Super soldados: Jack Churchill

 Jack Churchill, "Mad Jack"

Jack Churchill fue un comandante aliado en la Segunda Guerra Mundial, y un ávido fanático del surf, el capitán Jack Malcolm Thorpe Fleming Churchill también conocido como «Fighting Jack Churchill» alias «Mad Jack» era básicamente el «sanababich» más loco de toda la guerra.

Se ofreció voluntariamente para el servicio de comandos, en realidad no sabia lo que implicaba, pero sabia que sonaba peligroso, y por lo tanto, divertido. Él es mejor conocido por su frase «cualquier oficial que entra en acción sin su espada no está bien vestido«, por cierto, esa era su arma favorita, estamos hablando de una espada en la Segunda Guerra Mundial. Jack llevaba consigo una espada claymore, me imagino que bendecida por Chuck Norris porque se le atribuye la captura de un total de 42 alemanes y una escuadra de morteros en el medio de la noche, usando solo su espada.

Leer MásSuper soldados: Jack Churchill

Super soldados: Yogendra Singh Yadav

Yogendra Singh Yadav fue miembro de un batallón de granaderos en India durante un conflicto con Pakistán en 1999. Su misión era subir la «colina del Tigre» y neutralizar los tres bunkers enemigos en la parte superior. Desafortunadamente, esto significa subir una acantilado escarpado de treinta metros de hielo sólido. Ya que el grupo no quería subir de uno en uno con piolets, decidieron enviar a un hombre que sujetara la cuerda a las rocas por su paso y así los demás podrían subir de una forma más rápida (y marica). Yadav se ofreció voluntariamente para tal ejercicio.

Yogendra Singh Yadav

A mitad de camino sobre el acantilado de hielo, los enemigos apostados en un monte adyacente abrieron fuego disparando con un RPG, y luego rociadolos de balas con un rifle de asalto. La mitad del escuadrón murió, entre ellos el comandante, y el resto se dispersó de forma desorganizada. Yadav, a pesar de ser herido tres veces, seguía subiendo.

Leer MásSuper soldados: Yogendra Singh Yadav

Kaibiles entrenados en «El Infierno».

Los kaibiles, las “máquinas de matar” del Ejército guatemalteco -una mezcla de “rangers” estadunidenses, gurkas británicos y comandos peruanos-, son entrenados en “El Infierno”, una Escuela Militar del norte de Guatemala.

Al “Infierno”, un Centro de Adiestramiento y Operaciones Especiales kaibil ubicado en la región de Poptún, a 415 kilómetros al norte de la capital de Guatemala, sólo se ingresa por invitación del Ejército y allí estuvo hace unos años este corresponsal de Notimex.

Los miembros de esa fuerza de élite son sometidos durante ocho semanas en ese centro a un entrenamiento de sobrevivencia en condiciones extremas y ellos siempre tienen presente el lema: “kaibil, si avanzo, sígueme; si me detengo, aprémiame. Si retrocedo, mátame!”

El tableteo de las ametralladoras, una densa columna de polvo y humo y jóvenes kaibiles carapintadas con el fusil M-16 al pecho y la bayoneta calada, reciben al visitante en una zona sembrada de minas y plantas de “pica-pica”, que causan un escozor interminable.

Los estridentes cañonazos y el olor a pólvora ahuyentan a las aves, que vuelan despavoridas, mientras los hombres con traje de “fatiga” se desplazan pecho a tierra por entre el espeso follaje selvático, la tierra y el lodo.

Se trata de una demostración de la destreza que estos soldados -indígenas en su mayoría- han adquirido como resultado de un procedimiento desgastante y de privaciones que los ha convertido en implacables soldados de fortaleza inaudita.

Estos hombres cuya arma fundamental es la sorpresa, saben resistir y han sido instruidos como “máquinas de matar” que reaccionan ante “fuerzas o doctrinas extrañas que atenten contra la Patria”, según fuentes militares consultadas por Notimex.

Leer MásKaibiles entrenados en «El Infierno».