Nucleon, el automóvil atómico de Ford

Durante la década de 1950, gran parte del mundo se estremecía de forma anticipada con las perspectivas interesantes que ofrecía la energía nuclear. La energía atómica se comprometió a generar electricidad de forma limpia y segura, «demasiado barata para medirla».  Parecía no haber ningún problema energético demasiado pequeño o demasiado grande al que el poderoso átomo no pudiera hacerle frente durante la gloriosa y moderna Era Atómica.

 Ford Nucleon

Fue durante esta luna de miel entre la humanidad y la energía nuclear – en 1957 – que la Ford Motor Company dio a conocer el proyecto más ambicioso de su historia: un concepto de automóvil que tenía un aspecto futurista y elegante, sin emisión de vapores nocivos, y que ofrecía un increíble rendimiento de combustible, mucho más allá de los coches más eficientes jamás construidos hasta nuestros días. Este automóvil del futuro fue llamado Ford Nucleon, mote que se le otorgó debido a su característica de diseño tan singular… un reactor de fisión atómica diminuto instalado en la cajuela.

Continuar…Nucleon, el automóvil atómico de Ford