Venganza en forma de tatuaje

El artista de tatuajes Ryan L. Fitzgerald se enteró que su novia en turno, Rozz Brovent, lo había traicionado con su mejor amigo. Como todo cornudo el enojo fue tal que el tipo decidió tomar venganza, pero de una forma muy original y divertida.

Le ofreció a su novia hacerle un tatuaje en la espalda, el motivo era una imagen de la película favorita de la chica, «Las Crónicas de Narnia», para hacerle las cosas un poco más fáciles el novio le ofreció unos tragos de vino barato que literalmente anestesiaron a la chica quien se quede dormida en el sillón de tatuajes.

Y como la venganza es un plato que se come frio y muy lento el tipo se tomo todo el tiempo del mundo, hoy enfrenta una demanda de la zorra por la cantidad de $100,000 dólares.

Continuar…Venganza en forma de tatuaje

Venganza sale mal

Si van a atacar el vehículo de un agresor asegúrense antes de hacer un reconocimiento. Un grupo de jóvenes intentan tomar venganza con un bate de béisbol sobre el automovil de un sujeto, para su mala suerte las cosas se vuelven en su contra cuando el sujeto acelera a fondo.

Conspiraciones #7: Operación Ira de Dios.

Secreto: la venganza por los asesinatos de Munich. Inicio: otoño de 1972. Fecha en la que fue desvelado: 1984. Momento clave: la liberación de los terroristas por Alemania. Protagonista: Golda Meir, que desató la persecución La terrible masacre de once deportistas israelíes durante los Juegos Olímpicos de Munich, en 1972, despertó actos de repulsión en …

Continuar…Conspiraciones #7: Operación Ira de Dios.

La Dalia Negra

Tras haber sorteado varios problemas en su niñez y juventud, como la desaparición de su madre cuando era muy pequeña o la muerte de sus prometidos en la adolescencia. Elizabeth Short se lanzó en busca del estrellato a Hollywood. Era una mujer bella de cuerpo escultural y unos ojos preciosos. Su cabello, así como la costumbre de usar siempre prendas negras, le valieron el seudónimo de “La Dalia Negra” (The Black Dahlia), tomado de una película famosa en aquel entonces titulada, La Dalia Azul.

Su incursión en Hollywood no fue nada triunfal, motivo por el cual Beth empezó a practicar la prostitución, se reunía con hombres y mujeres de igual manera, la madrugada del 9 de enero salió del Hotel Biltmore, donde se encontraba hospedada, con el pretexto de conocer a un caballero, esa fue la última vez que se le vio con vida.

Casi una semana después, el 15 de enero en el distrito de Crenshaw, una señora y su hija paseaban por las calles y encontraron lo que, en un principio, parecía un maniquí destrozado. En realidad se trataba del cadáver de Elizabeth Short, a quien le habían cortado por la cintura con un cuchillo de carnicero, además de cortarle los muslos, un pezón y abierto la boca de oreja a oreja.

Continuar…La Dalia Negra