5 descubrimientos sobre la muerte que te sorprenderán

Como alguna vez puntualizó Benjamin Franklin: además de la muerte y los impuestos, nada en este mundo está asegurado. Para una cantidad muy exclusiva de personas el tema de los impuestos resulta apasionante, pero la muerte – incluso cuando se bromea sobre ella – afecta profundamente y en toda una variedad de formas. Es por esto que investigadores de diferentes áreas abordan el tema desde sus perspectivas particulares.

muerte star wars

Leer Más5 descubrimientos sobre la muerte que te sorprenderán

El punto G no existe, según expertos

escéptico

El Punto G de la mujer, al igual que el elixir de la juventud, el anillo único, los buffets de «coma todo lo que pueda» y las baratijas de 3 pesos son las cosas más buscadas por la humanidad desde hace siglos. Y ahora, el úrologo Amichai Kilchevsky añade una pizca de escepticismo al mito del Punto G.

Basados en una revisión de 96 estudios publicados, un equipo de investigación israelíe y estadounidense llegaron a una conclusión.

Leer MásEl punto G no existe, según expertos

Los perros del rancho

perro

En el rancho llamado La Valentina vivía una familia formada por el señor Miguel, su esposa, sus hijas María, de dieciocho años, y Juana, de doce. El hijo mayor había estudiado medicina veterinaria en la ciudad de México y al concluir sus estudios regresó a vivir con sus padres para hacerse cargo del ganado.

Algunos trabajadores dormían cerca de las caballerizas. La ordeña comenzaba a las tres de la mañana y en el rancho había movimiento desde la madrugada.

Ocasionalmente trabajaban en el rancho los sobrinos del señor, quien más que darles trabajo, los aceptaba por que eran hijos de su hermano mayor, a quien nunca le había sonreído la fortuna, seguramente porque le gustaba apostar y bebía demasiado, lo que sus hijos habían aprendido desde muy pequeños.

A veces llegaban a trabajar borrachos y habían llegado al extremo de pelear casi a muerte entre ellos. Más de una vez dispararon a los trabajadores y en sus múltiples enfrentamientos varias veces salieron lastimados seriamente. El mayor, que era el más agresivo, cojeaba de una pierna y estaba siempre de mal humor. Don Miguel y su familia no los querían mucho, pero se sentían comprometidos a ayudarlos, pues nadie, conociéndolos, aceptaba emplearlos.

Las cosas empeoraron con la llegada de Vicente, el hijo mayor, al que sus primos, desde pequeño, le habían tenido mucha envidia. El joven, de carácter tranquilo, ignoraba sus comentarios sarcásticos y sus burlas, y jamás cedía a sus provocaciones.

En el rancho había tres perros, dos de raza pastor alemán, de más de once años de edad, y otro que algún día llegó de la calle. Así, la vida transcurría en aparente tranquilidad.

Leer MásLos perros del rancho