Lizzie Halliday: la peor mujer de la Tierra

Eliza Margaret McNally, quien pasaría a la historia como “Lizzie Halliday”, nació en 1859 en Irlanda donde tuvo una infancia temprana completamente normal. Cuando aún era una niña, su familia emigró a los Estados Unidos y al cumplir veinte años de edad contrajo matrimonio. Sin embargo, como demostrarían los eventos posteriores, Lizzie no estaba hecha para la vida conyugal.

mujer asesina portada

Leer MásLizzie Halliday: la peor mujer de la Tierra

Madame Delphine LaLaurie – El monstruo de Louisiana

Muchas teorías y suposiciones rodean a la famosa Madame Delphine LaLaurie, una adinerada matrona y dama de sociedad que sembró el terror en la ciudad de Nueva Orleans durante mucho tiempo. Cuando un siniestro destruyó parte de su residencia en 1834, la población se asqueó cuando descubrió que en su residencia, LaLaurie solía torturar a sus esclavos. Forzada a escapar de la ciudad, no hubo dudas de su culpabilidad, y los relatos de sus prácticas se fueron tornando cada vez más grotescos y extraños al paso de las décadas. Incluso en nuestros días, la mansión LaLaurie se considera la casa más embrujada de la localidad.

Madame Delphine LaLaurie Historia (6)

Leer MásMadame Delphine LaLaurie – El monstruo de Louisiana

La historia de Las Poquianchis

Originarias de Jalisco, las hermanas Carmen, Delfina, María de Jesús y Luisa González Valenzuela fueron el producto de una familia disfuncional. Mientras su madre Bernardina, devota y abnegada practicante del rezo al rosario les infundió el culto a la religión católica, su padre Isidro ejercía el abuso de poder y la violencia amparado en un machismo, cuyo exceso derivaba de su adicción al alcohol.

Las Poquianchis

Isidro González laboraba como juez de acordada, el encargado de resguardar las calles durante la noche montado en caballo, razón por la que sentía ser una gran autoridad en el pueblo. Ese ambiente de autoritarismo y maltrato hizo que Carmen, la hija mayor, se fugara con Luis Caso, un hombre varios años mayor que ella. Ofendido en su honor, Isidro la buscó, tomó de los cabellos y en medio de regaños e injurias la encerró en una celda como escarmiento al comportamiento, que consideró indecente.

Unas horas más tardes del incidente una orden del presidente municipal llevo a Isidro y a dos de sus agentes a buscar a Felix Ornelas, un rijoso ranchero e intimidador, que se jactaba de pisotear las leyes. En el intento por detenerlo, Isidro le propinó un balazo a traición que le costó la vida. Durante un año Isidro se mantuvo prófugo ocultándose en varias rancherías de Jalisco. Sin embargo, olvidó el encierro en el que había dejado a su hija, quien catorce meses después obtuvo su libertad, cuando un obeso abarrotero se apiado de ella y la sacó de la cárcel con la promesa de casarse.

Leer MásLa historia de Las Poquianchis