Leyenda del usurero del Baratillo

Trata de un hombre que vivió en tiempos de la Revolución de 1910. Dos o tres veces al día, cuando el hambre lo acosaba, bajaba la escalera de su casa y se abría el pesado zaguán, hermético por el resto del día.

El baratillo, Guanajuato

Rápidamente cambiaba unos centavos por atole y tamales o bien por nopales y tortillas, según la hora, y sin cruzar palabra con nadie, volvía otra vez a su encierro. La gran puerta de madera dejaba oír el crujido de sus goznes herrumbrosos, para continuar irremediablemente cerrada.

Era el "usurero del Baratillo", como dio en llamarle la gente del pueblo. Hombre enjuto, de mirada extraviada, blanco, estatura regular, bigote y piocha que dejaban ver evidentemente un rostro sin afeitarse. Vestía pantalón negro y camisa que se suponía blanca en otros tiempos.

Leer MásLeyenda del usurero del Baratillo

El fantasma de la dama de gris

Las construcciones más antiguas del país esconden leyendas dignas de tomarse en cuenta; tal es el caso de la del Túnel, que ha sido escenario de fenómenos sobrenaturales desde hace más de tres siglos.

El fantasma de la dama de gris

Aquel viejo túnel se construyó con la finalidad de unir a la hacienda principal del pueblo de San Andrés con la iglesia. Dicha hacienda pertenecía a unos españoles muy adinerados, quienes previendo alguna revuelta trataban de protegerse y proteger su patrimonio, ya que en aquella época se había iniciado la guerra de independencia y temían ser despojados ya fuera por las fuerzas armadas u otro grupo rebelde.

Leer MásEl fantasma de la dama de gris