La bestia de Gévaudan.

Parecería que este monstruo pertenece a la mitología griega —como la medusa o pegaso— pero se sabe de él gracias a los casos registrados en la población de Gévaudan, en Francia, entre los años 1764 y 1767. Así es, solamente tres años duró la ola de terror que implantó este misterioso y hasta hoy desconocido animal.

De acuerdo a los relatos de la época, la Bestia de Gévaudan, pudo tratarse de un lobo gigante; de hecho, la posible existencia de este monstruo alimentó la leyenda de los hombres lobo. Se le adjudican alrededor de 130 muertes, y sus víctimas generalmente eran campesinos. Llamó la atención que el animal en lugar de acabar con el ganado, prefiriera cazar a los humanos.

Evidentemente este animal era de grandes dimensiones, del tamaño de un caballo; por eso es de extrañarse que se tratara de un lobo común y corriente o de algún perro. Por eso es importante para la criptozoología averiguar qué tipo de animal era.

De los ataques más impactantes destaca el Jeane Boullet, una jovencita de apenas 14 años de edad que fue brutalmente despedazada por este monstruo el 30 de junio de 1764. Todas las víctimas de la bestia de Gévaudan eran halladas partidas a la mitad, decapitadas, o bien, desmembradas. Todos estos crímenes se le atribuían a ese monstruo porque nunca antes, en años, se habían presentado casos como los narrados.

Leer MásLa bestia de Gévaudan.