El peor castigo

Magdalena tenía tan solo cinco años cuando la asesinaron. Una tragedia brutal. Incrustaron unas tijeras de jardinería a través de su ojo. ¡Qué forma tan terrible de morir! Dicen que fragmentos de su cerebro terminaron en el césped. Y que cuando las plantas florecen, si te sientas y escuchas con atención, puedes escuchar sus pensamientos emanando de las flores. Un eco de la muerte, o algo de ese estilo.

flores(2)

Leer MásEl peor castigo

El esqueleto robótico para interrogatorios de Adelaide Shelby

El sospechoso está sentado frente a una mesa al interior de una pequeña habitación tenuemente iluminada. Aunque está con la cabeza gacha, su lenguaje corporal hace suponer una expresión helada en su rostro. Al poco tiempo ingresa el “policía bueno” y el “policía malo” para iniciar el interrogatorio. Es una escena clásica de cualquier drama criminal.

dibujo de una mujer(1)

Leer MásEl esqueleto robótico para interrogatorios de Adelaide Shelby

Palomitas de maíz

Todos sabíamos que Eliza Witherell no estaba bien de la cabeza. El primer día de clases llevó a la escuela un maldito pájaro muerto. Cuando el maestro le pidió una explicación, se puso de pie, extendió el brazo y arrancó la cabeza al animal en frente de todos.

muñeco aterrador mirada loca(2)

Leer MásPalomitas de maíz

Cerdícola

Le llamaban cerdícola a causa de una hendidura en la barbilla semejante a una trompa. Y una enfermedad pulmonar crónica que convirtió su ronca voz en una mezcla de chillidos y gruñidos no ayudaba mucho. Parecía un cerdo y, obviamente, el apodo no se lo pusieron de cariño.

cerdicola(1)

Leer MásCerdícola