¿Cómo inició la teoría de la Tierra Plana y qué postula?

¿Te has preguntado cómo surgió la idea de que la Tierra es plana? A diferencia de lo que muchos creen, desde hace más de dos mil años una buena cantidad de humanos está consciente da la forma esférica que posee el planeta que habitamos. Y no somos los únicos, pues tanto el maravilloso sistema de navegación de las abejas como su capacidad para comunicar direcciones a otros miembros de la especie se basan en este hecho. En la historia evolutiva, a los humanos les tomaría mucho más tiempo tener conciencia sobre la forma de nuestro planeta.

tierra vista desde la estacion espacial internacional

Leer Más¿Cómo inició la teoría de la Tierra Plana y qué postula?

La Orden Rosacruz

En esencia, la Orden Rosacruz es un grupo mítico y filosófico que se ha esparcido por diversos rincones del mundo cuyo objetivo es enseñar a sus miembros sobre los misterios del mundo y sobre los propios. De la misma forma que la Iglesia Católica cuenta con parroquias con diversos nombres y estilos, existen diversas órdenes y fraternidades rosacruces, que pueden diferir unas de otras en la forma y esencia de la enseñanza.

orden rosacruz
jaymasonart

Leer MásLa Orden Rosacruz

La Sociedad Secreta Vril

Fundada hace más de 100 años y mantenida en secreto hasta nuestros días, la Sociedad Vril es una de las sociedades de ocultismo más siniestras de la Historia. Según la leyenda, los miembros originales creían que podían vivir bajo tierra, o volar hasta las estrellas utilizando el poder de una misteriosa sustancia conocida como «Vril», estaban seguros de que algún día dominaría el mundo, y créanme, estuvieron muy cerca de lograrlo.

Misterio

Esta peculiar secta se encontraba al interior del Partido Nacional Socialista, mejor conocido como «Partido Nazi», y de la misma forma que muchas sociedades secretas, aún quedan reminiscencias hasta nuestros días. Las leyendas que involucran a las sociedades secretas son aterradoras, pero en ocasiones la realidad se sobrepone a la leyenda.

Leer MásLa Sociedad Secreta Vril

Los Nueve Desconocidos

La tradición de los Nueve Desconocidos se remonta a la época del emperador Ashoka, que gobernó la India desde el año 273 a.C. Fue el nieto de Chandragunta, el primer unificador de la India. Tan lleno de ambición como su antepasado, su tarea sería completar su legado. Así emprendió la conquista de Kalinga, que se extendía desde la actual Calcuta hasta Madras. Los «kalinganeses» resistirían la invasión y perderían a cien mil hombres en batalla. El espectáculo de tanta gente masacrada trastornó a Ashoka.

Los Nueve Desconocidos

Leer MásLos Nueve Desconocidos

Cabezas Decapitadas

monje demonio

Nadie hubiera supuesto que aquellos siete personajes sentados alrededor de la larga mesa de banquetes se pudieran considerar los seres más depravados del mundo. Porque todos ellos ofrecían un aspecto elegante, su físico mostraba algunas de las cualidades que merecen el calificativo de bellas y la seriedad de sus expresiones resultaba la adecuada en unos comensales que se disponían a protagonizar un encuentro escasamente festivo, aunque tenían delante sendas bandejas de plata, vacías, que no parecían estar esperando recibir unos manjares. Sólo fijándose en el opaco reflejo de las catorce pupilas se llegaba a intuir, vagamente, la cualidad excepcional de unos pensamientos en ebullición. Porque, a pesar de la quietud de sus cuerpos, la agitación tumultuosa de sus mentes casi generaba un sonido audible. La estancia se hallaba decorada con una sobriedad medieval, ocho siervos encapuchados esperaban en las dos enormes puertas cerradas, más allá de los lóbregos vitrales aguardaba la noche, y en lo alto de la bóveda del techo pendían un falo humano gigantesco en erección de cuatro metros de longitud, una vagina abierta no menos descomunal y la cornamenta del Rey de las Tinieblas dela Lujuria que, en el centro de las dos representaciones anteriores, las dominaba. La persona que presidía la mesa se llamaba Gerard Vintras, vestía un smoking, igual que los otros tres hombres que le estaban contemplando, y su camisa y su corbata eran de un rojo intenso, mucho más oscuro en esta segunda prenda con el fin de que destacase sobre las otras. Sus cabellos aparecían largos y lacios, su nariz grande, sus labios excesivamente delgados, la piel de sus manos ofrecía una tonalidad blanco azulada y su barbita y bigote se exhibían perfectamente recortados. Ocupaba una silla impresionante de madera gruesa y negra, cuyo alto respaldo sobrepasaba su cabeza para dejar al descubierto la talla del pentagrama del Símbolo de Bafomet, el diablo adorado por los templarios. Una cruel sonrisa alteró la horizontalidad de la línea de su boca, sus ojos parecieron saborear la expectación de los seis individuos que le estaban mirando y, al fin, comenzó a hablar:

Leer MásCabezas Decapitadas