Récords en el espacio

El espacio es uno de los lugares más maravillosos y sorprendentes para el ser humano, el enigma de su inmensidad y lo desconocido han hecho soñar a los humanos con poder explorarlos desde que se tienen registros históricos, lo cierto es que la era espacial tuvo un desarrollo tremendo a mediados del siglo XX, tan espectacular e impulsivo que algunas de esas proezas aun son récords vigentes.

El paseo lunar más largo.

Eugene Cernan en la luna
Eugene Cernan en la luna

En su segunda incursión por la superficie de la Luna durante la misión del Apollo 17 el 12 de diciembre de 1972, los astronautas estadounidenses Eugene Cernan y Harrison Schmitt permanecieron 7 horas y 37 minutos en el exterior de su módulo lunar, Challenger. Recorrieron 20.4 km mientras tomaban muestras geológicas de la región al sur y al oeste del lugar de aterrizaje en el valle Taurus-Littrow.

Leer MásRécords en el espacio

Conspiraciones #10: El «Apolo» soviético.

Secreto: la existencia de un programa soviético equivalente al Apolo estadounidense. Inicio: 1974. Fecha en la que fue desvelado: 1984. Momento clave: las muertes de Korolev y Gagarin . Protagonista: Serguéi Korolev , arquitecto del programa espacial. El viaje espacial de Yuri Gagarin, el primer cosmonauta, propició que John F. Kennedy anunciara en mayo de …

Leer MásConspiraciones #10: El «Apolo» soviético.

Los secretos de la KGB

En muchas ocasiones la información clasificada o reservada como secreto de Estado se vuelve del conocimiento público cuando alguno de sus depositarios se distancia del régimen. En la época de la Guerra Fría era frecuente que algunos funcionarios decidieran abandonar su difícil vida bajo los gobiernos comunistas para instalarse en Occidente. Una vez allí revelaban los secretos guardados por largos años. Uno de los casos más representativos de esta situación fue el de Vasili Nikitch Mitrokhin.

Desde la década de 1950 él había desarrollado tareas de inteligencia para el gobierno de la Unión Soviética. Al poco tiempo se integró a la KGB como archivista. La KGB (o Comité de Seguridad Estatal) era la entidad que controlaba el espionaje, la seguridad nacional y la policía secreta del régimen soviético, equivalente a la CIA y al FBI en Estados Unidos. Extendió sus operaciones por todo el bloque comunista y se mantuvo activa hasta poco después de la caída del gobierno (sus operaciones cesaron formalmente en 1991).

A pesar de su afiliación al gobierno, Mitrokhin afirmó después que, en su época como archivista, le desilusionó comprobar la ‘mano dura’ de éste. En especial fue muy significativo para él el discurso secreto pronunciado por Nikita Kruschev el 25 de febrero de 1956, en el Vigésimo Congreso del Partido Comunista: Sobre el culto a la personalidad y sus consecuencias. En éste se ponían al descubierto las atrocidades del régimen de José Stalin (1922-1953), como sus célebres purgas que hoy son calificadas de genocidio. Mitrokhin siguió en funciones y entre 1972 y 1984 supervisó el traslado de los archivos del Primer Directorio de la KGB (la zona de información de mayor confidencialidad) al nuevo edificio de ésta. Luego se supo que, aprovechando esta situación, obtuvo datos de cientos de documentos reservados. En su modesta oficina copiaba fragmentos en pequeños trozos de papel que ocultaba dentro de sus zapatos. Ya en su casa, los transcribía a máquina y los ocultaba.

Aunque el régimen socialista de la URSS se disolvió formalmente el 25 de diciembre de 1991, muchas de sus estructuras se mantuvieron y gran parte de los políticos involucrados en los secretos de Estado aún tenían poder e influencia. Mitrokhin estaba dispuesto a revelar el contenido de sus archivos secretos pero no podía hacerlo dentro del propio país. Huyó a Estonia llevando consigo parte de los documentos, y se refugió en la Embajada de Estados Unidos. Solicitó asilo político en ese país a cambio de entregar la información confidencial; sin embargo, tras entrevistarlo y revisar algunos de sus documentos, los agentes de la CIA concluyeron que podía tratarse de información falsa y no aceptaron su propuesta.

Leer MásLos secretos de la KGB