Así se vería “La Sirenita” si hubiera evolucionado en las profundidades del océano

La princesa Ariel de Disney vive bajo el océano en la sociedad monárquica de la Atlántida. Ariel es la séptima hija de la familia reinante y, viendo muy lejanas las posibilidades de convertirse en reina algún día, Ariel se enamora del príncipe terrestre Eric.

la sirenita

Continuar…Así se vería “La Sirenita” si hubiera evolucionado en las profundidades del océano

Villanos de Disney embellecidos

Villanos Disney belleza (19)
Cruella de Vil original VS su versión bella

Nunca se han preguntado, ¿porqué los villanos de Disney tienen que ser tan feos? Más allá de los estereotipos de los finales felices y las parejas perfectas, una constante en la mayoría de las historias de Disney es que los villanos sean los más feos del cuento, físicamente hablando. Las siguientes imágenes presentan una solución a la pregunta planteada con anterioridad, re-dibujando por completo a estos malvados personajes y llenándolos de una belleza casi perfecta.

Continuar…Villanos de Disney embellecidos

Sexo en el país de nunca jamás

No se trata de inocentes historias sin sentido, sino de valiosas herramientas que ayudan a construir la personalidad. Los cuentos de hadas son piezas clave en el desarrollo infantil de la sexualidad.

alice in wonderland
Sexo en el país de nunca jamás

Si uno pone atención, no resulta complicado encontrar alusiones al sexo, veladas o directas, en los relatos fantásticos para niños. De hecho, las primeras versiones de Caperucita Roja, entre ellas la de Charles Perrault (1697), incluyen una escena en la que el lobo invita a Caperucita a meterse con él en la cama de la abuela; ella se desnuda poco a poco preguntándole qué hacer con cada prenda que se quita («Arrójala al fuego porque ya no la necesitarás», contesta el canino seductor) y, luego de este streaptease, acepta la invitación. Una vez en la cama los dos, desnudos, inicia el famoso diálogo de «Qué brazos tan grandes tienes, lobito»… «Son para abrazarte mejor»… En los siglos posteriores, autores como los hermanos Grimm y Hans Christian Andersen se encargarían de depurar los contenidos de los cuentos con el ilustrado fin de proteger las susceptibilidades de los infantes.

Continuar…Sexo en el país de nunca jamás