Las 25 muertes más insólitas del siglo XXI

La muerte es una situación difícil de entender para una gran parte de nosotros que queremos vivir para siempre y que nos resignamos a la idea de que si algún día llega el momento de retirarnos de este plano existencial, que al menos sea lo más tarde y natural posible. Pero hay ocasiones en que le muerte se comporta de forma muy poco común. Dale un vistazo a las 25 muertes más insólitas del siglo XXI.

1. (2001) Bernd- J’rgen Brandes, de Alemania, fue apuñalado varias veces de forma voluntaria y luego comido de forma parcial por Armin Meiwes (que más tarde fue llamado el Caníbal de Rotenburg).

muertes insolitas (7)

Brandes había contestado a un anuncio a Internet de Meiwes que buscaba a alguien para este fin. Brandes declaró explícitamente en su testamento que deseaba ser asesinado y comido. Esto inspiró la canción de Rammstein «Mein Teil» y el episodio de IT Crowd “Moss and the German”.

2. (2001) Michael Colombini, un niño estadounidense de 6 años de edad residente de Croton en Hudson, Nueva York, fue golpeado y asesinado, no tendría mucho de raro sino fuera porque el hecho ocurrió en el Westchester Regional Medical Center, por un tanque metálico de oxígeno de 6.5 libras cuando estaba al interior de una máquina de resonancia magnética (MRI), mientras era sometido a una prueba.

Continuar…Las 25 muertes más insólitas del siglo XXI

Raras formas de morir

La muerte tiene tantas formas de sorprendernos que existen incontables formas de morir. Desde el cariño por una determinada prenda de vestir hasta un simple jugo de zanahoria pueden causar la muerte, lee estas 15 formas raras de morir y sorprendete.

Muerto de risa.

Raras formas de morir (10)

Sabemos que la risa es una remedio infalible para el estrés y la tensión, mejora la habilidad del cuerpo para hacer frente y evitar enfermedades, e incluso puede ayudar a proteger tu corazón. Lo que probablemente no sabíamos es que un timo llamado Ole Bentzen se murió de la risa (literalmente) mientras veía una película de crímenes y comedia titulada «A Fish Called Wanda». Se estima que su corazón latía entre 250 y 500 veces por minuto, antes de sucumbir ante un paro cardíaco.

Continuar…Raras formas de morir