Temporada de huracanes en el Atlántico 2020 rompe récords históricos

La tormenta Theta, formada el pasado 10 de noviembre, definió oficialmente a la temporada de huracanes en el Océano Atlántico de este 2020 como la más intensa de la historia. Hasta la fecha, la región contabiliza 29 ciclones suficientemente intensos como para recibir un nombre. Esta temporada superó a la de 2005, año en que se registraron 28 tempestades.

temporada de huracanes atlantico(1)

La temporada de huracanes en el Atlántico comprende a todos aquellos ciclones tropicales o subtropicales que se forman en el Océano Atlántico. Especialmente entre Europa y Norteamérica. Por lo general, inicia en el mes de junio y termina en noviembre, aunque las fechas varían de un año a otro. Por ejemplo, en 2020 la temporada arrancó a mediados de mayo y aún se mantiene activa.

El promedio histórico de tempestades lo suficientemente fuertes como para que los científicos otorguen un nombre es de 11. Y todas estas tormentas tienen potencial de evolucionar a huracanes capaces de tocar tierra firme. De las 28 tormentas registradas en 2005, siete se convirtieron en huracanes con un dantesco potencial destructivo. Seguramente recuerdas el desastre del huracán Katrina, que dejó alrededor de 2 mil muertos en los Estados Unidos.

2020: año récord de huracanes en el Atlántico.

Con la formación de la tormenta subtropical Theta, la Organización Meteorológica Mundial sumó un total de 29 tempestades con nombre. Y es posible que este número llegue a 30, pues una formación en el Caribe amenaza con evolucionar a tormenta. Los científicos sólo bautizan a las tempestades cuando sus vientos oscilan entre los 63 y 118 km/h. Por arriba de ese rango, ya se les considera huracanes.

Nombrando tormentas y huracanes.

¿No te has preguntado porqué las tormentas dejaron de recibir nombres de personas como Katrina, Paulina o Dorian? Se han registrado tantas tempestades en 2020, que la organización agotó la lista de nombres programada para este año. Esta lista suele incluir nombres de humanos, generalmente afines al idioma inglés.

inundaciones huracan katrina 2005
Inundaciones de huracán Katrina en Nueva Orleans, Estados Unidos.

La regla es que los nombres de huracanes no pueden repetirse hasta pasados seis años. Y los nombres de huracanes particularmente destructivos, como el Katrina, son excluidos permanentemente de esa lista. Esto se hace con el fin de preservar el registro de los eventos históricos y evitar confusiones. De hecho, tanto para el Pacifico como el Atlántico, ya existe una lista oficial de nombres hasta 2025.

Como 2020 incluyó un montón de tormentas no previstas, los expertos recurrieron a un plan alternativo. Nombraron a los huracanes guiándose por el orden del alfabeto griego, situación que no se había repetido desde 2005. Afortunadamente, muchas de esas tormentas limitaron sus recorridos a regiones marítimas, y el número de fatalidades no se disparó. La cifra oficial de este año es de 300 personas muertas como consecuencia directa de estos eventos meteorológicos.

Llovió sobre mojado.

Por otro lado, el daño a la infraestructura en tierra firme sí es considerable y alcanza los miles de millones de dólares. Una región de Luisiana, en Estados Unidos, concentra gran parte de las damnificaciones tras ser impactada por cinco tormentas este año, otro récord histórico.

huracan paulina

En México, Centroamérica y el Caribe estas tormentas también provocaron daños considerables. En Haití, 31 personas murieron tras el paso del huracán Laura y otros miles quedaron en total desamparo. Eta afectó la vida de millones de personas en Costa Rica, Guatemala, Honduras, Cuba y México. Dado que los huracanes suelen perjudicar a las comunidades más vulnerables, este año la situación es agravada por la emergencia sanitaria. Por si fuera poco, se prevé que la temporada termine a finales de noviembre y posiblemente se extienda hasta diciembre.

Los ciclones tropicales se forman en zonas cálidas del océano. Cuando el aire sobre estas aguas se calientas tiende a subir, originando una zona de baja presión que atrae fuertes vientos. Con el aumento de la temperatura global a consecuencia del cambio climático, los huracanes se hacen cada vez más destructivos. Sin embargo, no existe evidencia contundente de que el calentamiento global esté tras el aumento en el número de tormentas.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

Deja un comentario