Anatoly Moskvin, el Señor de las Muñecas

Solemos asociar a las muñecas con los pequeños, especialmente con las niñas. Es un hecho que estos juguetes además de entretener, ayudan a que las niñas aprendan ciertos comportamientos, en una especie de “entrenamiento” para su vida adulta. También tenemos a aquellos que creen que las muñecas pueden servir como objetos de brujería. Los practicantes del vudú suelen usarlas para clavar agujas con la esperanza de que la víctima del hechizo sufra terribles dolores e incluso enfermedades incurables. Y para otras personas, quizá las más extrañas, las muñecas funcionan como un fetiche en un comportamiento asociado con la parafilia.

muneca terror

Continuar…Anatoly Moskvin, el Señor de las Muñecas

Obras de arte hechas por enfermos de esquizofrenia

La esquizofrenia es uno de los trastornos mentales más fuertes y complejos que se conozcan. Los síntomas de la enfermedad pueden abarcar aspectos tan sencillos como el comportamiento social anormal, la confusión mental y tan fuertes y graves como escuchar voces, responder de una forma emocional anormal y ser incapaz de distinguir entre lo real e irreal.

eaquizofreniar8

Continuar…Obras de arte hechas por enfermos de esquizofrenia

Ilusión óptica para diagnosticar esquizofrenia

La ilusión de la máscara hueca explora una de las propiedades más conocidas de nuestro cerebro: complementar aquello que no ve en función de lo que está acostumbrado a ver. Tratamos el tema a profundidad en la entrada El Punto Ciego, por si te apetece darle un vistazo.

ilusión de la máscara hueca

La ilusión que nos atiende hoy consiste, básicamente, en una máscara pintada con un rostro humano en su lado convexo (el que sobresale) y otro por su lado cóncavo (el interior). Cuando visualizamos la imagen, y aunque sabemos de antemano dónde reside el truco, es imposible evitar que la parte hueca de la máscara nos parezca una cara que sobresale. Es un truco muy potente, dale un vistazo al video para que lo entiendas en la práctica.

Continuar…Ilusión óptica para diagnosticar esquizofrenia

Creepypasta: La foto que ríe

Cuando yo tenía ocho años, mi padre fue diagnosticado con esquizofrenia. Pase diez años sin saber lo que era una buena noche de sueño. Él solía tener ataques de pánico todas las noches, y emitía gritos verdaderamente terribles. Teníamos que mudarnos frecuentemente pues ningún vecino nos soportaba. Y mi madre jamás quiso dejarlo al cuidado de otra persona. De la forma que fuera, ella lo amaba.

hombre sonriente

Mi padre nunca dio señales de algún problema mental. Por lo menos no hasta aquel accidente en la fábrica. Él trabajaba en una enorme fábrica encargada de crear piezas específicas para camiones. Eso, por supuesto, en una época donde no había robots que hicieran todo por ti. Un pequeño descuido, y listo. Mi padre quedó invalido de por vida.

Continuar…Creepypasta: La foto que ríe

Los tres Cristos de Ypsilanti

Los tres Cristos de Ypsilanti y los experimentos del Dr. Milton Rokeach nos llevan a conocer un interesante caso de salud mental que condujo los limites de la ética a niveles extremos. Bajo el pretexto de una búsqueda para curar la esquizofrenia, tres hombres mentalmente perturbados fueron sometidos a situaciones que hoy se considerarían una crueldad.

 tres Cristos

En alguna fecha del transcurso de la década de 1940, un encuentro improbable sucedió en un centro psiquiátrico en Maryland, Estados Unidos. Dos mujeres, cada una de las cuales había sido internada por autoproclamarse como la Virgen María, se enfrascaron en una conversación. Habían estado hablando durante varios minutos cuando la mujer mayor se presentó como «María, la madre de Dios.»

Continuar…Los tres Cristos de Ypsilanti