Asalto a una tienda resulta en desastre

La vida de delincuente no debe ser fácil, a demás de enfrentarte a los policías debes de lidiar con dueños que están hartos de ser robados, este fue el caso de este desafortunado ladrón al que la ley de Murphy parece venirle como anillo al dedo.

Futuro pervertido

Este pequeño tiene la habilidad y destreza de un pervertido mayor. Hay que observar con que cuidado y determinación intenta ultrajar al maniquí. Solo esperemos que no termine como sacerdote y se mantenga en su fetiche con los maniquies.