La deuda

Cuentan por ahí que si una persona muere trágicamente y en su corazón existía rencor, ese lugar queda marcado por la sed de venganza, por las ansias de querer cobrarse una deuda.

En el siglo XVIII ocurrieron muchos sucesos de este tipo que marcaron las principales calles de la ciudad. Éste es el caso de lo que hoy conocemos como la calle de Santa María, en donde en aquella época se ubicaba una taberna muy famosa, porque justamente en ese sitio se reunían los maleantes más temidos de entonces.

bruja aterradora

Se cree que la verdadera razón por la cual la taberna se volvió famosa, fue por el temor que tenían las autoridades de entrar, pues según dicen, ahí apuñalaban a cualquier representante de la ley que quisiera poner orden.

Pedro era el hampón más conocido por todos; además de ser certero con su espada, siempre llevaba la cartera llena de oro, por lo que muy a menudo pagaba la cuenta de cuanto maleante estuviera en la taberna. Cierta noche Pedro invitó a unos cuantos a que siguieran bebiendo en su casa; quienes recibieron la invitación fueron con gusto.

Leer MásLa deuda

El difunto ahorcado

Este raro acontecimiento su cedió un día domingo 7 de marzo del año de gracia de nuestro Señor de 1649. Los habitantes de la ciudad de México vivieron ese día algo verdaderamente raro en toda la historia de la ciudad. La sorpresa se dio entre la gente que caminaba por la calle donde se encontraba ubicado el Palacio del Arzobispado. Presenciaron un acontecimiento que si bien es cierto era común para la época, también es cierto que no era común por las circunstancias ni por el día en que acontecía.

Leer MásEl difunto ahorcado