Las cejas más raras

cejas más raras (1)

Ser linda o bonita es algo con lo que se nace. Hay algunos casos en los que se puede hacer alguna diferencia, pero por lo general es imposible de lograr. A menos, claro, que decidas ponerte creativa con tus cejas. En ese caso, si eres tan creativa como un caballo (y disculpas a todos los caballos creativos), entonces algo como esto de repente se vuelve totalmente posible. Prepárate para un viaje a través de las cejas más raras que jamás verás.

Leer MásLas cejas más raras

Adolescente come sólo fideos desde hace 11 años

Georgi Readman, una adolescente de 18 años residente de la Isla de Wight, Inglaterra, sobrevive comiendo apenas fideos baratos, porque tiene miedo de comer otros alimentos. La joven estudiante de peluquería come unos 30 kilómetros de fideos al año.

Georgi Readman adicta fideos (2)

Georgi Readman se volvió adicta a los fideos cuando tenía sólo cinco años, después de ver a su hermano mayor comiéndolos, pero se convirtieron en su única fuente de nutrición después de sufrir un grave caso de envenenamiento por comida cuando ya tenía ocho años. A partir de entonces, desarrolló un miedo extremo hacia las frutas y verduras y pasó a consumir solamente fideos, sólo de vez en cuando diversifica su dieta agregando pequeños trozos de papa y pollo. Cada vez que va de compras, la madre de Georgi compra un carro lleno de fideos con sabor pollo de una marca en particular porque es el único que está segura de que su hija va a comer.

Leer MásAdolescente come sólo fideos desde hace 11 años

Solo pasa en Nueva York

Solo pasa en Nueva York (1)

Como dijera la canción Pedro Navajas de Ruben Blades: «…8 millones de historias tiene la ciudad de Nueva York…» (actualmente 8.4 millones para ser más exactos) y es que la ciudad más famosa del mundo no se podía quedar atras: aquí puedes encontrar desde tiernas mascotas siendo paseadas por sus dueños hasta anuncios de venta de armas como si fueran artículos de primerísima necesidad, así como gente extraña en el metro y en las calles. Solo en Nueva York

Colaboración: Jacinto.

Leer MásSolo pasa en Nueva York

Las aventuras del trapo.

¡El Trapo!, ¡El Trapo!, ¡El Trapo!, ¡El Trapo!, ¡El Trapo!. ¿Ya no vas al medico?, te gusta ir al medico? respuesta: comete un pan. cometelo, cometelo, cometelo.