca, el argumento anterior forma parte de una nueva hipótesis teórica que ha sido propuesta por un par de científicos de la universidad de Harvard.

El modelo se basa en una forma hipotética de materia oscura que fue descrita hace un año por los propios autores de la teoría (en conjunto con otros colaboradores), en un esfuerzo por conseguir develar otro asunto distinto que involucra al espacio. Y la existencia de este disco de materia oscura (que los investigadores apodaron “dark disk”) podrá ser comprobada dentro de poco tiempo en algunos observatorios astronómicos.

Mario Livio, un astrofísico del Space Telescope Science Institute en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, que no estuvo involucrando en ninguna etapa del proceso de investigación, considera que la integración de las dos especulaciones (y por tanto de las dos teorías diferentes) es “muy interesante”, aunque las evidencias que pudieran comprobarlas aún están vagamente lejos de ser convincentes.

El asunto es que alguien finalmente decidió tomar el toro por los cuernos con el fin de intentar responder a dos grandes incógnitas entre los físicos. La primera de ellas es recopilar alguna información más pertinente sobre la materia oscura y la segunda involucra la existencia de una periodicidad (o no) en la caída de meteoritos en la superficie de nuestro planeta.

 

¿Y el asunto del meteorito?

Para empezar, los meteoritos parecen caer de forma periódica sobre la superficie de la Tierra. Hace aproximadamente 30 años, algunos científicos sugirieron que este bombardeo espacial en dirección a nuestro planeta se intensifica (o disminuye) en intensidad de una forma periódica, lo que indica que hay una causa cósmica aun no entendida por el hombre.

Una explicación propuesta para este fenómeno es que el Sol posee algún tipo de estrella o satélite, que aún no ha sido detectado. Esta compañera discreta se movería bajo la influencia de la gran estrella amarilla, enviando de forma periódica algunos fragmentos de meteoritos al sistema solar.

disco oscuro

Según una publicación hecha en el sitio de una de las revistas científicas más importantes del mundo (la Scientific American), Reece y Lisa Randall, científicos teóricos de la Universidad de Harvard, plantearon una nueva posibilidad sobre el polémico asunto. Según lo propuesto por esta dupla, existen discos de materia oscura muy delgados próximos a las galaxias o inclusive vagando dentro, entre el conjunto de estrellas.

Y esa pequeña parte del controversial elemento sería capaz de generar atracción gravitacional suficiente para provocar una molestia llamada Nube de Oort (una nube teórica de asteroides gigantescos situada en los bordes de nuestra galaxia), provocando una lluvia de meteoritos sobre nuestro planeta con una frecuencia de aproximadamente 35 millones de años. Ese lapso también hace referencia al periodo que le toma al disco oscuro hacer la oscilación de nuestra galaxia, lo que generaría el fenómeno.

Ciertamente estos números son hipotéticos, pero buena parte de su obtención provienen de análisis que involucran registros y mediciones en los cráteres, en búsqueda de un patrón en los acontecimientos.

En fin, parece que la ciencia está avanzando de forma amplia en discusiones y propuestas que pueden revolucionar completamente los conceptos físicos actuales. Vamos a mantener los ojos bien abiertos y esperar a que esos 35 millones de años estén muy lejos todavía.

Fuente: Nature | Scientific American

5 Reacciones

Hacer comentario