Tutankamón tenía una daga que vino del espacio

Tutankamón murió hace más de tres mil años y su tumba fue descubierta hace casi un siglo. Sin embargo, el misterioso faraón niño no deja de sorprender a propios y extraños. Esta ocasión, un grupo de científicos italianos y egipcios descubrió que la famosa daga del faraón, que había sido depositada sobre el muslo del muerto, vino del espacio sideral.

daga del emperador tutankamon

Leer Más

La maldición de Tutankamón

Las leyendas y mitos que rodean a las pirámides atraen a muchas personas y refuerzan el misterio que rodea a la antigua cultura egipcia. Este misterio se puso en marcha con la fiebre de las excavaciones y expediciones arqueológicas que tuvieron suceso en las ciudades del antiguo Egipto. En 1923, un grupo de investigadores acogió con satisfacción el descubrimiento de la tumba de un faraón, con más de 3000 años de existencia.

Tutankamon

Se trataba del legendario faraón Tutankamón, su momia fue hallada junto con artefactos de oro, vasija llenas de granos y una inscripción egipcia que prometía la muerte para todos aquellos que perturbaran el sueño del faraón. A pesar de su tono amenazante, este y otras advertencias fueron incapaces de poner remedio a la codicia de los saqueadores de tumbas que violaron el descanso de varias otras momias.

Leer Más

Las trompetas de Tutankamon

Trompetas Tutankamon

……Yahveh dijo a Josué: -Mira, yo pongo en tus manos a Jericó y a su rey. Vosotros, valientes guerreros, todos los hombres de guerra, reodearéis la ciudad, (dando una vuelta alrededor. Así harás durante seis días. Siete sacerdotes llevarán las siete trompetas de cuerno de carnero delante del arca. El séptimo día daréis la vuelta a la ciudad siete veces y los sacerdotes tocarán las trompetas). Cuando el cuerno de carnero suene (cuando oigáis la voz de la trompeta), todo el pueblo prorrumpirá en un gran clamoreo y el muro de la ciudad se vendrá abajo. Y el pueblo se lanzará al asalto cada uno por frente a sí……” (Libro de Josué 6-2, Toma de Jericó).

Este relato bíblico es a menudo puesto de ejemplo, por aquéllos que creen ver la posibilidad de la utilización de sofisticada tecnología en la antigüedad. Más concretamente en la utilización de un arma basada en determinadas frecuencias de sonido, capaces de tirar abajo, como es el caso, los muros de la antiquísima ciudad de Jérico, poseedora de unas impresionantes fortificaciones que se extendían a lo largo de toda la ciudad. Éstas tenían una superficie aproximada de tres hectáreas, que fueron sacadas en parte a la luz entre 1.907 y 1.909 por una expedición arqueológica germanoaustríaca, destacando principalmente una torre maciza de piedra que en la actualidad alcanza los nueve metros de altura y un diámetro muy similar, murallas de una envergadura de hasta siete metros y una anchura, en su parte superior, de 1,5 metros. En algunas zonas la muralla está compuesta de dos muros que discurren en paralelo distantes el uno del otro entre tres y cuatro metros. Delante del muro se encontraba un foso de casi tres metros de profundidad y ocho metros de ancho, tallado en la roca, lo que supone un gigantesco esfuerzo, si tenemos en cuenta las herramientas tan primitivas que, supuestamente, poseían los moradores de Jericó.

Como podemos ver un impresionante reducto defensivo para la época, de manera que sólo una intervención “divina” como nos relata la Biblia pudo facilitar los planes de Josué y el pueblo de Israel en su conquista a sangre y fuego de la “tierra prometida”. ¿Leyenda, mito, exceso de imaginación por parte de quienes propugnan la posibilidad de un “arma acústica”?.

Leer Más

Los diez descubrimientos históricos más sorprendentes

El ejercito de Terracota del Emperador Qin Shi Huang´s.

Este increíble descubrimiento se le atribuye a un agricultor llamado Yang del valle de Xi’an en China, quien descubrió los guerreros de terracota mientras buscaba agua en el año de 1947. Dice la leyenda que el emperador Qin Shi Huang´s mando construir estos guerreros para que lo cuidaran en el más allá. Se dice que fueron creados por al menos 700, 000 personas que trabajaron en ellos día y noche de manera forzosa y después fueron enterrados frente a la tumba de Qin Shi Huang´s, aunque dicha tumba aun no ha sido encontrada. Los guerreros son únicos uno a uno, tanto en sus rasgos como en sus armaduras.

Leer Más