La leyenda de El Coco

El Coco es una figura ficticia y mundialmente conocida, es una de las formas más tradicionales utilizadas por los adultos para inducir el miedo en un niño, con el fin de asociar a este monstruo ficticio a la obediencia del menor en relación con la orden o el consejo de un adulto.

El Coco

Desde la época de las Cruzadas, la imagen de un ser abominable ya era utilizada para generar miedo en los niños. Los musulmanes proyectaban esta figura en el rey Ricardo Corazón de León, afirmando que si los niños no se comportaban como se esperaba, serían llevados como esclavos por melekric (El Coco)

Continuar…La leyenda de El Coco

Optografía: la última imagen antes de morir

La optografía no es un termino muy famoso, de hecho suele utilizarse de forma más corriente en el ámbito paranormal que en el científico. La creencia de que las victimas de asesinato recuerdan o almacenan la ultima imagen de sus vidas, y por consecuencia, la imagen de su asesino no está basada puramente en la imaginación, ahora es una «ciencia» conocida como optografía, y a ultimas fechas, dicen, ha presentado nuevas evidencias relativamente confiables.

ojo humano

La idea de que en el ojo de una persona muerta existe una «imagen congelada y perpetua» de su ultimo momento de vida se originó en el siglo XIX, en el año 1963 para ser más precisos, cuando el fotógrafo inglés M. Warner hizo una foto de un ojo de un becerro unas horas después de que fue muerto en el matadero. En el análisis de la imagen capturada le pareció ver en la retina del ojo un claro reflejo del suelo de concreto – la ultima cosa que el pobre ternero vio antes de morir.

Continuar…Optografía: la última imagen antes de morir

Leyenda urbana Candle Cove

Candle Cove

Un creepypasta que lleva un buen tiempo circulando en la red pero que no pierde la esencia de terror y asombro que caracteriza a toda buena historia. Todo empieza con una recopilación de mensajes de un message board (foro) dónde se ven a los usuarios rememorando un antiguo programa infantil.

Skyshale033 Subject: Candle Cove, show infantil local?

Alguien recuerda este programa infantil? Se llamaba Candle Cove, y tenía 6 o 7 años cuando salía. No he podido encontrar ninguna referencia sobre este programa, pero creo que salía en los canales nacionales por ahí de 1971 o 1972. Vivía en Iroton en ese entonces. No me acuerdo del canal, pero me acuerdo que salía por ahí de las 16:00.

mike_painter65 Subject: Re: Candle Cove, show infantil local?

Me parece muy familiar… crecí en las afueras de Ashland y tenía 9 años en el 72. Candel cove… era de piratas? Me acuerdo de una marioneta pirata en la entrada de una cueva, hablando con una niñita.

Skyshale033 Subject: Re: Candle Cove, show infantil local?

SI! De pelos, no estoy loca! Me acuerdo del pirata Percy. Me daba como que miedo. Lucia como que estaba construido de partes de otros muñecos, como de muy bajo presupuesto. Su cabeza era una muñeca bebe de porcelana, que se veía muy antigua y no combinaba con el cuerpo. No me acuerdo del canal! No creo que fuera en WTSF.

Jaren_2005 Subject: Re: Candle Cove, show infantil local??

Siento revivir este viejo tema, pero se exactamente de qué programa hablas, Skyshale. Creo que Candel Cove salió solo por un par de meses en el 71, no en el 72. Tenía 12, y lo vi algunas veces con mi hermano. Era en el canal 58. Mi mama me dejaba ponerlo después de las noticias. Deja me ver lo que me acuerdo:

Continuar…Leyenda urbana Candle Cove

Películas malditas

Existe un numeroso grupo de películas catalogadas como “malditas”, aquellas en las que se dan una serie de circunstancias que propician hechos terribles que marcan para siempre lo que debería ser un tiempo de ocio, a saber: fallecimientos inesperados, asesinatos, largas y penosas enfermedades, sustos, accidentes…

A continuación se resumen un grupo reducido de ellas, sólo las que concentran un mayor número de sucesos tristes y/o terribles, pero hay muchas más.

POLTERGEIST.

Peliculas malditas (8)

Tal vez la más conocida por todos dentro de esta categoría maldita. Está en conocimiento de muchos que la pequeña y adorable Carol Anne (si, la que debía ir hacia la luz), interpretada por Heather Michele O’Rourk falleció a los 12 años de edad, durante el rodaje de la tercera entrega por los padecimientos de una larga enfermedad de nacimiento que, casualmente, es muy común: la enfermedad de Crohn. Ésta le produjo una gravísima oclusión intestinal que le provocó un paro cardíaco y un shock séptico. Por otro lado, tenemos a la hermana mayor de Carol Anne, Danna (interpretada por Dominique Dunne), que también falleció, pero esta vez no por enfermedad sino asesinada por su ex novio, un joven con problemas psicológicos que no superó que le abandonara y decidió estrangularla cuando ésta contaba con sólo 22 añitos de edad.

También el actor Will Sampson, que interpretaba al chamán de la segunda entrega, falleció durante un transplante de corazón y riñón a causa de un agresivo y rápido cáncer que desarrollo durante el rodaje. Y por último, el maléfico sacerdote Kane, interpretado por Julian Beck, que falleció también al finalizar el rodaje de la segunda entrega por cáncer. Como curiosidad, diré que en la segunda entrega se utilizaron esqueletos reales en algunas escenas, lo que puede aclarar que alguien en el más allá estuviese un poquito enojado y propiciara los fatales desenlaces. El caso es que la productora decidió realizar un exorcismo del set de rodaje antes de la tercera entrega.

Continuar…Películas malditas

El anticuario

El anticuario

Don Ramón era un señor de edad avanzada que hasta hace algún tiempo vendía muebles antiguos en el barrio de La Lagunilla. Conseguía sus muebles en pueblitos y reparaba algunas piezas para venderlas; también reparaba muebles para los dueños originales. Entre semana trabajaba en su taller de la ciudad de México y los sábados y domingos vendía en su puesto.

En cierta ocasión llegó una ancianita y le dijo que tenía algunas antigüedades que quería le restauraran. Don Ramón aceptó visitarla para hacer un presupuesto y días después se presentó en una antigua casa en la colonia Roma. Valúo los muebles de la señora e hizo un presupuesto para lo que debía repararse. La señora dijo que no podía pagar esa cantidad, pero que en la parte alta de la casa tenía un ropero muy valioso con el cual podría cubrir el precio de sus servicios. Al anticuario no le agradó la idea de trabajar sin recibir dinero, pero sintió pena por la mujer y accedió a ver el valioso mueble. Don Ramón quedó muy sorprendido. Era un ropero de estilo barroco, de dos metros de alto, con adornos en hoja de oro y manijas de oro. Al frente tenía dos puertas adornadas con dos grandes lunas de buena calidad. El ropero se hallaba en buen estado y no tendría que hacerle grandes arreglos. Realizaría un buen negocio, o almenos eso creyó don Ramón. Durante el resto de la semana diariamente trabajó en la casa de la viejita. Le urgía terminar el trabajo para llevarse el ropero y venderlo el domingo siguiente.

Me platicó don Ramón que cada vez que iba a la vieja casa comenzaba con una picazón en todo el cuerpo, sentía mucho frío y percibía un olor como de ropa vieja, de humedad. No le dio importancia a esos detalles; se los explicaba como una posible alergia a los gatos que, suponía, habitaban en la casa de la señora, pues aunque nunca los había visto, sí los había escuchado maullar. Terminó el trabajo un jueves y al día siguiente llegó con su camionetita de carga para llevarse el mueble. La señora lo esperaba.

Continuar…El anticuario