Conspiraciones #8: Echelon.

Las potencias organizaron en los años cincuenta del siglo XX poderosas redes de espionaje. Utilizando satélites y otros métodos, interceptaban las comunicaciones del enemigo para conocer sus planes. Cinco países –Australia, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido– llegaron a un acuerdo para crear una red conjunta que pudiese utilizarse para controlar a la Unión Soviética.

Leer MásConspiraciones #8: Echelon.

Conspiraciones #7: Operación Ira de Dios.

La terrible masacre de once deportistas israelíes durante los Juegos Olímpicos de Munich, en 1972, despertó actos de repulsión en todo el mundo. Pero, aunque se efectuaron detenciones, el Gobierno de Israel prefirió organizar un programa secreto de búsqueda y asesinato de las personas que habían tenido relación con lo sucedido.

Leer MásConspiraciones #7: Operación Ira de Dios.

Conspiraciones #2: KH-11.

Larga es la tradición de las potencias en el campo del reconocimiento militar desde el espacio. Sucesivas series de vehículos han enviado fotografías de instalaciones enemigas, misiles y equipos. Al principio la recuperación de las imágenes se realizaba mediante cápsulas, pero a principios de los años setenta del siglo pasado los militares encargaron construir un satélite supersecreto que las enviara directamente por radio. Su aspecto era parecido al del actual telescopio Hubble, pero, en vez de enfocar hacia las estrellas, lo hacía a la Tierra.

Leer MásConspiraciones #2: KH-11.

Los secretos de la KGB

En muchas ocasiones la información clasificada o reservada como secreto de Estado se vuelve del conocimiento público cuando alguno de sus depositarios se distancia del régimen. En la época de la Guerra Fría era frecuente que algunos funcionarios decidieran abandonar su difícil vida bajo los gobiernos comunistas para instalarse en Occidente. Una vez allí revelaban los secretos guardados por largos años. Uno de los casos más representativos de esta situación fue el de Vasili Nikitch Mitrokhin.

secretos de la kgb(1)(1)

Leer MásLos secretos de la KGB