Porqué sería lamentable una reforma energética

Hay una situación que aún no logró explicarme respecto a la asfixiante necesidad del gobierno mexicano por aplicar una reforma energética, y está situación viene de un enunciado muy sencillo, con una lógica bastante simple que dice lo siguiente: Tienes un árbol de naranjas ¿vendrías las naranjas para hacer jugo de naranja?

Peña Nieto
Foto: Cuartoscuro.

Los que sostienen la reforma energética dirían que no hay dinero para comprar un exprimidor, y que no pueden ahorrar porqué todo el dinero se lo gastan en «otras cosas más importantes», regresando de la analogía, una gran parte de ese dinero que gana PEMEX con su «árbol de naranjas» básicamente va al erario público, mismo dinero que sirve para aspectos tan insignificantes como la construcción de escuelas y hospitales, becas educativas, programas de apoyo social, «seguridad»… y un largo etc. ¿De cuánto hablamos?, pues aproximadamente del 33%. Y ahí está el problema, si esos 3 de cada 10 pesos provenientes de PEMEX que gasta el gobierno llegan a ir a los bolsillos de las empresas privadas, ¿Quién los va a poner? Pues es sencillo. TODOS NOSOTROS.

Es por eso que se habla del incremento al I.V.A o del gravamen a los alimentos y medicinas, de alguna forma se tiene que llenar ese hueco tan enorme en la cartera del gobierno. Y en realidad es por eso que una reforma energética con las características propuestas nos vendría a dar un gancho al hígado a la mayoría de los mexicanos. ¿Y entonces? En realidad hay varias formas de comprar un exprimidor para hacer el jugo, una de ellas es endeudándonos (como lo hacen muchos países en vías de desarrollo para impulsar su economía) y otras, la más facilita, es obligando a las grandes empresas a aportar lo que les corresponde en impuestos.

Es cierto, quizá baje el precio del gas y de la energía eléctrica, pero qué caso tiene tener gas barato y alimentos caros. Estoy convencido que aplicando alguno de los dos puntos anteriores y saneando el sindicato petrolero, se tendría un PEMEX de primer mundo sin tener que sacrificar a los mexicanos. Analizando todo esto uno se puede dar cuenta de que las justificaciones son bastante absurdas y que existe cierta malicia en este proceso.

A contribución dejo dos videos que me parecieron muy puntales y objetivos sobre el tema. Opiniones bienvenidas en los comentarios.

Leer MásPorqué sería lamentable una reforma energética

Petróleo mexicano: la otra droga de EUA

Robo de PEMEX

Empresa al fin y al cabo, aunque sea ilícita, el crimen organizado ha extendido sus redes a otras áreas antaño impensables. Se trata ahora de un sector estratégico: el de los hidrocarburos. No hablamos de gasolinas y otros derivados, sino del saqueo del “condensado” de gas natural, producto de alto valor y demanda que aquí es imposible refinar ilegalmente.

Desde hace años, se ha montado una compleja red en México y Estados Unidos mediante la cual se roban y contrabandean al norte millones de litros de ese producto petrolero. Así que Pemex presentó demandas contra más de 20 empresas estadounidenses, entre ellas la filial de Basf, que se nutrían con condensado robado por Los Zetas. Y aunque son números estimados, el daño económico de esa exportación ilegal se calcula en 3 mil millones de pesos. El saqueo podría ser mayor, pues es un problema creciente. Tanto que el propio Pemex acaba de alertar en un reporte oficial: “Los sistemas de ductos en el país están tomados, prácticamente, por bandas del crimen organizado asociadas a grupos fuertemente armados”.

El narco mexicano no sólo vive de drogas. Otra sustancia tan adictiva como la cocaína encandila a los cárteles y al mercado mundial: el petróleo y sus derivados.

Esto es bien sabido en los tramos más desolados de la frontera norte, donde el crimen organizado ha tomado por asalto al menos una parte de la riqueza del subsuelo nacional que pertenece a Petróleos Mexicanos (Pemex): los condensados de gas natural, hidrocarburos de alto valor y demanda en el mundo, en especial en Estados Unidos.

Leer MásPetróleo mexicano: la otra droga de EUA