¿Lo sabía…? (Part. III)

Mucha gente piensa que en caso de extremo peligro, los alacranes se suicidan auto inyectándose su propio veneno. Esto es imposible, ya que son totalmente inmunes a su propia ponzoña y a la de los otros de su misma especie.

Se dice que en la Isla Tortuga, al norte de Haití, el pirata Francois L’olonnais, «El Olonés«, escondió su tesoro en estas cuevas: 45 barriles llenos de monedas de oro y 35 cofres con joyas preciosas. Hoy es un sitio turístico y la gente busca el tesoro sin poder hallarlo.

Uno de los mayores organismos vivos son las colonias de hongos Armillaria, que pueden abarcar varias hectáreas de bosques canadienses y tener más de 50O millones de hongos. En las noches emiten una leve luz fosforescente.

Según la mitología griega, en el Estadio de Afrodita los dioses Hermes y Afrodita cohabitaron y de esa unión nació Hermafrodita, un hijo que tenía ambos sexos en su cuerpo.

En Nuevo México un centro comercial compró un terreno pero no pudo adquirir la propiedad de un tal Smith, y como no pudo desaloja legalmente, lo aisló completamente. Smith ganó un juicio y la empresa le hizo un puente hacia tierra firme.

En las playas europeas, estadounidenses y niponas los alumnos de las escuelas toman clases de qué hacer en caso de un Tsunami. Suena la alarma y se dirigen en orden a los refugios o los lugares altos. Esto lo hicieron en el pasado tsunami de Japón.

Leer Más¿Lo sabía…? (Part. III)

Los mitos de la menstruación

Desde una perspectiva etnográfica, en la historia de la humanidad la sangre menstrual se reconoce como un veneno, una impureza capaz de aniquilar. Por años, incluso, la ciencia formal habló de la menotoxina, la sustancia tóxica existente en la sangre y secreciones vaginales durante la menstruación. Aún aparece en ciertos diccionarios médicos.

Leer MásLos mitos de la menstruación