Arte en campos de arroz.

Gran ola en Kanagawa
Gran ola en Kanagawa

Situados en el sur de Japón, alrededor de 8000 residentes de Inakadate unen esfuerzos para crear imágenes artísticas gigantes en los cultivos de arroz, cuidadosamente plantan diferentes variedades de arroz para formar las figuras que a veces se extienden por varios campos de cultivo.

Desde 1993 los habitante se comprometieron a confeccionar diferentes imágenes cada año. A diferencia de los «crop circles» de Gran Bretaña las imágenes en los campos de arroz de Inakadate tienen que estar bien planificados desde el principio hasta la ultima plantación de arroz. Estas singulares obras de arte son sólo visibles desde el aire y permanecen hasta septiembre, tiempo de la cosecha de arroz.

Continuar…Arte en campos de arroz.

Issei Sagawa un Hannibal Lecter en Japon.

9861

Issei Sagawa erá un estudiante japonés inteligente, obsesionado con las mujeres altas de rasgos occidentales. De baja estatura, mide 1.50 metros. Tiene manos y pies pequeños, cojea al caminar e incluso su voz es de mujer. Ha mencionado en algunas entrevistas que es el tipo de hombre que la mayoría de mujeres no encontraría atractivo. Conocedor de su falta de atractivo físico y de su extrema timidez, estaba obsesionado con tener a su lado a «la mujer perfecta». Su fantasía se hizo realidad mientras estudiaba literatura inglesa en la Universidad de Wako en Tokio, ahí se relacionó con una mujer que daba clases de idiomas.

Un día de verano se metió a través de la ventana a su apartamento e intentó matarla. Para su deleite, ella estaba dormida y tenía ropa pequeña que cubría algo de su cuerpo. Buscó algo para apuñalarla o golpearla y descubrió un paraguas. Sin embargo, antes de que pudiera hacer algo, la mujer despertó y al descubrirlo gritó desesperada provocando la huida del intruso.

Su victima se llamada Renee Hartevelt.
Su victima se llamada Renee Hartevelt.

Issei no olvida esta experiencia, había sido muy fácil estar cerca de una mujer atractiva y si era más cuidadoso con el ataque, podría hacer realidad su fantasía. Empezó a investigar y vigilar a sus potenciales víctimas para planear sus ataques y que no pudieran escapar.

Su fantasía se vuelve a hacer realidad cuando viaja a París y encuentra a la mujer que nunca ha podido sacar de su mente. Su piel blanca, la forma carnosa de sus nalgas y sus bonitos senos le habían provocado pérdida de la razón. Empezó a conquistarla. Issei creía que el amor que sentía por las mujeres que le gustaban lo podía demostrar comiéndoselas.

Continuar…Issei Sagawa un Hannibal Lecter en Japon.