Myasnoy Bor: misteriosa zona anómala de la Segunda Guerra Mundial

¿Alguna vez escuchaste sobre Myasnoy Bor? Este valle pantanoso, ubicado a unos 30 kilómetros de Novgorod, es una de las zonas vinculadas a la Segunda Guerra Mundial con más anomalías en todo el mundo. En este sitio murieron numerosos combatientes del 2° Ejército Soviético de Guardias, varias divisiones alemanas de la Wehrmacht, de la División Azul de España y otras tropas durante la ofensiva soviética en Lyuban en 1942.

region pantanosa(1)

Leer MásMyasnoy Bor: misteriosa zona anómala de la Segunda Guerra Mundial

Ejecución por lluvia dorada de los pastunes

Morir ahogado con la orina de otra persona es, sin lugar a dudas, una de las formas más extrañas de abandonar este mundo y de los peores métodos de ejecución. Sí, los humanos han desarrollado formas crueles e inusuales de matar o lastimar a otros, a menudo por razones arbitrarias. Y esa oscura creatividad florece excepcionalmente en época de guerra. Por eso, no es de extrañar que en un ambiente bélico observemos las ejecuciones más extrañas y crueles de la historia.

ejecucion por lluvia dorada

Leer MásEjecución por lluvia dorada de los pastunes

Hwacha: legendario lanzacohetes de Corea

La hwacha es un testimonio de que el equipo y armas destinados a uso militar han evolucionado de forma espectacular en los últimos siglos. En la Corea del siglo XV, los militares desarrollaron un híbrido entre lanzacohetes múltiple y ribadoquín denominado hwacha (o hwach’a). Mientras en el lanzacohetes tenían disponibles hasta doscientas flechas impulsadas por fuego, los cañones del ribadoquín almacenaban docenas de flechas con punta de hierro listas para disparar.

Hwacha (2)(1)

Leer MásHwacha: legendario lanzacohetes de Corea

El escuadrón femenino que seducía y mataba nazis

En mayo de 1940, la bota nazi finalmente pisaba territorio de Países Bajos. En esa época, Jannetje Johanna “Hannie” Schaft, Truus y Freddie Oversteegen tenían 19, 16, y 14 años respectivamente. Trijn, madre y tutora de las hermanas Oversteegen, se separó de su esposo varios años antes. Freddie mencionó que “un día se hartó: vivíamos en un gran barco en Haarlem, pero papá nunca hizo dinero y no pagó nada por esa barcaza. Sin embargo, no fue un divorcio en malos términos. Desde la proa del barco entonó una canción francesa de despedida cuando lo dejamos. Nos amaba, pero no lo vimos tan seguido después de aquello”.

“Hannie” Schaft, Truus y Freddie Oversteegen
Hannie Schaft, Truus y Freddie Oversteegen.

Leer MásEl escuadrón femenino que seducía y mataba nazis