Catalepsia y casos de personas enterradas vivas

La catalepsia es un estado en el que el cuerpo se encuentra completamente rígido y carente de movimientos musculares, una de las características de este padecimiento es que la persona permanece consciente todo el tiempo. Hay dos tipos de catalepsia diagnosticadas, la patológica y la astral.

enterrado vivo

La patológica se produce en ciertas enfermedades del sistema nervioso, debilidad mental, histeria e intoxicación. Puede ser vista como un síntoma de algún trastorno del sistema nervioso, o incluso de la epilepsia. Este tipo de catalepsia puede presentarse dentro del tratamiento de la esquizofrenia, o durante la anestesia.

Ahora, la catalepsia astral es popularmente conocida como parálisis del sueño o “subida del muerto”. Es una condición en la cual una persona, a punto de dormir o cuando simplemente se despierta, se da cuenta que no puede moverse, hablar o gritar. Esto puede durar unos pocos segundos o varios minutos.

Leer MásCatalepsia y casos de personas enterradas vivas

18 métodos de tortura aterradores

En la edad media buscaban de todas las formas posibles reducir los indices del crimen. En lugar de castigar a los criminales encerrándolos durante algún tiempo en una celda, como se hace en la actualidad, utilizaban distintos dispositivos y métodos de tortura. Estos artefactos se produjeron de todas formas y tamaños, estaban ideados para disuadir a los otros criminales de no seguir cometiendo crímenes. Algunos de estos métodos son tan extraños que parecen sacados de la mente de un psicópata.

métodos de tortura portada

Leer Más18 métodos de tortura aterradores

Enterrados vivos y salvados por la campana

enterrado vivo

George Washington, el primer Presidente de los Estados Unidos, murió el 14 de diciembre de 1799. Fue enterrado cuatro días más tarde en su casa de la plantación en Virginia, Mount Vernon. Si bien hay quienes (si estuvieran vivos para reclamar) se opondrían ante tal retraso, a Washington probablemente no le importaba. Sí, el retraso era en su mayoría para que el antepasado americano recientemente fallecido pudiera ser correctamente atendido. Sin embargo, según la leyenda, la petición de Washington en su lecho de muerte fue que lo enterraran no antes de dos días después de que fuera declarado muerto. ¿Por qué? Porque al parecer, George Washington temía ser enterrado vivo.

Estos temores, por desgracia, no carecían de fundamento. En el siglo XIII, de un filósofo / teólogo muy respetado, Juan Duns Scoto, se rumoreaba que había sido enterrado vivo, según cuenta la historia, su cuerpo fue encontrado al lado de su ataúd, los brazos y las manos ensangrentadas en un intento de abrirse camino hacia el exterior. (La historia es probablemente un mito.) Un libro sobre el tema (titulado «Buried Alive«) cuenta la historia de un carnicero londinense llamado Lawrence Cawthorn, quien, en la década de 1660, cayó enfermo y fue «enterrado precipitadamente» por su «malvado patrón.» Cuando los dolientes visitaron su tumba, escucharon un grito ahogado que provenía del ataúd y […] encontraron arañazos frenéticos en las paredes del ataúd. Para cuando Cawthorn fue desenterrado, estaba muerto. Y de acuerdo con otro libro sobre el tema («The Corpse: A History«) en 1905, el empresario británico William Tebb, cargaba sobre sus hombros más de 300 casos de entierros de personas vivas y «casi» accidentes.

Leer MásEnterrados vivos y salvados por la campana

Miguel Hernández: enterrado vivo

Una víctima de un ataque al corazón, fue pronunciado muerto por los doctores de «urgencias» y fue enterrado dos días después por su afligida familia… ¡pero Miguel Hernández aún estaba vivo! Por 72 horribles horas, el hombre de 52 años, empleado de una gasolinera de Ciudad Juárez, estuvo despierto apresado en su tumba a dos metros de profundidad, hasta que una providencial inundación súbita del río, causó un desliz de lodo, barrió su ataúd y decenas de otros más del cementerio, y los lanzo junto a una carretera.

muerto_en_vida

Leer MásMiguel Hernández: enterrado vivo